www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONSENSOS DEL 78

Aznar y González elogian a la Constitución como fuente de convivencia

Aznar y González elogian a la Constitución como fuente de convivencia
Ampliar
jueves 20 de septiembre de 2018, 22:20h
Ambos han pedido lealtad y califican como imposible llegar a consensos hoy.

Los expresidentes del Gobierno Felipe González y José María Aznar han coincidido este jueves en que la Constitución se puede reformar siempre y cuando se garantice la lealtad, respeto a las normas y objetivo claros con visión de futuro. Así, el referente socialista ha afirmado ser "favorable" a una reforma de "cabo a rabo" de la Carta Magna, pero ha subrayado su "temor" a que, en el contexto presente, el nivel del debate es "demasiado a ras del suelo" y cortoplacista como para enfrentar una reforma que debe tener altura de miras y "mirar el horizonte".

En este sentido, el referente del Partido Popular ha querido distinguirse mostrando una postura más cauta con respecto a estr trascendental asunto. Ha explicado, con cautela, que cualquier reforma tiene "muchísimos más riesgos que ventajas". Asimismo, ha advertido de que la "exigencia" de lealtad es fundamental para abordar cualquier proceso que en ningún caso "comprende romper las reglas del juego, inventárselas o dar un golpe de Estado".

Ambos han realizado estas reflexiones durante el encuentro con motivo de los 40 años de la Constitución que han organizado El País y la Cadena Ser. En ese evento, Felipe González y Aznar han debatido sobre su vigencia -la de la Carta Magna-, la conveniencia o no de reformarla y si este es el momento idílico para afrontar un reto de tal magnitud. Y los dos dirigentes históricos han alineado sus posturas al interpretar que viven con preocupación por el secesionismo.

El nacionalismo catalán causa escepticismo al hablar de reformar la Constitución


El reto soberanista encabezado por Quim Torra apesadumbra a los expresidente, pues lo consideran como el principal retrato del contexto actual que atraviesa el país que ellos dejaron. Felipe González ha argumentado, a propósito, que está preocupado por "la fractura interna de Cataluña en la que una parte no se siente representada y la otra parte no lo quiere ver". Eso sí, ha manifestado que los políticos independentistas están "mas de cerca de perder la autonomía que de ganar la independencia".

"Tenemos un problema grave de deslealtad constitucional y estatutaria", ha diagnostica el socialista y José María Aznar ha remarcado que las "reglas, normas y leyes se respetan, lo contrario es la ley de la selva". "Los sentimientos no son generadores de derechos, no les da derecho a dar un golpe de Estado", ha rematado el expresidente del PP, al tiempo que su homólogo en el PSOE ha reiterado que es capital resolver el asunto catalán antes de plantearse cualquier reforma constitucional.

Ha replicado González, quien ha revelado "no tener ningún temor" de cambios y revisiones "del primer al último artículo de la Constitución". Lo que ha dejado claro es que en su planteamiento los mecanismos de reforma de la Constitución exigen "consensos para reformarla" y ha dudado de que en el momento actual "eso sea posible". En la Carta Magna "cabe todo y es flexible pero no es de plastilina ni de piedra granítica".

Reivindicación del régimen del 78 como fuente de estabilidad democrática


Por último, los expresidentes que más respaldo han aglutinado desde el 78 han abordado el asunto del cambio social que ha desembocado en que una multitud de los grupos parlametarios actuales reclamen una reforma constitucional con el fin de adaptarla a los tiempos. En este sentido, Aznar no ha escondido su sorpresa al pensar que "un país con una historia de éxito quiera poner en peligro los pilares fundamentales su éxito".

"Hay que hacer una reflexión estratégica de futuro", ha aseverado el representante del Partido Popular, que también ha dudado que en estos momentos esté en el modus operandi de los diputados el pensamiento de profundidad que excluya el cortoplacismo. Y ha reclamado como "activa" a la Constitución, afeando a los políticos de la actualidad que no consideren que "los problemas actuales no son por problemas constitucionales, sino por acción política".

En opinión de Aznar, los desafíos secesionistas, de la crisis económica, el flujo migratorio o el 'brexit' "nada tiene que ver con las Constitución". "El régimen del 78, con sus imperfecciones, ha sido lo mejor que podía pasar a la historia de España", ha defendido antes de que Felipe Gonzalez concluyea que se se siente "muy orgulloso" de pertenecer al régimen del 78 que se desarrolló en unas "circunstancias extraordinarias y de gran complejidad". Los dos ven imposible que en el actual Congreso se de la voluntad de consenso que germinó en la Transición.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.