www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRISIS SECESIONISTA

Puigdemont bloquea el Parlament al no querer ceder su voto

El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, y el de JxCat, Eduard Pujol.
Ampliar
El portavoz de ERC, Sergi Sabrià, y el de JxCat, Eduard Pujol. (Foto: Efe)
jueves 04 de octubre de 2018, 13:18h
El acuerdo al límite entre JxCat y ERC no ha disipado las dudas jurídicas.

De nada ha servido que las formaciones independentistas de JxCat y ERC se hayan disculpado públicamente en una rueda de prensa por el nuevo choque que han protagonizado este jueves en el Parlamento catalán. La negativa del expresident Carles Puigdemont a ceder su voto ha provocado que los dos partidos no llegaran a un acuerdo durante gran parte del día y que al final, una vez conseguido el pacto, las dudas jurídicas hayan obligado a suspender el pleno de debate previsto para este jueves.

Así, el presidente del Parlament ha decidido aplazar el pleno, que ya llevaba más de ocho horas de retraso, ante el bloqueo político fruto de las dudas jurídicas en torno al voto delegado de los diputados de JxCat y ERC suspendidos por el Tribunal Supremo. Roger Torrent está consultando a los grupos parlamentarios la nueva fecha para la tercera y última jornada del Debate de Política General, en la que se tienen que votar las propuestas de resolución y que probablemente se aplazará hasta el martes de la semana próxima por la tarde.

El pleno debía haberse iniciado a las 12:00 horas, pero el choque de criterios entre JxCat y ERC ha obligado a ir retrasando la hora de inicio. A primera hora de la tarde, los grupos independentistas anunciaban un acuerdo para desencallar la situación, pero los letrados han expresado sus reticencias y el debate en el seno de la Mesa ha vuelto a eternizarse.
Este viernes volverá a reunirse la Mesa para analizar las peticiones de reconsideración de PSC y Ciudadanos a la validación del acuerdo JxCat-ERC, que tampoco ven claro los comunes.

Como ya es habitual, los letrados del Parlament no han avalado el acuerdo alcanzado entre Junts per Catalunya y ERC sobre los cuatro diputados suspendidos de la formación liderada por Carles Puigdemont porque, a su entender, "no subsana los errores" sobre los que ya habían alertado esta mañana.

Antes, el presidente del grupo de ERC, Sergi Sabrià, y el portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, explicaban el acuerdo político alcanzado tras una reunión al máximo nivel en el despacho de Torra en el Parlament. El pacto co
nsiste en que JxCat registre cuatro documentos, uno por cada uno de sus diputados suspendidos por el Tribunal Supremo (Carles Puigdemont, Jordi Turull, Josep Rull y Jordi Sànchez), en los que ellos verifiquen que es válido el escrito registrado por la mañana por el portavoz del grupo, Albert Batet, señalando que seguiría asumiendo la delegación de sus votos.

Sabrià ha subrayado que, en este Debate de Política General, ERC y JxCat comparten un ejecutivo que recientemente ha presentado un plan de gobierno "concreto y ambicioso", por lo que tienen "oportunidades para trabajar y para tener estabilidad". Pero también ha apuntado que como consecuencia del contexto de "anormalidad absoluta" que vive el Parlament, no ha podido garantizar "que los efectos de la judicialización de la política puedan provocar más conflictos".

Estabilidad garantizada

Por su parte, Pujol ha señalado que "la estabilidad del Govern está garantizada" porque las dos fuerzas tienen voluntad de "esforzarse para superar la situación de excepcionalidad" derivada de la "judicialización" del proceso soberanista.

En cualquier caso, esa larga reunión ha vuelto a poner de manifiesto las diferencias cada vez más palpables entre las dos principales formaciones del bloque independentista, que ya quedaron patentes tras el ultimátum de Torra al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La tensión entre JxCat y ERC ha ido en aumento en los últimos días, hasta el punto de que fuentes soberanistas no descartan que esta crisis pueda tener consecuencias definitivas para la estabilidad del Govern.

Uno de los puntos incluidos en este acuerdo político prevé que la Mesa valide el escrito de Batet, mientras que en otro de sus puntos se contempla que los cuatro diputados de JxCat envíen un documento individual en el que suscriban el ya presentado por el portavoz de su grupo.

Previamente, los letrados del Parlament habían avisado a JxCat de que el escrito de Batet no era suficiente, sino que sus cuatro diputados suspendidos debían entrar un escrito firmado por cada uno de ellos en el que designasen explícitamente a un sustituto o, de lo contrario, sus votos no se podrían contabilizar en el plenario.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.