www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESPACIO

La nave Soyuz aterriza por un fallo en el motor poco después de despegar

jueves 11 de octubre de 2018, 16:58h
La NASA ya ha abierto una investigación exhaustiva sobre el incidente, al que han sobrevivido los dos astronautas que viajaban en la nave gracias a una salvadora eyección.

La nave Soyuz MS-10, que despegó este jueves con el cosmonauta Alexéi Ovchinin y el astronauta de la NASA Nick Hague a bordo, ha tenido que regresar y aterrizar en Kazajistán, desde donde ha despegado, por un fallo en el motor, informan las agencias rusas.

Los astronautas -Vladímir Titov y Guennadi Strekalov, que ya han sido sacados de la cápsula que aterrizó en medio de la estepa kazaja, han sido trasladados al hospital para someterlos a los pertinentes exámenes médicos.

El lanzamiento de la Soyuz MS-10 estaba programado para este jueves en el marco de la misión 57 y 58 de la Estación Espacial Internacional. Al parecer, el cápsula en la que se encontraban los dos tripulantes fue eyectada de manera automática por el sistema de seguridad, lo que garantizó que su vida no corriera peligro.

Estaba previsto que la nave diera cuatro vueltas a la Tierra para terminar acoplándose a la EEI. Para Hague era la primera misión espacial, mientras que para Ovchinin es el segundo vuelo después del que hizo en 2016, donde permaneció 172 días.

La tarea encomendada a Hague y Ovchinin era continuar investigando en materia de Biología, Biotecnología, Ciencia de la Física y Ciencia de la Tierra, así como acometer una caminata espacial el 15 de noviembre.

Milagrosa eyección

El sistema de eyección de la nave espacial rusa Soyuz, que permitió hoy salvar la vida de sus tripulantes, funcionó hoy por segunda vez en su historia, después de que se activara con éxito en 1983, en tiempos de la URSS. Según informaron hoy las autoridades rusas, la cápsula de la Soyuz MS-10 con sus dos astronautas a bordo -el ruso Alexéi Ovchinin y el estadounidense Nick Hague- se separó del resto del cohete "123 segundos después" del lanzamiento.

Debido a que el sistema de salvamento en caso de avería (SAS, por sus siglas en ruso) funcionó a su debido momento, la cápsula aterrizó exitosamente en la estepa kazaja y los astronautas se encuentran sanos y salvos. Algo similar tuvo lugar el 26 de septiembre de 1983, cuando fue lanzada la Soyuz T-10a con destino a la estación espacial Saliut 7. En ese caso, el fallo tuvo lugar durante la cuenta atrás para el despegue, maniobra en la que el cohete portador explotó en la misma plataforma de lanzamiento.

Por suerte para sus dos tripulantes la cápsula fue eyectada varios segundos antes de que tuviera lugar la explosión. La cápsula aterrizó a cuatro kilómetros del cosmódromo, lo que a la postre salvó la vida de sus tripulantes.

Investigación exhaustiva

La NASA ha anunciado en un comunicado que abrirá una investigación "exhaustiva" del incidente. "La seguridad de la tripulación es la máxima prioridad para la NASA. Se llevará a cabo una investigación exhaustiva sobre la causa del incidente", señaló en un comunicado la agencia espacial estadounidense poco después del suceso. La Agencia norteamericana detalló además en esa nota que el administrador de la agencia, Jim Bridenstine, y su equipo "están evaluando la situación cuidadosamente".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.