www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NOVELA

Mick Herron: Caballos lentos

domingo 14 de octubre de 2018, 18:53h
Mick Herron: Caballos lentos

Traduccion de Enrique de Hériz. Salamandra. Barcelona, 2018. 384 páginas. 19 €. Libro electrónico: 12,99 €.

Por Jorge Pato García

Trabajar para un servicio secreto implica muchas renuncias. Renunciar a una vida familiar normal, renunciar a los amigos, en definitiva, dejar de lado todo aquello que hace que seamos seres sociables. A esto se añade la falta de reconocimiento, ya que es implícito a las cuestiones de ser un espía, el que nunca vaya a haber un premio o recompensa pública por una hazaña o una misión bien desempeñada.

Pero en el caso de esta novela del británico Mick Herron, nos vamos encontrar con lo que hay en la trastienda de los servicios de espionaje ¿qué ocurre cuando un agente secreto falla? Aquí descubriremos cómo el servicio secreto de Reino Unido envía a estos agentes que han cometido errores a un lugar que se llama Casa de la Ciénaga, una especie de centro para aquellos que tienen que expiar algún tipo de culpa por sus errores en el servicio. Concretamente a estos agentes se los conoce como “caballos lentos”.

La novela se inicia con la caída en desgracia, y por lo tanto su conversión en un “caballo lento”, de un agente que comete una equivocación en la identificación de un pasajero sospechoso del metro de Londres. Este fallo de seguridad respecto a un terrorista islámico del cual tenía la descripción, hará que lleve a término su acto de terrorismo.

De esta manera, River Cartwright pasa convertirse en un caballo lento y aterriza en la Casa de la Ciénaga. Y allí, además de enterarse de la nueva vida de este grupo de proscritos, tendrá la oportunidad de salir de aquel purgatorio al empezar a desmadejar la trama oculta detrás del secuestro de un joven periodista. Pero el centro de esta novela es Jackson Lamb, un singular protagonista que es quien comanda al grupo de los caballos lentos, como una suerte de tuerto en el país de los ciegos.

Quizás con las obras de Mick Herron, la novela de espías tenga un nuevo despertar y redescubrimos este género que hace incompatible la lectura con indiferencia. Por el contrario, resulta adictiva con su ritmo increíble como si de una película se tratara. Una oportunidad de dejarnos atrapar por esta novela que es la primera de una exitosa serie protagonizada por Jackson Lamb.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios