www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRISIS DIPLOMÁTICA

Exteriores retira su estatus al delegado de Flandes en España

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Senado.
Ampliar
El ministro de Exteriores, Josep Borrell, durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Senado. (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL
martes 16 de octubre de 2018, 20:21h
Por las "inaceptables declaraciones" del presidente de su Parlamento.

El Ejecutivo ha decidido retirar el estatus diplomático al delegado del gobierno de Flandes en España, André Hebbelinck, en protesta por las declaraciones "inaceptables e impropias de un país amigo y aliado" del presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans, sobre Cataluña.

En su reunión, que ha durado media hora, el ministro Josep Borrell ha reiterado al embajador belga el "malestar" del Ejecutivo por las declaraciones del presidente del Parlamento flamenco, que ha considerado "inaceptables e impropias de un país amigo y aliado" y "contrarias al espíritu de fraternidad entre pueblos que comparten un proyecto común en el marco de la Unión Europea".

Por ello, y de acuerdo con el artículo 9 del Convenio de Viena de Relaciones Diplomáticas de 18 de abril de 1961, "España deja de considerar al consejero y delegado del Gobierno de Flandes, André Hebbelinck, como agente diplomático de la Embajada del Reino de Bélgica, retirándosele los correspondientes privilegios e inmunidades".

Por medio de una nota, el Ministerio ha detallado que, como cualquier ciudadano de la UE, Hebbelinck "puede, si lo desea, seguir prestando servicios, como personal de la misión, pero sin estatus diplomático". Además, Borrell ha señalado que el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación "no acreditará en lo sucesivo como personal diplomático de la Embajada del Reino de Bélgica a ninguna persona que desempeñe la función de delegado o representante de la región de Flandes en España".

El dirigente del partido separatista de la Nueva Alianza Flamenca (N-VA) consideró "inadmisible" que los líderes independentistas catalanes sigan en prisión al sostener que "encerrar a políticos es un acto de violencia". Reiteró además que el Gobierno español es "incapaz de cumplir las condiciones para formar parte de una Europa democrática".

La anterior ocasión en la que Exteriores convocó al embajador belga fue el pasado 2 de octubre por las declaraciones "inaceptables" para un país "amigo y aliado" como España por parte de Peumans sobre el proceso independentista catalán.

En aquella ocasión, fue el secretario de Estado para la UE, Luis Marco Aguiriano, el que recibió al diplomático belga, que ya fue convocado el 20 de septiembre en protesta por la carta que el presidente del Parlamento flamenco envió a la expresidenta del Parlament catalán Carme Forcadell.

Después de la primera queja diplomática, Peumans se reafirmó en el mensaje dirigido a Forcadell en el que cuestionaba la democracia española y rechazó retirar "ni una sola palabra" de esa carta. "Mantener a los políticos detenidos durante meses es un acto incluso más insidioso, una prueba de que el Gobierno central en España no es capaz de cumplir las condiciones para ser parte de una democracia moderna en la Unión Europea", decía la misiva de Peumans.

La primera vez que se convocó al embajador belga fue la directora general de Europa Occidental, Central y Sudeste de Europa del Ministerio de Exteriores la que trasladó el "profundo malestar" por la carta del político separatista flamenco. La N-VA es la principal fuerza de Bélgica y sustenta la coalición cuatripartita de Gobierno, integrada por tres partidos flamencos y uno francófono, el Movimiento Reformador (MR) del primer ministro Charles Michel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios