www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. La batalla del Lakers-Rockets sigue coleando y los Warriors estrenan derrotas

lunes 22 de octubre de 2018, 21:42h
Estados Unidos se sigue preguntando si Rondo escupió a Chris Paul.

La NBA todavía permanece prepleja. La que debía ser recordada como la fecha en la que LeBron James compitió en el Staples Center por primera vez como jugador local terminó por fijarse en la retina del aficionado por un suceso poco lúcido. Los Angeles Lakers recibían a los Houston Rockets, los únicos capaces de plantar cara a los Golden State Warriors en la lucha por el anillo. El MVP vigente, James Harden, hacía acto de presencia para engalanar una fiesta del baloncesto ensuciada por completo.

Ganarían los tejanos y King James, como sus compañeros, volvieron a dejar claro que tienen un problema de consistencia en el tiro de media y larga distancia que le merma en cada partido que han disputado hasta el momento. Pero de lo que todavía se habla es de la pelea, a puñetazos, que dirimieron Rajon Rondo y Chris Paul, con participación extra del impotente y frustrado Brandon Ingram. Esa algarada iba a tener consecuencias y la liga lo hizo oficial con rapidez.

La oficina disciplinaria de la NBA ha impuesto una suspensión de cuatro partidos a Ingram, tres a su compañero Rondo y dos al base visitante Paul. Ese reparto de sanciones confeccionan la respuesta de la organización de la competición de baloncesto más pomposa del planeta al lamentable espectáculo detonado en la recta final del partido en el que los Rockets se impusieron por 115-124 a un bloque californiano en el ni LeBron ni los secundarios brillan todavía.

"Ingram ha sido suspendido por regresar de manera agresiva y escalar el altercado y lanzar un puñetazo en la dirección de Paul, enfrentando a un árbitro de una manera hostil e instigando el incidente en general empujando al escolta de los Rockets James Harden", escribe la liga en un comunicado en el que se desarrolla que Rondo fue suspendido por instigar un altercado físico, escupir y lanzar varios golpes a Paul. Este punto es precisamente el que todavía está ardiente. Porque de la suspensión al exjugador de los Clippers nadie ha puesto un pero (castigado por ponerle un dedo en la cara de Rondo y lanzarle varios golpes).

Y es que no está claro el quorum sobre si un escupitajo de Rondo fue el detonante del escándalo. El vicepresidente de operaciones de baloncesto de la NBA, Kiki Vandeweghe, estaba en el pabellón del día de autos y encabeza la investigación en torno al incidente. Se ha entrevistado con los participantes en el combate y con algunos de los testigos que el domingo quedaron preplejos en el Staples. Y en esas conclusiones se arguye que el comité disciplinario evaluó un vídeo en el campo que mostraba una toma en la que Rondo parecía que escupía en la cara de Paul.

Al parecer, el personal de vídeo de los Rockets tomó las imágenes en el campo durante el partido y luego se las envió a la NBA. Pero Rondo no está satisfecho con esa hipótesis. El veterano base negó haber escupido (refirió que llevaba un protector bucal, hecho que complica su capacidad para escupir a alguien) y explicó que fue provocado cuando Paul le metió un dedo en la cara que le ha dejado un rasguño debajo del ojo derecho. Y el entrenador angelino, Luke Walton, se mostró tajante en rueda de prensa. "No", se limitó a contesrar cuando le preguntaron si su base había escpupido a un rival. "Hemos aprendido de la experiencia y seguimos adelante", ha tratado de dar carpetazo el técnico. Pero el tema ya se ha traducido en precoces cuentas pendientes.

Por otro lado, los Warriors perdieron su condición de invictos ante un equipo que sí la mantiene: los Denver Nuggets. El equipo de Arizona amortizó una discreta ejecución en el tiro de Kevin Durant, Steph Curry y, sobre todo, de Klay Thompson, para tumbar a los vigentes campeones por 100-98. Y con un protagonista inesperado: una acción defensiva de Juancho Hernangómez clausuró el evento con victoria local. El español redonderaría esa valiosa jugada con 3 de 5 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, y dos rebotes.

Lideraron el ataque de los Nuggets Gary Harris (28 puntos), Nikola Jokic (23 puntos y 11 rebotes) y Mason Plumlee (11 puntos). Los pupilos de Steve Kerr reaccionarían en el último cuarto para apretar el marcador en una remontada espectacular en la que Curry despertó y conectó varios triples para llegar a los 30 puntos (6 de 16 en tiros de tres). Durant se quedaría en 20 puntos (falló 12 de los 19 tiros de campo) y Thompson paró en 15 puntos, cofirmando que no ha arrancado el curso atinado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios