www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Escándalo: la UEFA habría encubierto el dopaje financiero de PSG y Manchester City

EL IMPARCIAL
viernes 02 de noviembre de 2018, 20:38h
Lo ha filtrado la organización de lucha contra la corrupción dentro del balompié Football-Leaks.

La fortuna ha querido que Kylian Mbappe y Neymar hayan certificado la duodécima victoria liguera consecutiva del PSG ante el Lille el mismo día en que se ha filtrado que los petrodólares habrían financiado sus fichajes, con la connivencia de la UEFA, en concreto de Michel Platini y de Gianni Infantino, en una trama que llega a salpicar hasta a Nicolas Sarkozy. Un gol de la perla venida del Monaco y otro del brasileño han bastado para dejar su liderato de la Ligue 1 en 11 puntos (en la jornada 12).

Este monopolio local, al igual que el evidenciado en la histórica consecución de la pasada Premier League por parte del Manchester City, se habrían cimentado sobre el abono de la fractura flagrante del 'fair play' financiero. Así lo ha denunciado este viernes el portal digital Mediapart, basado en los documentos de "Football-Leaks". El escándalo no ha tardado en correr como la pólvora por el Viejo Continente, pues las implicaciones dejan en mal lugar a directivos (Infantino es el actual presidente de la FIFA), clubes y a los gobiernos de Catar y de Emiratos Árabes Unidos.

Esos dos países serían los emisores de las inversiones millonarias que presuntamente fueron encubiertas por la UEFA. Lo narra de este modo el informe al que ha tenido acceso el diario alemán Der Spiegel y el socio francés de la red de medios European Investigative Collaborations (EIC). En esa documentación la acusación es clara: el PSG recibió "de manera fraudulenta" 2.700 millones de auros y el City, 1.800 millones de euros. Y con ese monto dispararon su rendimiento deportivo.

El dopaje financiero se habría llevado a cabo a través de fondos de inversión de dichos países árabes a través de "contratos ficticios de patrocinio" de instituciones estatales, como es el caso de la Oficina de turismo Qatar. El resultado es el engorde de los presupuestos de los dos nuevos ricos del balompié europeo y la posibilidad de acceder a la contratación de los mejores jugadores del planeta, ofertando salarios desorbitados. En resumen, rompiendo el mercado con permiso del máximo organismo gestor del fútbol continental.

Lo cierto es que esa estrategia de financiación está expresamente prohibida por las normas de juego limpio que dicta la UEFA. Ese reglamento, además, prohíbe a los clubes participar en competiciones europeas si gastan más dinero del que ingresan con sus actividades. Por ello tuvo que ser encubierta esta práctica por los dirigentes de la entidad en ese momento, Michel Platini y Gianni Infantino, afirma el informe. Y, claro, la indignación en equipos como el Milan -que sí fueron sancionados por este motivo- ha restallado.

Según se explica, la UEFA confirmó a las directivas de PSG y Manchester City que el asunto se corregiría "sin problemas" debido a "razones políticas". Mediapart no especifica más sobre este punto, pero sí relata que las dos auditorías enviadas por la UEFA en relación con estos contratos fraudulentos restaron el valor de los mismos entre 77 y 1.750 veces. Es aquí donde, presuntamente, intervino el expresidente Nicolas Sarkozy. Al parecer, fue consultado en la gestión de este arreglo con los dos clubes.

Desde el PSG se ha reaccionado al informe con un desmentido contundente. Lo ha hecho a través de un comunicado en el que se afirme que la entidad parisina ha actuado "siempre dentro del respeto absoluto a las leyes de reglamentación dictadas por las instituciones deportivas". "Las cifras del contrato son conocidas por la UEFA y el gran público desde 2014. En 2014, la UEFA confirmó que nuestro contrato con la oficina de turismo de Qatar garantizaba la promoción y la influencia del país", ha defendido.

Asimismo, critica que se siente como uno de los clubes "más vigilados y controlados de la historia" en los últimos siete años. En ese periodo, prosigue el texto, han ofrecido a todos los auditores "información completa sobre cuentas y contratos". Pero en 2014 tanto el PSG como el City fueron obligados por la UEFA a pagar multas cercanas a los 60 millones de euros por romper las normas de juego limpio. Y los franceses sufrirían un nuevo expediente en 2017 tras los fichajes de Neymar y Mbappè, teniendo que vender jugadores en los últimos veranos para apañar las cuentas tras el desembolso -en dos meses- de 400 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios