www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Alejandro Valverde bate a Thomas en Saitama y ya gana con el arcoiris

domingo 04 de noviembre de 2018, 23:49h
Además, Chris Froome lució hambre de reconquista en Colombia.

Alejandro Valverde cerró este domingo su triunfal temporada de la mejor manera. Se enfundó el maillot arcoiris para competir en su última carrera de 2018, una prueba no profesional que tuvo lugar en Saitama, Japón. A esa cita fueron congregados el español y el ganador del Tour de Francia, Geraint Thomas. Los dos primeros espadas se 'picaron', pues para ellos no hay carreras de exhibición, y trazaron un sprint que acabó dando al murciano su primer triunfo como campeón del Mundial.

El Criterium de Saitama, con un circuito de 3.1 kilómetros de longitud por las calles de la ciudad nipona, pasará a los anales como el primere evento conquistado por Valverde vestido con el maillot que tanto ha añorado. Además, en esta particular carrera se impuso en la lucha por la clasificación por puntos el noruego Alexander Kristoff y el italiano Vincenzo Nibali hizo lo propio con el maillot de lunares de la clasificación de la montaña. Finalmente, el local Yukiya Arashiro acabó tercero en la carrera y Matteo Trentin se hizo con el reconocimiento a su combatividad.

Al concluir la brega, Valverde atendió a los medios para compartir sensaciones y pasar revista a lo vivido. "He tenido muchísimos actos desde que gané en Innsbruck, pero después de cómo acabé 2017, no puedo estar más agradecido”, ha expuesto sobre el desgaste que conlleva hacer ganado el oro en el Mundial, pero ha resultado el ganador y punta de lanza de la delegación de Movistar desplazada -compuesta por Imanol Erviti, Rubén Fernández y Jorge Arcas-.

"Todo fue bien desde aquello, desde la operación hasta la recuperación y mi fuerza. Tengo 38 años y sigo disfrutando del ciclismo. Este año no ha podido ser mejor", expuso con respecto a cómo ha renacido desde la dura caída que sufrió en el Tour de Francia de 2017, cuando parecía que su trayectoria deportiva estaba en el alambre. Sin embargo, su respingo pleno de clase y competitividad se ha zanjado con 14 victorias en esta temporada que acaba de bajar el telón para él.

Y sobre Saitama señaló que "aquí uno llega relajado y el trato es buenísimo. Siendo una prueba del Tour a la que venimos algunos de los más destacados, hay que verlo como un premio". Con esta muesca ha clausurado un curso que tuvo su cima en el Mundial de Innsbruck, pero que estuvo alimentada en la excelencia con sus triunfos en la Comunitat Valenciana (dos etapas y general), Abu Dabi (etapa y general), Volta Catalunya (dos etapas y general), Gran Premio Miguel Induráin, Ruta Occitania (etapa y general) y Vuelta a España (dos etapas).

Por otro lado, Chris Froome participó en esta fecha en el 'Giro de Rigo', una carrera ciclística de aficionados organizada por Rigoberto Urán en Colombia. En ella, el cuatro veces campeón del Tour de Francia gritó sus ganar de reconquistar el Tour de Francia. Por las carreteras de Guatapé, San Rafael y San Carlos impresionó a aficionados y a los más de 2.000 ciclistas que le acompañaron en los 60 y 140 kilómetros. "Ha sido una experiencia magnifica. Esperaba algo bueno, pero esto ha sido absolutamente fantástico", explicó a los medios.

Se pararía a hacerse fotografías en las montañas colombianas, relajado. Y se divirtió con sus compañeros en el Sky, los cafeteros Egan Bernal, Sergio Henao, Sebastián Henao. "Me gustó el recorrido y el paisaje, pero lo que más impresionó fue la pasión de la gente por el ciclismo", concluyó un británico que se muere de ganar por volver a la élite con todas las garantías. Aunque Geraint Thomas haya ganado peso dentro del equipo tras vencer el Tour de 2018.

Todo esto llegó en la misma semana en la que Thomas ha reclamado más protagonismo como líder a su equipo y en la que el presidente de la UCI ha afeado a su excompaero Bradley Wiggins que pusiera a Lance Armstrong como ejemplo. El británico ha presentado al estadounidense -despojado de todos sus logros en el Tour por haber reconocido un dopaje sistemático- como "el corredor perfecto" para la Grande Boucle. David Lappartient ha puesto el grito en el cielo.

"¿Cómo puede decir que que él es el arquetipo de un gran vueltómano cuando ganó con los medios que todos conocemos?", preguntó el dirigente a Wiggins, ganador del Tour en 2012, con Froome como gregario. En declaraciones ofrecidas a la BBC calificó como "increíble" e "inaceptable" que Wiggo haya adulado al tejano. "Es inaceptable apoyar a alguien que ha sido suspendido de por vida por hacer trampas. Wiggins es Wiggins. Siempre ha dicho cosas raras", zanjó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.