www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOCICLISMO

MotoGP. Lorenzo entra en la guerra con Dovizioso antes de salir de Ducati

jueves 08 de noviembre de 2018, 22:21h
El balerar ha denunciado que su compañero italiano rompió el pacto de no agresión.

Cuando Jorge Lorenzo dejó su cómodo puesto de campeón del Mundial para tratar de ser el mejor también en Ducati mostró una valentía y ganas de explorar nuevos y más difíciles retos extraordinaria. No le ha salido bien el proyecto. Y su sabor de boca no es bueno, pues se enteró a través de la prensa que sus jefes habían apostado por otro piloto para la temporada de 2019. Ante esa tesitura, lo primero que hizo el balear es asegurarse una moto en Respol Honda. Y lo segundo, intentar demostrar a los italianos no equivocado de su decisión.

Tuvo un respingo de rendimiento el piloto español que le llevó a regresar al podio antes de encadenar un bajó y, finalmente, las lesiones que le han apartado del cierre de curso anhelado. Lo que proclamó Lorenzo hace meses, cuando se resolvió su futuro, era que iba a aparcar lo concerniente a su nueva etapa como compañero de Marc Márquez en el 'Dream Team' español para terminar su nexo con la escudería italiana de la manera más profesional posible. Iba a darlo todo y evitar referirse a Honda hasta el final del calendario.

Pero por el camino se ha cruzado la frustración de un Andrea Dovizioso que, de momento, no ha respondido a la confianza absoluta que le han entregado en Ducati. Ni mucho menos. Segundo en el Mundial -por una caída de Valentino Rossi en Sepang- y muy lejos de Márquez, el transalpino no ha llevado bien la gestión de las emociones en su caída de la pugna por el título y ha salpicado su debacle con punzadas hacia un Lorenzo que se veía más cómodo y brillante encima de la moto.

"Ducati no le fichó para ganar dos carreras", dijo 'Dovi' al ser preguntado por Lorenzo hace meses. Entonces, el balear respondió con vehemencia a su acólito. Lo hizo contraatacando donde más le duele al italiano: en su rendimiento. "Dovizioso ataca mi método y dice que no ha sido bueno, pero mi método me ha permitido ganar tres mundiales de MotoGP. A nivel de velocidad o talento, siempre ha estado por detrás de Rossi, Márquez, Lorenzo o incluso Pedrosa o Viñales", sintetizó Jorge entonces.

Tras esa escaramuza pasaría el tiempo, pero en la previa del Gran Premio de Malasia Dovizioso volvería al pie de guerra. Al serle cuestionada la baja por lesión en la mano de su compañero de equipo se limitó a calificarla como "extraña". "No conozco los detalles y no quiero entrar en esto, es un poco extraño. Sucede a menudo en Ducati, o con ciertos pilotos, pero sin conocer los detalles no quiero entrar en eso. Prefiero dejarlo así, no es mi problema", lanzó.

Y el español, múltiple campeón del Mundial de MotoGP respondió de inmediato. Había tenido que rendirse en su intento por competir y, encima, su enemigo íntimo volvía a pincharle. "Un compañero ejemplar, le aplaudes bajo el podio cuando gana y luego...", escribió en Twitter. Y en esa misma red social publicaría otro par de mensajes. El primero: "Envidia más oportunismo"; el segundo: "Un campeón del mundo, de 125cc". La batalla estaba servida.

Y claro, llegó y domingo y la carrera. Dovizioso volvió a pegársela y a sólo acabar en la sexta plaza. Muy lejos del objetivo. Se excusó el italiano en que "estando fuera de la lucha por el título he afrontado la carrera como un test". Y cuando le fue sacado el lance con Lorenzo evidenció su malestar con el balear: "¿Por qué debería haber hablado con Lorenzo? No pierdo el tiempo con estas cosas. Él comete siempre el mismo error de darle mucha importancia a aquello que se escribe, aunque se haya sacado de contexto. No he apuntado el dedo contra nadie y no tengo ningún problema con Jorge".

Esta semana los dos pilotos estaban citados en el salón de motos EICMA. En ese evento Ducati tenía pensado teatralizar el entierro del hacha de guerra. Pero la frialdad entre Lorenzo y Dovizioso fue proporcional a la tensión en el ambiente. "Las declaraciones de Dovi me sorprendieron y no creo que tuviera razón. Ducati nos dijo en Brno que no habláramos mal el uno del otro y en cambio Andrea dijo lo que ya sabéis. No quiero alimentar la polémica, pero sabéis lo que pienso", expuso el español. Y el favorito de la marca dijo que "no tengo ningún problema, la gente madura habla y en persona".

Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, se vio forzado a salir al paso ante los medios. "Nos reunimos con los dos pilotos por separado, pero no había incendios que apagar. Como ya dije, el equipo es más importante que el ego de cada persona. Después de todo, incluso Jorge y Andrea son humanos y, en situaciones especiales, pueden reaccionar de una manera que no es agradable. Está claro que no fueron agradables las declaraciones de Andrea y luego ver la reacción de Jorge. Sin embargo ya hemos hablado con ambos. Quizás en Malaisia, Andrea hizo un comentario que no era necesario, pero ya hemos aclarado cualquier duda", se esforzó en zanjar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.