www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LLAMÓ FASCISTA A BORRELL

Sánchez pide a Rufián que se disculpe pero no piensa romper con ERC

l presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y el primer ministro portugués, Antonio Costa, en rueda de prensa en el marco de la XXX Cumbre Hispano-Portuguesa celebrada hoy en Valladolid.
Ampliar
l presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y el primer ministro portugués, Antonio Costa, en rueda de prensa en el marco de la XXX Cumbre Hispano-Portuguesa celebrada hoy en Valladolid. (Foto: EFE/Kiko Huesca)
miércoles 21 de noviembre de 2018, 22:00h
También amplió la petición a Casado por llamarle golpista.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido hoy al diputado de ERC, Gabriel Rufián, y al líder de PP, Pablo Casado, que se disculpen por "insultar" y "difamar" en el hemiciclo del Congreso. "Pedir disculpas es bueno y sano también en democracia", les ha recordado.

Sánchez se ha referido así al duro rifirrafe que han mantenido esta mañana el ministro de Exteriores, Josep Borrell, y el diputado Rufián, en el que éste ha llamado "fascista" al ministro, y también al debate de hace un mes en el que Casado le acusó a él mismo de ser "partícipe y responsable del golpe de Estado" independentista.

En la rueda de prensa de la XXX Cumbre Hispano-Lusa, que Sánchez ha ofrecido este miércoles en Valladolid junto al primer ministro portugués, Antonio Costa, el presidente ha recordado que él rompió relaciones con Casado precisamente por eso, pero no con el PP -"ahí está el malogrado acuerdo para la renovación del CGPJ", ha dicho-, por lo que tampoco romperá relaciones con ERC.

Tras reclamar a todos los grupos parlamentarios que hagan la "reflexión de que las sesiones de control no pueden ser una ceremonia de la crispación", Sánchez ha incidido en que, si bien la de esta mañana "no ha sido la primera" vez que eso ocurre, él espera "que sea la última".

Preguntado si va a romper relaciones con ERC tras el incidente en el que Borrell asegura que el diputado Jordi Salvador le ha escupido, ha señalado que él no rompe con grupos parlamentarios sino "con aquellos políticos que utilizan la palabra para insultar, difamar y descalificar, como por ejemplo cuando se me tachó a mí de golpista".

En esa línea, ha señalado que el Gobierno no va a romper relaciones con ERC pero "sí con aquellas personas que entienden la palabra de forma distinta a lo que se necesita en un sistema democrático".

A su juicio, tanto Rufián como Casado deberían pedir disculpas. "Se piden disculpas, se explica que algunas veces en el fragor del debate parlamentario uno puede excederse y extralimitarse y se acabó, pero se reconoce esa responsabilidad y esa descalificación y se piden disculpas, no pasa nada", ha subrayado.

A la pregunta de cuándo tiene previsto convocar elecciones, Sánchez ha reiterado que desde que presentó la moción de censura contra Mariano Rajoy siempre ha tenido el "mismo calendario: moción, estabilidad y elecciones" y ha sostenido que "estamos ahora mismo en el proceso de la estabilidad política, económica y social" y que su Gobierno tiene una "agenda de cambio muy importante que implementar antes de que lleguen las elecciones".

Veto al brexit si no se cambia el punto sobre Gibraltar

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avisado de que España mantiene su intención de vetar la aprobación del documento sobre la salida pactada de Reino Unido de la Unión Europea -"brexit"- si antes del domingo no se modifica el punto que afecta al control sobre el futuro de Gibraltar.

En la rueda de prensa posterior a la Cumbre Hispano-Portuguesa celebrada en Valladolid, Sánchez ha insistido en que "España tendrá que votar que No y ejercer su capacidad de veto" si la bilateralidad entre Reino Unido y España sobre el futuro de Gibraltar no se mantiene en el acuerdo del "brexit".

"Tal y como está planteado, no nos sentimos representados ni reflejados", ha resumido el presidente del Gobierno, convencido de que debe "defender los intereses de la nación española" y que esto será entendido tanto por el resto de mandatarios europeos como por la primera ministra británica, Theresa May.

Sánchez ha insistido en que España es "firme en la defensa del proyecto europeo", pero ha agregado que "no se puede debilitar" la posición que mantiene sobre el futuro de Gibraltar y la necesaria bilateralidad con respecto al Reino Unido en esta materia.

El presidente del Gobierno español ha afirmado que, aunque ha mantenido una "actitud constructiva" y "sin bloqueos" durante los meses de negociación, actualmente se siente "contrariado" sobre el contenido del punto 184 del acuerdo que pretende ser votado el próximo domingo, ya que puede condicionar los potenciales acuerdos sobre el futuro de Gibraltar entre España y el Reino Unido.

Por su parte, el primer ministro portugués, António Costa, se ha mostrado partidario de "respetar las líneas rojas" que cada uno de los actores del acuerdo ha ido planteando a lo largo de la negociación, como España con respecto a Gibraltar.

En este sentido, ha pedido un "gran esfuerzo" de todas las partes para que "de aquí al domingo estos escollos se puedan resolver satisfactoriamente" porque de lo contrario "sería una tragedia para la Unión Europea un 'brexit' descontrolado y desordenado", porque "heriría a los ciudadanos", tanto a los británicos en suelo europeo como a los europeos en suelo británico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+
0 comentarios