www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NATACIÓN

Mireia Belmonte pasa revista a su doloroso camino en 2018

EL IMPARCIAL
sábado 24 de noviembre de 2018, 23:21h
La nadadora estelar tuvo que perderse las dos citas del año por problemas físicos y mentales.

Mireia Belmonte ha cerrado el curso de un modo que bien puede sintetizar lo ocurrido en los 11 meses precedentes. La catalana decidió suprimir de su calendario la participación en los Mundiales de piscina corta, en los que ha sido siete veces campeona, que se celebraron en Hangzhou (China) del 11 al 16 de noviembre. Esa baja se unió a la de los Europeos celebrados en Glasgow, dejando a la nadadora sin los dos grandes objetivos de 2018 por motivos ajenos a su voluntad.

Lo ha explicado la campeona olímpica de 200 metros mariposa en los Juegos de Río'16 en sendas charlas mantenidas con medios de cominucación en los últimos días. La estrella de Badalona ha explicado que la baja en la cita mundialista de piscina corta "ha sido principalmente por la lesión, porque no he podido entrenar como me hubiera gustado, al máximo nivel. No me veía con la seguridad de ir y ganar. Entonces he preferido renunciar a los Mundiales y recuperarme en casa bien y poder seguir entrenando".

Esa misma dolencia le provocó perderse los Campeonatos de España de Barcelona. "Se acumuló líquido en los tendones de un tobillo, probablemente por una sobrecarga, y un día me desperté con una bola bastante importante. Ya ha bajado la inflamación y espero que acabe de drenarse. Así que prefiero recuperarme totalmente, porque no quiero quedarme a medias y que, cuando empiece la preparación para el Mundial de verano vuelva a aparecer", aclaró.

Ante la pregunta de si está sufriendo por el cansancio y el absoluto estrés al que lleva sometido su cuerpo durante tantos años y por la dureza de la disciplina que practica, la ganadora de medallas de plata y bronce en los gos últimos Juegos Olímpicos se limitó a ponderar que "la verdad es que no lo sé. Pero el cuerpo es sabio siempre y cuando necesita parar te manda señales para que lo hagas. A veces es inevitable parar, porque el cuerpo no es una máquina, y necesitas un poco de descanso y de tranquilidad".

"A veces pasan cosas que no están en tu mano. Ha venido dado así y me ha trastocado toda la preparación y todos los planes. Cuando compito me gusta estar arriba del podio, al máximo nivel. Si no estoy a tope prefiero quedarme en casa, recuperarme bien y seguir entrenándome", reiteró, aunque en los Juegos Mediterráneos si llegó a competir a pesar de sufrir unos vértigos desconcertantes que llevaron a su entrenador a hacer saltar las alarmas. Alegó Fred Vergnoux, entonces, que la presión por competir estaba haciendo mella en este emblema del deporte nacional.

"El próximo objetivo es volver a competir el año que viene, en la temporada de 2019. Primero en el campeonato de España, y luego en el Mundial de Corea, que es en julio. Hacerlo bien este año, y después ya pensar en Tokio 2020", expuso para, de inmediato, señalar que 2018 "no es un año perdido porque me entrené mucho y muy bien antes del verano". "Ha resultado diferente y he estado parada más tiempo del que hubiera deseado, pero muchos deportistas se toman este año, en medio del ciclo olímpico, como sabático", ha puntualizado.

Ver esta publicación en Instagram

Finalizadas las copas del mundo, toca volver a hacer la maleta para el próximo destino... ✈️🤔 #viviendoenaviones

Una publicación compartida de Mireia Belmonte 👠 (@missbelmont) el

"Para mi ha sido involuntario porque no quería parar, pero al final ha resultado así y también va bien para recuperar un poco el cuerpo y la mente", concretó una nadadora que tiene claro con lo que sueña, más allá de las marcas dentro de la piscina. "Sería una pasada ser abanderada en los Juegos Oímpicos. Como deportista, llevar la bandera de tu país es algo muy especial que sólo te pasa una vez en la vida, y que sólo hay unos cuantos "elegidos" que lo pueden hacer. Yo creo que sería una experiencia única. Para mí sería un placer llevar la bandera y ser la tercera mujer abanderada en unos Juegos de verano", admitió.

Y despidió esta apertura pública y sincera haciendo balance de situación. "Sigo con la misma vitalidad y ganas. No estamos en el comienzo de mi retirada. No me planteo retirarme y no tengo una fecha en mente. Me siento una privilegiada haciendo lo que hago. Disfruto muchísimo entrenándome y compitiendo, mucho más. Es lo que me apasiona. No voy a dejar de hacerlo por no haber podido competir este año", defendió para concluir expresando que "todo deportista, hasta los más grandes, pasan por alguna temporada un poco más difícil. Sólo ha sido un año de transición para empezar con más fuerzas el próximo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios