www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL

Copa Libertadores. Maradona ataca a Macri y pide que den el título a Boca

EL IMPARCIAL
lunes 26 de noviembre de 2018, 21:38h
El emblema argentino ha criticado al presidente del país por los graves incidentes del sábado.

El pasado sábado, mientras la Policía argentina estaba disolviendo las algaradas callejeras en el protocolo de evacuación del estadio Monumental tras la suspensión de la vuelta de la final de la Copa Libertadores, Diego Armando Maradona estaba dirigendo a los Dorados de Sinaloa, en busca del ascenso a la primera división del fútbol mexicano. Pero el 'Pelusa' no regatea cuando le preguntan sobre cuestiones políticas. Nunca lo ha hecho. Y cuando está por medio el Boca Juniors - River Plate más importante de la historia, la oportunidad es propicia.

Dijo el zurdo legendario lo siguiente en torno a la vergüenza que obligó a cancelar el partido que debía definir el ganador del torneo. "Lo de mi país es lamentable. El presidente engañó a mucha gente de que iba a cambiar esto y estamos peor que tiempo atrás. Lo que está haciendo Macri es lo peor de todos los tiempos en Argentina. Es un terror salir a la cancha y hay robos por todos lados, pero éste es el cambio que votó la gente".

"Lo traje en mi cabeza todo el día, odio la violencia y a Macri qué le va a importar si fue hijo de millonarios toda la vida. ¡Qué le va a importar que coma o no un chico de cinco años en Lomas de Zamora!", remató en la conferencia de prensa posterior a haber certificado la clasifiación con su equipo a la final que podría derivar en el ascenso. Sólo habían pasado unas horas después de que aficionados del club 'Millonario' atacaran con gravedad al autobús de la plantilla de Boca, causando heridos entre los futbolistas.

Tres días después, este lunes, Maradona redirigió el tiro y atacó a la Conmebol. El organismo presionó para que el duelo se jugara el propio sábado. Lo hizo para se desarrollara el domingo. Y, finalmente, tuvo que claudicar ante la petición de cordura efectuada por la directiva de Boca, que arguyó que sus jugadores no estaban en condiciones de concentrarse para competir en semejante evento. Asimismo, el 'Xeneize' reclamó que se sancionara a River y se diera por suspendido el duelo de vuelta, quedando el trofeo en la vitrina del club de la Bombonera. A esta hipótesis se ha adherido Maradona.

"Yo espero que la @Conmebol actúe de manera seria y dé por campeón de la @Libertadores a @BocaJrsOficial. Más allá del amor que tengo por el club, hay un reglamento que hay que cumplir. Las sanciones son claras y esto es una gota de agua que cuando nos sacaron los puntos a nosotros, en el 2015. A mí me gusta ganar en la cancha, pero cuando no se respetan las normas tiene que haber una sanción. Y esa sanción es darle los puntos a Boca", escribió en sus redes sociales el icono argentino.

Por otro lado, uno de los jugadores lesionados por la reyerta desatada, el capitán 'Xeneize', Pablo Pérez, declaró que la gente "estaba loca" y que si ganaban el partido podían matarlos. "No puedo ir a una cancha donde no me brindan seguridad. ¿Qué pasaba si jugábamos y ganábamos? ¿Quién me saca de ahí? Si la gente estaba loca antes de entrar, imagínate si les dábamos la vuelta (de campeones) en su cancha... ¡me matan! No voy a jugar en una cancha donde puedo morir", denunció tras salir de una clínica privada donde le revisaron la lesión que sufrió en un ojo.

"Es una vergüenza lo que pasó. Tengo mi señora y tres hijas. La mayor me abrazó cuando llegué a casa y estaba llorando. Uno no puede jugar de esta manera, esto no puede pasar más", prosiguió Pérez, quien criticó que ningún médico de la Conmebol lo revisó o se preocupó por su salud tras la agresión. "Nunca, repito, nunca me vinieron a ver. (Un médico) fue al vestuario y firmó un papel diciendo que yo estaba en condiciones (de jugar), y no veía nada. No me vino a ver ni al hospital, jamás me revisaron. No vino el médico de la Conmebol, debe tener alguna orden de que no me viniera a ver. Si a mí me sacan el ojo, no me lo paga nadie", remarcó.

Su testimonio finalizó compartiendo lo vivido en primera persona: "Apenas salimos del portón en la ambulancia, yendo al hospital, seguían tirando piedras y lo pueden decir la enfermera y el conductor. Creo que me rozó la astilla de un vidrio, había vidrios por todos lados. Estoy muy triste por la gente del River, porque hay gente que no tienen nada que ver. Se están fumando todo esto. Me da tristeza por la gente del Boca, del River, por el espectáculo".

En el entretanto, la autoridades argentinas registraron este lunes el estadio Monumental. Los efectivos ingresaron al estadio poco después de las 14.30 hora local. Horas antes, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, arguyeron que el ataque de los hinchas del 'Millonario' al autobús rival fue organizado por los barras bravas (ultras violentos) del River Plate. Y es que el viernes, un día antes del partido, se registró la casa de Héctor 'Caverna' Godoy, uno de los líderes de la barra brava del River Plate. En es aintervención se encontraron 7 millones de pesos (unos 180.000 dólares) y 300 entradas para el encuentro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios