www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ELECCIONES ANDALUZAS | BATACAZO DEL PSOE E IRRUPCIÓN DE VOX

Cs pretende gobernar con el PSOE y PP

Cs pretende gobernar con el PSOE y PP
Ampliar
(Foto: Sandra Agudo)
lunes 03 de diciembre de 2018, 13:31h
Juanma Moreno: "El PSOE no puede pactar con independentistas y 'batasunos' y pretender que yo no pueda gobernar con el partido de Ortega Lara".

El secretario general de Cs, José Manuel Villegas, ha pedido al PP y al PSOE que sean "responsables" y no bloqueen un cambio en Andalucía, aunque ha asumido que las negociaciones para que Juan Marín, el candidato naranja, sea el próximo presidente de la Junta no van a ser fáciles.

El proyecto de derechas, formado por la suma de PP, Cs y Vox, se aleja por tanto del horizonte de los pactos postelectorales ante la actitud del partido de Albert Rivera, que rehúye a Vox y propone gobernar con el respaldo de PP y PSOE pese a ser la tercera fuerza más votada. Villegas ha señalado en referencia a Vox que se ve "incapaz de descartar ningún escenario" para que su partido forme gobierno, y ha insistido en pedir a PSOE y PP que sean "responsables" y "no lo bloqueen".

"Son PSOE y PP los que si no actúan con responsabilidad, le pueden dar la llave de otra situación a otros partidos", ha dicho Villegas.

Susana rechaza dimitir

En este sentido y a pesar de que desde Ferraz han recordado a Susana Díaz, por boca del ministro de Fomento José Luis Ábalo, que "un dirigente sabe siempre lo que debe hacer", la secretaria general y presidenta en funciones de la Junta ha sostenido que, si hubiera perdido las elecciones, habría dimitido. Lejos de ello, ha situado su objetivo en impedir que el próximo gobierno dependa de Vox.

Al tiempo, la dirigente socialista, que no ha aclarado cuáles serán su preferencias en torno a los posibles pactos poselectorales, ha dejado claro que "lo normal es que el tercero (por Ciudadanos) apoye al primero (por el PSOE) y que lo demás es "extraño". Insinúa de esta forma que no se acercará a Cs y que deberán ser ellos los que se acerquen a ella.

Además, ha reiterado que se pondrá en contacto con todos los partidos constitucionalistas, salvo con Vox, con el objetivo de impedir que el próximo Gobierno de la Junta de Andalucía dependa de la "extrema derecha".

Díaz ha reconocido que la de ayer fue una noche "triste" y que ha entendido el mensaje de los que se han abstenido: "Ha habido muchas mujeres y hombres socialistas de corazón que fueron a votar. Algo hemos hecho mal. Tomamos nota para dar respuesta para estar a la altura, reflexionar y corregir los errores".

Pese al mal resultado del PSOE-A, que ha perdido 14 escaños, cree que su obligación es "parar la ola de la extrema derecha" e impedir que el futuro gobierno de la Junta dependa de Vox. Por ello, tiene la intención de abrir el diálogo con todos los partidos, salvo con Vox, para frenar a la "extrema derecha", de la que ha alertado que pretende "quebrar" la convivencia, no respeta la igualdad, la Constitución, el Estado de derecho y el Estatuto de Autonomía.

Preguntada por si ha pensado en dimitir, ha indicado que, si hubiera perdido, lo habría hecho, pero ha insistido en que ha ganado las elecciones y ha sostenido que es llamativo que quienes han perdido los comicios, por el PP y Cs, "señalen" a los que han ganado. A partir de aquí, ha esgrimido que todos los partidos constitucionalistas tienen ahora la "responsabilidad" de evitar que el futuro gobierno dependa de Vox y ha apostillado: "Yo no voy a hacer dejación de mis funciones".

Sobre la posibilidad de un eventual acuerdo entre el PP y Cs, ha afirmado que tendrán que decidir cuál es su posición respeto a la "extrema derecha". A propósito de las renuncias que su partido está dispuesto a hacer para conseguir un acuerdo, Díaz ha contestado: "Hay un partido que ha ganado y que dialogará con todo el mundo, y los demás se reparten cosas y no les importa pactar con la extrema derecha".

PP a Díaz: su tiempo en Andalucía "ha pasado"

Por su parte, el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, ha instado a Susana Díaz a que no se agarre a "un clavo ardiendo" buscando "pactos imposibles" porque su tiempo en Andalucía "ha pasado", y ha pedido a Ciudadanos y a Vox que no estén pensando en "cálculos electorales" y se avengan a pactar con él.

Moreno ha hecho esa petición junto al líder Pablo Casado, que ha reclamado a los demás partidos que no busquen algún tipo de "geometría electoral variable" para evitar que sea el PP el que lidere el cambio, y ha confirmado que ha hablado con los líderes nacionales de Ciudadanos, Albert Rivera, y Vox, Santiago Abascal.

Juanma Moreno ha insistido en que Ciudadanos tiene que apoyar al PP porque "ni siquiera sus propios electores entenderían que la tercera fuerza quisiera liderar el cambio", y porque sus dirigentes han dicho durante la campaña que pactarían con los populares siempre que éstos tuvieran un voto más, como así ha sido. Ahora, ha advertido, en Cs tienen que cumplir ese compromiso electoral y, en este ámbito, es una "línea infranqueable" para negociar que sea él, Moreno, quien asuma la Presidencia de la Junta. A partir de ahí, se puede "negociar todo".

Ha puntualizado que "más que hablar de sillones" se trata de abordar "compromisos y reformas". Tanto Moreno como Casado han insistido en que es posible pactar con Vox y, en palabras del candidato, "si hay voluntad" para que el cambio se produzca "no se puede frustrar" esas expectativas de los ciudadanos porque supondría una "traición en toda regla" por parte de Ciudadanos.

Además, Moreno ha señalado que Vox sería "severamente penalizado en términos electorales" si no les apoya. Sus líneas rojas en la negociación con Vox serán evidentemente, ha subrayado, el respeto a la Constitución de 1978, por la que se rigen España y Andalucía. Y Pablo Casado ha rechazado el "cinismo" de la izquierda que reprocha ahora a los populares que quieran pactar con Vox cuando es el PSOE el que ha llegado a acuerdos con Podemos, "el partido más radical".

"Vox no ha gobernado en ningún sitio y Podemos sí", ha constatado Casado, tras lo que ha criticado que se escuche a tanta gente hablar de la formación de extrema derecha como "un partido peligroso" cuando es la formación morada la que ha "defendido la historia criminal etarra". "Vamos a ver lo que proponen", ha dicho Casado, quien ha asegurado que el PP ha dejado claro que la Constitución "no se va a tocar" y tampoco acepta en absoluto la supresión de las autonomías.

Pero sí ha apuntado que se pueden "reforzar competencias" estatales y ha señalado que pueden pactar en cuestiones como la bajada de impuestos, la defensa de la unidad nacional, la lucha contra la corrupción y la mejora de los servicios sociales.

Por su parte, Moreno no ha querido pronunciarse sobre una posible entrada de Vox en el Gobierno y ha insistido en que aún no ha establecido contacto con este partido, aunque se ha mostrado convencido de que "hay voluntad" por su parte para constituir una alternativa de cambio.

En lo que respecta al PSOE, el candidato del PP ha manifestado que lo que le toca ahora es "no bloquear el cambio" y ha advertido a Susana Díaz que "es pasado" y que no puede liderar "bajo ningún concepto" un nuevo tiempo en Andalucía.

Vox no será un obstáculo para una mayoría alternativa

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha dicho, por su parte, que su formación "nunca" va a ser un "obstáculo" para que haya en Andalucía una mayoría alternativa, y ha recalcado que si depende de ellos se acabará con el "régimen de corrupción y clientelismo que representa el PSOE".

"Nunca seremos un obstáculo para que haya en Andalucía una mayoría alternativa a la corrupción socialista y al 'chavismo' que estaba dirigiendo la política en este momento", ha asegurado Abascal en una conferencia de prensa en Sevilla, en la que ha comparecido junto a su candidato, Francisco Serrano.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha considerado que Juanma Moreno tiene "toda la legitimidad" para presentarse como "el candidato del cambio" a la Presidencia de la Junta, y Ciudadanos tiene "pocas excusas" para no apoyarlo.

García Egea ve lógico que sea el candidato del PP el que se presente cuando tiene "un bloque claro y una mayoría" y ahora Cs y Vox tienen que decidir "si le apoyan". Por eso, espera que Ciudadanos y el resto de partidos en el Parlamento andaluz "no malogren" este posible bloque alternativo a casi 40 años de gobierno del PSOE-A, y ha anunciado que "desde este mismo momento" Pablo Casado se va a poner a hablar con Albert Rivera.

En una entrevista en Cope, Moreno ha dicho que el PSOE "no puede pretender" que pacten con con partidos independentistas y 'batasunos' "y yo no pueda gobernar con el partido en el que milita Ortega Lara".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

1 comentarios