www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

SALTADOR HISTÓRICO

Atletismo. Javier Sotomayor y el declive cubano tras la muerte de Fidel Castro

domingo 09 de diciembre de 2018, 23:19h
Emblema del deporte caribeño considera que el final de la era de los Castro es la acusa del bajón de los atletas de su país.

Javier Sotomayor se encuentra en estos días celebrando el 30 aniversario de su récord mundial en salto de altura. El considerado como mejor saltador que ha conocido el deporte, ganador de seis oros mundiales (cuatro en pista cubierta), una medalla dorada olímpica (Barcelona 1992) y tres oros en los Juegos Panamericanos, está ocupado en la promoción del deporte en su isla, amén de atender a todos los tributos que le brinda la comunidad atlética internacional por la plusmarca que todavía parece oinaccesible.

El registro de 2,45 metros logrado en Salamanca, el 27 de julio de 1993, que le permitió romper sus propias marcas mundiales anteriores de 2.43 y 2.44, sigue vigente en la cima del atletismo. Nadie se ha aproximado, a pesar de la deriva biológica que evidencia una ruputura masiva de los récords pertenecientes a décadas pasadas, por motivos estrictamente evolutivos de la especie. Es por ello que la voz de Sotomayor se considera respetada. Y el saltador lo sabe, con lo que no rehuye ningún asunto.

De este último punto ha dado cuenta esta semana. De pasop por Mérida, Yucatán (México), el campeón olímpico de Barcelona 1992 y subcampeón en Sydney 2000 ha denunciado que el deporte cubano ha sufrido un retroceso preocupante desde que Fidel Castro soltara la regencia del país. "El comandante era fanático, amante del deporte y lo seguía mucho en todas las instancias Hoy en día no es así, pero tenemos la suerte de contar con jóvenes talentos de buena calidad", proclamó.

E indició en esa idea argumentando que en la isla caribeña siguen germinando atletas jóvenes en vías de ser los mejores del planeta, como Juan Miguel Echeverría -ampeón mundial bajo techo de salto de longitud- o Jordan Díaz -oro olímpico y mundial juvenil en triple salto-, pero el sistema no provee la necesaria cobertura para que ese talento natural fructifique en una carrera profesional que refute las expectativas en plusmarquistas internacionales.

"Se ha retrocedido un poco. Aún hay apoyo oficial al deporte en su país, que se ha visto afectado por varios factores, entre ellos la salida de entrenadores a otras partes del mundo y la competencia que viene fuerte de otras partes, lo que ha reducido la brecha entre Cuba y sus rivales", prosiguió Sotomayor, antes de recordad, con nostalgia, que en su época de atleta profesional los premios económicos ganados en el extranjero eran entregados al régimen en un porcentaje masivo.

El icónico saltador, que ejerce como actual Secretario General de la Federación Cubana de Atletismo, ha explicado a este respecto que "hoy día eso ya no sucede, aunque no todo es para el deportista, que debe repartir entre entrenadores, cuerpo técnico, pero ya sin obligación de aportar al Estado o a su Federación, a la que no le caería mal". Y cerró su intervención desde la localidad mexicana -a la que acudió como invitado especial a la inauguración de la Copa Rogers de Atletismo- augurando que "no sé cuánto tiempo más vaya a permanecer la marca, pero tampoco pensé que iba a estar 30 años como plusmarquista del mundo. Hace unos años dos saltadores (el catarí Mutaz Essa Barshim, con 2.43 en 2014, y el ucraniano Bohdan Bondarenko, con 2.42 en 2013), se acercaron".

Ver esta publicación en Instagram

Ese salto es inolvidade... #245 #Atletismo #JavierSotomayor #JavierSotomyor245 #Sotomayor245

Una publicación compartida de Javier Sotomayor 2.45 (@245sotomayor) el

El caso es que el compromiso de esta estrella del deporte con el régmien castrista es bien conocido. El pasado 22 de noviembre declaraba lo siguiente: "Para mí, el comandante en Jefe Fidel Castro fue una gran persona, un gran guía, un gran motivador. Fue él quien prácticamente hizo posible que el deporte cubano estuviera en la élite del mundo". Y le expuso a la Agencia Cubana de Noticias que, en su opinión, "desde 1959 han sido mucho los éxitos y lauros a nivel internacional, y todo eso es gracias a la guía, y motivación del comandante, quien siempre se preocupó por el deporte y por los deportistas".

"En el plano particular siempre he estado y estaré eternamente agradecido de lo que hice y en gran medida tuvo que ver Fidel. Son muchas cosas que nos dejó. El legado del comandante ha sido bien grande. siempre defendiendo la Revolución con cada uno de los sectores, en el trabajo o en la vida social. Cada vez que tuve oportunidad de conversar con él, siempre me motivó a ser mejor y hacer las cosas cada vez mejor. Aunque el comandante no esté físicamente con nosotros desde su partida el 25 de noviembre de 2016, lo tenemos presente. Está en cada puesto de trabajo, en cada medalla nuestra, en cada resultado nuestro y estará eternamente entre nosotros", finalizó Sotomayor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.