www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DESAFÍO SECESIONISTA

El PP exige al Gobierno que asuma el control de los Mossos

El PP exige al Gobierno que asuma el control de los Mossos
Ampliar
lunes 10 de diciembre de 2018, 19:16h
Piden a Moncloa que se valga de la Ley de Seguridad Nacional para controlar el cuerpo mediante real decreto.

El PP ha pedido al Gobierno que active el mecanismo que le permite la Ley de Seguridad Nacional para tomar de inmediato el control de los Mossos d'Esquadra mediante un real decreto y restablecer así el "orden y la paz social" en Cataluña.

Para ello, el grupo popular en el Senado ha presentado este lunes una moción en la cual se insta al Ejecutivo a dictar un decreto "que declare que en Cataluña existe una situación de interés para la seguridad nacional y nombre una autoridad funcional con competencias para dirigir y coordinar las actuaciones que procedan en materia de seguridad y orden público".

El portavoz del grupo parlamentario popular en la Cámara Alta, Ignacio Cosidó, ha explicado en un encuentro con periodistas que para tomar esta medida, al amparo del artículo 24 de la Ley de Seguridad Nacional, el Gobierno no precisa de autorización parlamentaria, como ocurre con el artículo 155 de la Constitución, de manera que podría aplicarla "hoy mismo" si lo cree oportuno.

Cosidó ha hecho hincapié en que los últimos acontecimientos en Cataluña, primero con los disturbios callejeros contestados por los Mossos y luego con la pasividad de esta policía con las actuaciones de los CDR en las autopistas hace que "se hayan sobrepasado ya todas las líneas rojas en el mantenimiento de la paz social".

Se ha producido, argumenta el senador, una "quiebra de la convivencia" a su juicio alentada por el propio presidente de la Generalidad, Quim Torra, al haber defendido la vía eslovena para lograr la independencia, todo lo cual exige "restablecer el orden y la paz social".

El mecanismo más adecuado para conseguirlo que ve ahora el PP, habida cuenta de la negativa del Gobierno a aplicar el artículo 155, como le pidió mayoritariamente el Senado, es utilizar por vez primera un precepto recogido en la Ley de Seguridad Nacional simplemente por la aprobación de un decreto en Consejo de Ministros.

De esta manera, el conseller de Interior, Miquel Buch, y el director general de la Policía autonómica, Andreu Joan Martínez, perderían el mando sobre los Mossos d'Esquadra, que pasaría a esa "autoridad funcional" recogida en la moción, que el pleno del Senado debatirá dentro de diez días.

Ignacio Cosidó ha insistido en que esta medida es independiente de la aplicación del 155 que reclamó el pleno del Senado el pasado 24 de octubre gracias la mayoría del PP en esta Cámara, y a la que su grupo no renuncia. Así, ha recordado que "no ha habido una semana" en que el líder del PP, Pablo Casado, y los dirigentes del partido, no hayan insistido en reclamar una nueva activación del 155, y ha hecho notar que el pasado 21 de noviembre el Senado también reclamó extremar el control financiero sobre la Generalidad.

"Cuanto más tiempo dejemos que se vaya deteriorando esta situación más difícil será resolverla", ha advertido el portavoz, quien ha apuntado que la Generalidad ha dejado "a los pies de los caballos" a los mossos cuando le ha amenazado "con represalias" por haber actuado frente a la violencia de los CDR.

La iniciativa del grupo popular señala que el Govern "ha puesto a los Mossos d'Esquadra a cumplir órdenes políticas, en algunas ocasiones contradiciendo sentencias judiciales" que hacen que los agentes acaben en los tribunales.

La opción favorita del Gobierno

Todo parece indicar que esta opción es también la favorita para el Gobierno, dado que el 155 implicaría suspender de nuevo la autonomía, dinamitando los pocos puentes que quedan en pie entre el Palau y Moncloa, lo que supondríam además el reconocimiento tácito del fracaso de esa "política de apaciguamiento" por la que Ferraz ha apostado desde el primer minuto. Algoq que también obligaría a Sánchez a anticipar las elecciones, ante la imposibilidad -a día de hoy casi certificada- de aprobar los presupuestos, al no contar con los votos de ERC y JxCat.

Aunque el 155 no guste, el Gobierno no tiene intención de quedarse de brazos cruzados -como ha hecho hasta ahora-. Para el PSOE, las declaraciones de Torra del pasado sábado, alentando a una "insurrección violenta como vía de solución" en Cataluña constituyen un "error", un "absoluto disparate" y una "gran temeridad" -como las ha calificado Peña-, por lo que ésta ha advertido de que "alguien tendrá que explicar de manera urgente esta barbaridad a la que quieren someter a los ciudadanos de Cataluña".

Los socialistas consideran además que los incidentes y las barreras levantadas en los peajes de las carreteras por los Comités de Defensa de la República (CDR) -con los Mossos de testigos de excepción- y coincidiendo con las horas centrales de la operación retorno por el puente de la Constitución, deben tener consecuencias, porque "ni se pueden cerrar las vías, ni se puede acabar con la libre circulación de los ciudadanos", ha indicado Peña, quien ha anticipado que "en las próximas horas" se conocerán las medidas "valientes" del Ejecutivo.

Lo que ayer ocurrió -en relación a las acciones de los CDR en las autopistas- "va a tener consecuencias" ya que "el president de la Generalidad no puede inhibirse cuando ocurren situaciones que provocan intranquilidad en la ciudadanía porque su principal obligación en Cataluña como autoridad del Estado es el mantenimiento de la seguridad y la convivencia", ha aseverado esta mañana la vicepresidenta Carmen Calvo.

AL AIRE LIBRE

Sánchez y la rendición de España

LUIS MARÍA ANSON

La solución que a estas horas se baraja en Moncloa pasaría, según indican ciertas fuentes, por intervenir los Mossos, pero no la Generalidad. Para hacer esto, el Gobierno recurriría a la Ley de Seguridad Nacional, la cual faculta al presidente del Gobierno para -siempre que exista una "situación de interés para la seguridad nacional"- organizar, mediante real decreto, una estructura que garantice "la defensa de España y sus principios y valores constitucionales". En otras palabras, tomar el control efectivo de los Mossos.

De esta forma, la Ejecutiva de Sánchez no solo se aseguraría el control de la seguridad de la autonomía, sino que se distanciaría de PP y Cs, quienes reclaman desde hace meses la aplicación del 155.

A escasos 10 días para la celebración de un Consejo de Ministros en Barcelona, que el Govern ya ha animado abiertamente a boicotear, el Gobierno está obligado a posicionarse. La equidistancia ya no es una opción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.