www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CICLISMO

Tour. El Sky se baja del ciclismo en pleno cerco al presunto dopaje estructural británico

jueves 13 de diciembre de 2018, 20:03h
Wiggins proclamó que "no he hecho nada" al serle preguntada la polémica investigación que está llevando a cabo el Parlamento británico.

Sky se baja del proyecto ciclista triunfal que ha liderado. Lo ha anunciado en un momento en el que todos los logros alcanzados por los corredores británicos están bajo la lupa del Parlamento isleño, ante la sospecha de la ayuda dopante. La cadena televisiva lo anunción este miércoles del siguiente modo: "Con esta decisión se concluirá con el patrocinio del Team Sky, el cual continuará corriendo bajo un nombre diferente si un nuevo patrocinador provee apoyo financiero para comienzos de 2020. El equipo competirá como Team Sky por última vez en 2019".

El mánager del equipo, David Brailsford, ha explicado que "la visión del Team Sky comenzó con la ambición de construir un equipo limpio y ganador alrededor de un cuerpo técnico y de corredores británicos. El éxito ha sido resultado del talento, dedicación y trabajo duro de un destacado grupo de gente que se ha retado constantemente a sí mismo", y Chris Froome, por su parte, ha reflexionado esto: "Un gigantesco gracias a Sky. Ellos han sido compañeros brillantes y ha sido un increíble viaje juntos el que hemos compartido. Me han ayudado personalmente en cada paso del camino y siempre estaré agradecido por el apoyo". En concreto, el viaje ha dejado 322 victorias, incluyendo ocho grandes vueltas, 52 carreras y 25 pruebas de un día, como las Clásicas.

Un histórico resultado del todo sorprendente si se comprende la escasa tradición ganadora y de práctica de este deporte en Gran Bretaña. Pero, desde 2010, el Sky revolucionaría al ciclismo, generando una hornada de corredores casi imbatibles cuando formaban en equipo. Bradley Wiggins, Chris Froome y Geraint Thomas ganaron el Tour de Francia bajo el paraguas de la estructura que en estas semanas está volviendo a ser escudriñada por una comisión parlamentaria del Reino Unido. Por ello, quizás, Brailsford ha hecho hincapié en la voluntad de "construir un equipo limpio" en su mensaje de desedida.

Ver esta publicación en Instagram

What a journey it has been! Thank you Sky ???? Let’s make 2019 the best year yet ????

Una publicación compartida de Chris Froome (@chrisfroome) el

El propio director general del Sky ha sido víctima de un ataque de Wiggins. 'Wiggo', campeón del Tour de 2012, se encuentra de gira por el planeta anglosajón, en la promoción de un libro en el que comparte con el público qué ciclistas le han inspirado, incluyendo a Lance Armstrong ("el ganador más completo", según sus palabras). Este particular corredor se encontraba en Bélgica, en su rol de conferenciante, cuando el diario belga Het Laatste Nieuws le preguntó por la investigación parlamentaria que, sin duda, le salpica.

Se sabe que Wiggins se había aprovechado de las exenciones médicas (TUE) para usar el corticosteroide triamcinolona acetonide (prohibido en competición) antes de los Tours de 2011 y 2012 y del Giro de 2013. Lo ha filtrado el grupo de hackers rusos Fancy Bears, y el diario inglés Daily Mail revelaría, de immediato, que la Federación Británica había enviado por correo un paquete sospechoso al Sky el último día del Dauphiné de 2011. En esa bolsa se encontraría la sustencia dopante mencionada. Todo ello salió a la luz en 2016, pero este año las pesquisas se han refrescado.

"Siento frustración por la falta de pruebas concluyentes", proclamó, toda vez que negó saber de dónde provino el paquete, amén de no conocer su contenido. "La afirmación de que estaba dirigido para mí no tiene sentido. Nunca lo vi. ¿Qué tenía? No lo sé. Tal vez era un dildo (consolador) para Dave Brailsford (mánager del Sky). Todo se creó para destruirme", defendió. Y, molesto, quiso restar credibilidad y legitimidad a la investigación parlamentaria subrayando que "se basaron en testimonios poco creíbles, no hice nada malo".

El caso es que la pesquisa política sobre un posible dopaje estructural en el ciclismo británico arrancó cuando el periodista del Daily Mail que firmó la información del paquete sospechoso fue llevado a la comisión de investigación impulsada por el Parlamento Británico. Pero, encontes, el doctor Richard Freeman, principal sospechoso, se negó a acudir a la comisión porque estaba enfermo. Así eludió dar su testimonio bajo juramento. Lo que sí trascendió es que el ordenador en el que doctor archivaba todos sus registros médicos le fue robado en Grecia. Cuando estaba de vacaciones. Este dato cerró la investigación.

Pero, el presidente de aquella comisión, Damian Collins, declaró lo siguiente al conocer que Freeman iba a contar lo sucedido en el libro The Line: Where Medicine and Sport Collide (La Línea: Donde medicina y deporte chocan): "Es decepcionante que el Dr. Freeman haya decidido contar su historia en un libro en lugar de declarar ante el comité". "Seguiremos con atención cualquier cosa que pueda contar sobre aquella investigación", prometió el 12 de junio de 2018. Ahora parece haber llegado el momento.

Freeman, ex médico del Sky que trabajó en aquel tiempo también para la British Cycling, fue el receptor de unos parches de testosterona, prohibidos, en la sede federativa en 2011. Ese año Bradley Wiggins sorprendió al planeta al acabar tercero en la Vuelta a España y lograr la plata en la prueba contra el relo del Mundial. Doce meses más tarde de la recepción de ese polémico paquete, que ha arrastrado sospechas desde encontes, 'Wiggo' inauguraría el pastoreo del Sky en el Tour de Francia. Con Freeman al mando del cuadro médico. Y, en el entretanto de la recuperación de esta investigación, el doctor Bartalucci, que colaboró con el Sky a razón de "229.740.000 euros por 100 días de trabajo", arguyó que fue contratado por su "conocimiento especial" en esos controvertidos programas de recuperación intravenosa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.