www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. James Harden pone en su sitio a los Lakers de LeBron James

viernes 14 de diciembre de 2018, 22:34h
Colosal actuación del escolta para tumbar a los californianos.

El 20 de octubre debutó LeBron James como jugador de Los Angeles Lakers en el Staples Center. Lo hizo perdiendo ante los Houston Rockets por un claro 115-124. En aquella batalla se inaguraría una rivalidad, entonces de difícil pronóstico en cuanto a la relación de fuerzas teórica, que abriría fuego con una pelea que repartió sanciones a Brandon Ingram, Rajon Rondo y Chris Paul. El astro de Akron declaró entonces lo siguiente: "Ha sido genial. Los aficionados estaban realmente entusiasmados y el equipo lo ha dado todo. Nos ha faltado ganar, pero el ambiente fue eléctrico. Estuvimos cerca. Estábamos a uno en ese momento y tuvimos ocasiones de ganar el partido".

En aquella fecha acumulaba dos derrotas en dos partidos el bloque californiano. "Sé que va a haber dificultades al comienzo y que no va a ser fácil. Hoy hemos tenido lapsus y hemos fallado tiros. Es algo que ocurrirá en ocasiones", relativizó King James. Pues bien, pocos analistas podían augurar que la siguiente vez en la que se midieran estas franquicias los Lakers viajarían por encima de los Rockets en la Conferencia Oeste. Ese episodio tuvo lugar este viernes, con los de oro y púrpura con un 17-10 sorprendente y los tejanos yaciendo con un no menos sorpresivo 13-13. Los roles habían virado con el paso de los partidos, dejando al sistema de Houston en un mal lugar y a los californianos al galope del entusiasmo.

En ese duelo inicial LeBron embocaría 25 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes, mientras que James Harden acumuló 36 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias. El caso es que el vigente MVP de la liga decidió bajar de la nube a los angelinos en el envite que los Rockets ganarían por 126-111 en el Toyota Center. 'La Barba' firmó un triple-doble de 50 puntos, 10 rebotes y 11 asistencias. Una actuación colosal, la mejor de lo que va de curso en su particular rendimiento, que quiso remarcar que, a pesar de la coyuntura, el vestuario que rozó las Finales del pasado junio todavía es capaz de refutar su orgullo con una ejecución sólida. Eso sí, colgados en la excelencia de Harden.

Perdería seis veces el balón el escolta estelar, pero resultó maravilloso en los minutos finales (11 puntos en el cuarto postrero), tramo en el que los de Houston escaparon a la pegajosa y continuada persecución de los visitantes. Le ayudarían a ganar el segundo partido consecutivo Clint Capela (16 puntos, 14 rebotes y dos tapones), Chris Paul (14 puntos, nueve asistencias y tres recuperaciones de balón), Danuel House Jr (15 puntos) y Eric Gordon (13 puntos). Todo ello para colocarse cinco partidos por debajo del conjunto dirigido por Luke Walton y seguir en la última plaza de la División Suroeste.

Los Lakers, por su parte, tuvieron que lidiar con las bajas de Rajon Rondo y Brandon Ingram. LeBron se quedaría en 29 puntos, cinco rebotes y cuatro asistencias. Y, sobre todo, evidenció cansancio cuando se dilucidaba el ganador, salpicando su ejecución de fallos en el tiro. Sólo le acompañaría con consistencia Kyle Kuzma (24 putos y cinco asistencias). Asomarían como insuficientes Josh Hart (15 tantos) y Lance Stephenson (17 puntos). Se quejarían del criterio arbitral con las faltas, denunciando que fueron perjudicados. Mas no defendieron el rebote, no igualaron la efectividad en el triple ajena y perdieron muchas posesiones. Finalmente, caerían al ceder un parcial de 13-2 en 1:59 minutos.

Por otro lado, Luka Doncic se midió al número uno del draft, el pívot bahameño Deandre Ayton. Y le arrolló en el duelo entre novatos llamados a tomar el relevo en el futuro de la NBA. El esloveno no tuvo su mejor día, pero fue capaz de autografiar 13 puntos, cinco rebotes, seis asistencias y dos robos. El compañero de hornada de los Suns pereció con 7 puntos, cinco rebotes y cuatro pérdidas. Este resultó la intrahistoria del envite perdido por los Mavericks por 99-89, un marcador que hizo romper la racha perdedora de 10 eventos concatenadas de los de Arizona.

En esta fecha regresó a las pistas Dirk Nowitzki. Lo hizo de manera escueta. El alemán, de 40 años, jugó unos minutos para convertirse en el único jugador en la historia de la NBA que consigue esa permanencia sin cambiar de franquicia. A su lado destacarían Harrison Barnes (15 puntos) y DeAndre Jordan (14 puntos y 15 rebotes) en una madrugada en la que fallaron 17 de los 19 intentos de triple que hicieron. En consecuencia, los Mavs frenaron su inercia de tres triunfos consecutivos y se quedan con un 15-12 meritorio. Los de Phoenix, por su parte, se aprovecharon del resplandor de T.J.Warren (30 puntos) y el veterano escolta reserva Jamal Crawford (17 puntos).

Por último, los San Antonio Spurs se dieron el gusto de paladear la catarsis necesitada al aplastar a los pujantes Clippers por 125-87. LaMarcus Aldridge (27 puntos) encabezó una lista de siete jugadores tejanos que anotaron dobles dígitos, ejemplo del modelo coral buscado por Gregg Popovich. Rudy Gay (21 puntos y seis rebotes) y DeMar DeRozan (14 puntos y siste asistencias) recondearían un esfuerzo que tumbó a los angelinos con claridad. Tobias Harris (17 puntos), Avery Bradley y Danilo Gallinari (15 puntos por barba) no llegarían a la orilla. Aunque permanecen con un fenomenal récord de 17-11.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.