www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

NATACIÓN

Mundiales de piscina corta. Caeleb Dressel se proclama patrón en China

domingo 16 de diciembre de 2018, 23:01h
Los campeonatos de Hangzhou sólo dejaron tres puestos de finalistas para la delegación española.

Caeleb Dressel llegó a la última jornada de los Mundiales de piscina corta celebrados en la ciudad china de Hangzhou con la presión de ganar, al fin, una prueba individual. Arribó a esta fecha con la mochila llena de medallas (seis preseas vivieron de su participación en la disciplina de relevos con sus compañeros de Estados Unidos), pero le faltaba brillar en solitario para proclamarse como el mejor de la cita que ha congregado a los mejores de la natación internacional.

Le habían vencido previamente el sudafricano Chad Le Clos -en la final de los 100 mariposa- y el ruso Vladimir Morozov -en la de los 50 metros libre-, por lo que sólo le quedaba a Dressel una bala en la recámara: la final de los 100 metros libre. En esa prueba debía superar a Morozov, el especialista consumado de la distancia que en noviembre se quedó a una centésima del récord del mundo (44.94) que posee el francés Amaury Leveaux desde hace una década.

Pues bien, el estadounidense llegaba a esta carrera con la tercera mejor marca, por detrás de Morozov y Le Clos -autor del mejor tiempo en las semis, con una marca de 45.89 segundos-. Sin embargo, Dressel resplandeció en el momento de la verdad, rompió el favoritismo del ruso y se vengó del sudafricano para cantar victoria y heredar el trono dejado por Michael Phelps como indiscutible número uno de la natación mundial. Su hambre competitiva fue irrefrenable. En los 50 metros viajaba en el tercer puesto, mas remontaría el casi medio segundo ganado por Morozov. Sus dos últimos largos permanecerán en la retina del aficionado.

Ver esta publicación en Instagram

That strong finish tho 👌👌👌 Closing out #FINAHangzhou2018 with a whopping 36 total medals won over 6 days 👏🇺🇸🙌 #Swimming #Hangzhou

Una publicación compartida de USA Swimming (@usaswimming) el

Le sacaría en el final dos centésimas al ruso (Caeleb marcó un crono de 45.62 y Vlamidir hizo un 45.64). El podio sería completado por Chad Le Clos, que reprodujo el tiempo marcado en las semis. En consecuencia, Dressel se hizo legendario en Hangzhou. Se marchó de los Mundiales con un total de nueve medallas -seis oros y tres platas- y la sensación de dominio presente y futuro. Y es que ya amontonó siete medallas de oro en los Mundiales de piscina larga disputados el pasado año en Budapest.

Y en este cierre de la cita mundialista de piscina corta destacaría también la triunfal despedida de la alta competición del sudafricano Cameron van der Burgh. Lo hizo colgándose el oro en los 50 metros braza. El veterano, que en el evento chino ya había vencido en los 100 metros braza, selló lo acertado de los vaticinios y completó su doblete personal con un tiempo de 25.41. El resto de cronos resultaría descriptivo de su capacidad de dominio: Ilya Shymanovich, plata, firmó un 25.77, mientras que Felipe Lima, bronce, marcó un 25.80.

Evgeny Rylov también hizo las maletas con un gran sabor de boca. El ruso venció en la final de los 200 metros al campeón olímpico, el estadounidense Ryan Murphy. A este coloso americano ya le había abrasado en la final por el oro de los 50 metros espalda, y en esta fecha le marcó el territorio con un 1:47.02 inalcanzable, dejando en cuestión la decisión del equipo ruso de incluirle en la prueba del hectómetro espalda, disciplina en la que brilló Murphy, aprovechando que tenía el horizonte despejado de verdaderos rivales.

Ver esta publicación en Instagram

Fourth gold tonight 😎 Repost: ・・・ Katinka, gunning for gold medal number four here in Hangzhou, in the 200m Individual Medley!#Hangzhou2018

Una publicación compartida de Iron Lady (@hosszukatinka) el

En la categoría fememina volvió a surgir como reina la húngara Katinka Hosszu. Se fue de los Mundiales de Hangzhou con un total de cinco medallas -cuatro oros y una plata-. Un botín menos que los nueve metales que se colgó en los Mundiales de Windsor (2016, siete oros y dos platas), pero suficiente para remarcar su carácter monopolístico en la natación. La 'Dama de hierro' acomplejaría el sesnacional rendimiento de la neerlandesa Ranomi Kromowidjojo, ganadora de tres oros y asumida como la dominadora del sprint. Venció en la final de los 50 libre, aprovechando la baja de Sarah Sjostrom, que tras renunciar a participar en China.

Este hecho también fue amortizado por la estadounidense Kelsi Dahlia, que se alzó con el oro en los 100 metros mariposa. Lo logró con una marca de 55.01. Y Estados Unidos clausuraría su participación con el oro cosechado en los 200 metros braza por Annie Lazor, que doblegó en la final a las españolas Jessica Vall y Marina García, quinta y octava, respectivamente. Precisamente estos dos nombres han sido los más sobresalientes de la delegación nacional en estos Mundiales.

Lastrada por la ausencia de Mireia Belmonte, que renunció a competir en China tras sufrir una lesión de tobillo que le obligó a interrumpir su entrenamiento, España se vio frozada a conformarse con el séptimo puesto que Catalina Corró logró en los 400 estilos, así como con la quinta y octava plazas mencionadas anteriormente, conseguidas por Jessica Vall y Marina García en los 200 braza. Un balance pobre pero similar al del evento mundialusta celebrado hace dos años en Windsor (Canada), lugar en el que ningún representante español subió al podio.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.