www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MMA

UFC. Los susurros de Conor McGregor sobre su vuelta al octágono en 2019

viernes 21 de diciembre de 2018, 20:34h
La compañía necesita un golpe de efecto tras verse obligada a cancelar el primer evento del próximo año.

Aunque todavía está esperando el dimensión de la sanción que le interpondrá la Comisión Atlética de Nevada por la algarada destada tras su pelea con Khabib Nurmagomedov en la UFC 229, Conor McGregor bulle ganas de volver a octágono. Así lo ha expuesto en las redes sociales este miércoles. El irlandés, que no sabe si será inhabiliado y durante cuánto tiempo, tiene claro que el 2019 va a regresar a competir en el lugar que le hizo propulsar su figura hasta la de estrella mundial.

"Estaré lanzando cohetes en 2019" ha escrito en un apublicación en la que adjunta fotografías en las que se le visualiza entrenando. McGregor, que está atravesando un puñado de nubarrones en estas semanas -ha sufrido la retirada del permiso de conducir durante seis meses por exceso de velocidad y se le han caído varias peleas de postín, quedando relegado a segundo plato en el panorama de la compañía que gestiona Dana White-, está convencido de la no postergación de su vuelta.

Aunque el que ha sido su entrenador y mano derecha le haya abandonado por considerar que el luchador irlandés ha perdido facultades ("fue golpeado con dureza ante Khabib, algo que no le había ocurrido a lo largo de su carrera"). El preparador ha afirmado que no desea que Conor vuelva, porque es un padre de familia y su cuerpo no debería sufrir más golpes. Eso sí, la ventana para una nueva colaboración está abierta si se presenta un combate que proponga una bolsa de millones de dólares mareante. Entonces "merecerá la pena".

Ver esta publicación en Instagram

I am launching rockets in 19’ #staystrapped

Una publicación compartida de Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) el

El caso es que el isleño vuelve a mostrar que su vehemencia y personalidad están por encima de las circunstancias. Incluso, se podría entender esta publicación como una medida de presión hacia la Comisión Atlética de Nevada, pues están fiscalizando a uno de los nombres que han relanzando el interés económico de los combates en Las Vegas desde el declive numérico del boxeo. Y McGregor lo sabe. Lo que le resta para cerrar el círculo es localizar a un rival que esté a la altura de la exigencia monetaria. No va a tenerlo fácil.

Nombres como Tony Ferguson, Khabib Nurmagomedov, Dustin Poirier o Max Holloway, la élite actual en lo relativo a dólares dentro de la UFC, han dejado claro que no consideran que el irlandés esté dentro del circuito de elegidos que se encuentran en la cima. En otras palabras, han pasado de los anzuelos sembrados por el entorno del europeo. Y la pelea cacareada contra Donald 'Cowboy' Cerrone, de mucho menor rango y que parecía estar cocinándose en los despachos que gobierna White, se ha congelado.

Pero la empresa estadpounidense necesita un reclamo goloso, ya que ha sufrido un revés sobresaliente en las últimas semanas. La empresa de artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) se ha visto forzada a suspender el UFC 233 por la imposibilidad para encontrar un evento prinicpal. Un hecho insólito en esta era si se considera que el evento, previsto para el 26 de enero como apertura de 2019, iba a congregar el trascendental debut en la empresa de Ben Askren, el fichaje estrella acometido tras el adiós del icónico Demetrius Johnson. Ahora que Bellator le ha ganado esta batalla, la UFC está urgida a restaurar el orden de fuerzas.

Ver esta publicación en Instagram

⚔️

Una publicación compartida de Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) el

Ahí es donde entra McGregor. Y, según se insiste, el legendario Anderson Silva. El brasileño, considerado como uno de los mejores luchadores que han conocido las MMA -junto al inaccesible Fedor Emelianenko-, ya le lanzó un reto al irlándés hace meses. Esta semana ha vuelto al ataque. Porque, con 43 años, asegura que sólo le quedan tres peleas y quiere que una sea contra Conor. Desde su nuevo gimnasio Spider Kick en Los Ángeles, donde se entrena para afrontar el UFC 234 en el que peleará con la promersa Israel Adesanya (9 de febrero), ha comentado sus charlas con White al respecto.

"En este momento de mi carrera, creo que el desafío correcto es una súper pelea. Hablo con Dana (White) sobre Georges St-Pierre -otro icono de la UFC- y sobre McGregor. Especialmente porque McGregor es un desafío. Hablo mucho con Dana sobre la pelea porque es muy interesante pelear con este chico. Es un luchador increíble y una leyenda en este deporte. Vamos a ver. Es un buen plan para formar una súper pelea y es muy interesante para mis fans", reflexionó 'La Araña'. "Yo sólo espero. Ahora la pegunta es para Dana", ha zanjado.

De momento, a Conor únicamente se la ha presentado como vigente la oferta de Al Iaquinta. El estadounidense, muy alejado del magnetismo de los nombres que se vienen mencionando, acaba de conseguir una victoria importante que le fija entre los mejores del peso ligero y se siente capacitado para dar un espaldarazo a su trayectoria. Por ende, su entrenador ha emitido el reto: "Realmente me gustaría que peleara con Conor McGregor. No creo que Conor se merezca la revancha con Khabib. Parece que van a hacer Khabib vs. Ferguson, lo cual es totalmente justo. Me gustaría que Al consiguiera una gran pelea de dinero. Me encantaría que tuviera ese combate y me encantaría formar parte". Visto lo visto, quizá sea el relanzamiento adecuado para el irlandés antes de volver a intentar hacer saltar la banca contra otro púgil más llamativo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.