www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPLANA REZA PARA MORIRSE

sábado 29 de diciembre de 2018, 17:53h
Persona de gran calidad humana, trabajador hasta la extenuación, solidario con los desfavorecidos...

El pasado 30 de julio, Luis María Anson publicó un artículo en favor de la libertad de Eduardo Zaplana. Tuvo amplio eco en las redes sociales. El lunes 24 de este mes repitió sus argumentos. Infinidad de testimonios se han unido al de Anson, mientras la jueza Isabel Rodríguez Guerola permanece enrocada en una actitud difícil de entender. Reproducimos a continuación su artículo publicado el día de Nochebuena en el diario El Mundo.

“Persona de gran calidad humana, trabajador hasta la extenuación, solidario con los desfavorecidos, atento con todos, respetuoso con los que de él discrepaban, Eduardo Zaplana es uno de los políticos más relevantes entre los que he conocido a lo largo de mi dilatada vida profesional. Afirmo todo esto porque nunca recibí de él absolutamente nada, salvo amistad y simpatía”.

En esta misma página publiqué un artículo el pasado 30 de julio, al que pertenece el párrafo anterior, para solicitar de la juez Isabel Rodríguez Guerola que aceptara el traslado de Eduardo Zaplana a su domicilio con el fin de que pudiera ser adecuadamente atendido del cáncer que padece, una leucemia en vías de curación gracias al adecuado trasplante y tratamiento. La clínica estadounidense MD Anderson, de Texas, advirtió de peligro de muerte si permanecía en prisión. La afirmación de los médicos americanos estremecía: una recaída en su enfermedad es “mortal en el 100% de los casos”. Y ese riesgo de recaída se multiplica en la cárcel.

La crisis en el estado de salud de Eduardo Zaplana se ha producido en parte y el político ha ingresado en el hospital La Fe. Algunos amigos cercanos han tenido acceso al exministro y ocasión de conversar con él. Consideran su estado físico y anímico, deplorable. “Esto es una tortura -ha afirmado Zaplana-, me están torturando y rezo todos los días para morirme”. Resulta inhumano mantener a un enfermo de leucemia en esa situación. Que un hombre de la entereza de Eduardo Zaplana diga que reza todos los días pidiendo que le alivie la muerte, estremece.

Pablo Iglesias ha declarado en favor de que la Justicia traslade al exministro a su casa para recibir la atención que cualquier persona en su estado se merece. Un diez para el líder de Podemos, que ha demostrado sensibilidad y humanidad. Estoy seguro de que la declaración de Pablo Iglesias es compartida por la inmensa mayoría de los españoles.

Esta noche es Nochebuena, la fiesta más familiar del año. Noche de paz, noche de amor, noche de perdón y solidaridad. ¿Será posible que la juez Isabel Rodríguez Guerola se mantenga intransigente y no ordene el traslado de Eduardo Zaplana a su domicilio particular, cuando está claro que no existe el menor riesgo de fuga?