www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

Una conmemoración feliz

José Manuel Cuenca Toribio
sábado 29 de diciembre de 2018, 20:13h

Ningún acicate mayor para conmemorar condignamente el centenario de la Real Academia de Doctores de España que el discurso de ingreso en la antedicha corporación del Prof. Lucense D. Federico Fernández de Buján en ocasión muy reciente. Una institución fundada en una de las épocas de mayor potencia climatérica de la muy rica cultura humanística española contemporánea, la del decenio de los veinte del Novecientos, no podría, en efecto, encontrar un heraldo más idóneo para anunciar el arranque del acontecimiento conmemorativo que un muy prestigioso docente de longue date, consagrado desde el fin de su brillante licenciatura en Derecho en la por entonces muy flamante Universidad Autónoma madrileña (-ha justamente medio siglo-) al estudio de la jurisprudencia romana. Educado en la tradición romanista más acendrada de España por las enseñanzas de su maestro D. Manuel García Garrido y en el surco, por ende, del magisterio -introducido ya en la mejor leyenda de nuestra reciente historia cultural- de D. Alvaro d´Ors (1915-2004), el actual catedrático de la UNED presenta unas impecables credenciales del mejor servicio al Alma Mater del pasado más reciente español. Integrante como numerario de los claustros de varias Universidades -Comillas, Complutense, Las Palmas-, es autor de una vasta obra, extendida no solo por los anchos terrenos de su especialidad, sino igualmente por amplios campos de las Humanidades en su dimensión más genuina. Asiduo colaborador en las páginas de varios periódicos de alto coturno –entre otros, ABC y La Voz de Galicia-. ha entregado parte de su trepidante actividad publicística a tareas de alta divulgación en parcelas sustantivas de la edición española, sin desdeñar incluso las incursiones en el mundo infantil con libros tan logrados como el delicioso sobre los Reyes Magos. En la misma área de la alta divulgación han de incluirse –y con caracteres peraltados- calas tan penetrantes como las del juicio de Jesús en la Jerusalén romana o el impacto y presencia de la huella del Derecho de la Urbe en la España de las Autonomías.

Junto a ello y, por supuesto, en un lugar más descollante, un dilatado censo de monografías y extensos artículos acerca de las más sobresalientes parcelas del romanismo clásico, a cuyo crecimiento y vigencia actuales contribuye con páginas en las que la erudición alquitarada se alía admirablemente con la acuidad exegética. No sorprende así que sus aportaciones a temática tan esencial como los fundamentos romanísticos del intenso cultivo de las bases doctrinales del actual Estado de Derecho hayan granjeado a sus escritos un acendrado prestigio en la misma cuna de la civilización latina, siendo hoy en Italia uno de los intelectuales españoles más prestigioso y conocidos, como atestiguan sus múltiples estadías en los más renombrados claustros de la península italiana, sin lugar a dudas su segunda patria universitaria y cultural.

Horas, pues, de legítima alegría en una institución como la Academia de Doctores de España que con el ingreso en ella del Prof. F. Fernández de Buján se apresta, con renovado vigor, a celebrar condignamente su primer siglo de fecunda existencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios