www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Pedro M. Sasia (coord.): La perspectiva ética

domingo 13 de enero de 2019, 22:54h
Pedro M. Sasia (coord.): La perspectiva ética

Tecnos. Madrid 2018. 209 págs. 20 €.

Por José Antonio González Soriano

El Centro de Ética Aplicada de la Universidad (jesuita) de Deusto (con campus en Bilbao y San Sebastián) está constituido por un grupo de profesores que trata desde hace varios años de practicar la virtud docente de su compromiso ético, procurando alentar a la sociedad vasca a transitar por un camino de reconocimiento público de las víctimas del terrorismo: “Miembros del Centro de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto nos hemos implicado en la formulación e implementación de una experiencia de “víctimas educadoras” que, habiendo soportado la violencia de ETA o de los contraterrorismos anti-ETA o el irrespeto de los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad confrontadas con otras violencias […] están ofreciendo su impactante testimonio en los centros escolares, mostrando la enorme carga educativa que ellos tiene.”

En este libro, La perspectiva ética, los componentes de este grupo tratan de reconstruir teóricamente su experiencia, fundamentando un enfoque ético centrado en el llamado “testimonio de las víctimas” y que entiende que la enseñanza de la ética supone, en su ejercicio, una de las virtudes morales que la Filosofía debe aportar a nuestra sociedad. Desde este planteamiento, esta obra está destinada principalmente a quienes se ocupan de la docencia en los campos de la Ética y la Filosofía, y toma como principales puntos de referencia el pensamiento aristotélico y el de la pensadora que más y mejor ha actualizado el legado ético-político del Estagirita: Hannah Arendt.

La conclusión fundamental a la que trata de arribar el libro, compuesto por “artículos” engarzados, redactados por cuatro autores distintos -Pedro M. Sasia, Xabier Etxeberria, Javier Martínez Contreras, y Galo Bilbao-, perfectamente coordinados entre sí, y que revisan casi todos los grandes problemas éticos que la filosofía contemporánea aborda desde diversos modelos teóricos, es que la “perspectiva ética” es la perspectiva de las víctimas. En este punto, los autores vuelven su mirada a la obra de Ricoeur, el pensador que, desde la hermenéutica, ha tematizado los principales aspectos del compromiso ético con las víctimas de la injusticia.

Sin embargo, desde un punto de vista moral, no es fácil determinar quiénes son víctimas. Kant trató de mostrarnos que la exigencia moral es la que propiamente constituye a los individuos en sujetos, al hacerles asumir, de forma simultánea, su libertad y su responsabilidad. De ahí surge la noción (tanto ética como política) del sujeto como agente responsable y activo que sostiene el entramado social de derechos y deberes. Esta perspectiva parece desvanecerse en cierta medida cuando se hace pivotar la justificación entera de la ética sobre el relato de las víctimas del terrorismo, que construye un escenario social de “protagonistas” (a su pesar) y “espectadores-benefactores” (quienes contemplan y se conmueven ante su testimonio).

Que el reconocimiento social de estas víctimas forme parte esencial de la renovación necesaria de nuestros pactos sociales por la convivencia no agota la especificidad de la perspectiva ética, como quieren los autores. El conocimiento moral es un debate permanentemente abierto sobre todo aquello que nos convierte, más allá de nuestras circunstancias biográficas, en sujetos de pleno derecho (y responsabilidad). Y es una cuestión universal. Los profesores de Ética Aplicada de la Universidad de Deusto exploran con rigor y profesionalidad uno de sus más controvertidos paisajes para hacer de ello pedagogía ética de primer nivel.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios