www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TRIBUNA

La vanidad política

lunes 14 de enero de 2019, 20:08h

Se necesitará mucha pedagogía política para entender el desprecio que C´s ejerce sobre Vox. Comprendo que los partidos políticos traten de diferenciarse unos de otros para captar el voto de los electores, pero la calidad de la democracia se mide por la capacidad que tienen los dirigentes de adaptarse al mandato de los dirigidos. Una democracia es tanto más desarrollada, dicen los grandes teóricos de la política, cuanto más las elites dirigentes son capaces de atender las demandas de los dirigidos. Y en este caso la cosa está clarísima. Es casi una evidencia: sin Vox no es posible la gobernabilidad de Andalucía. En efecto, no atenerse a lo obvio puede estar poniendo en evidencia que también C´s está cayendo, como en el pasado le sucedió a PP y PSOE, en el peor vicio de la política: la vanidad, que siempre confunde la legítima voluntad de poder, última ratio de la profesión del político, con la arbitraria, parcial y subjetiva obsesión de considerarse en posesión de la verdad.

La obviedad está al alcance de cualquiera con dos dedos de frente: sin el apoyo de los 12 diputados regionales de Vox no sería posible conformar un gobierno para Andalucía, pero C´s se esfuerza cada día más por unirse al amplio coro de difamadores y “estigmatizadores"; de la nueva fuerza política que ha aparecido en Andalucía. La cosa resulta más que paradójica, atrabiliaria, si atendemos a la reciente historia de este partido, pues que nadie podrá poner en duda de que C´s, en los últimos cuatro años, ha liderado el proceso de regeneración democrática de nuestro país, merced a su capacidad de dialogo con todas las fuerzas políticas y sin poner en cuestión a priori ningún partido político por diferir de sus ideas. C´s había intentado,sí, actualizar la gran verdad de la democracia liberal: ¡Convivir con el enemigo! ¡Gobernar con la Oposición!

Pero, en el último mes y medio, ha terminado con esa premisa genuinamente liberal: vivir y convivir con el otro, aunque sea radicalmente diferente de nosotros, es posible. Ahora, C´s no desea convivir con lo que no es él. Parece que C´s abandona el liberalismo sin ningún tipo de justificación racional… En fin, como les pedíamos hace más de tres años y medio, harían bien los de Rivera en presentar cuanto antes un programa que resuelva cómo gobernar con otros partidos. Ya pasó la hora de los “apaños” y los “arreglos” para salir del atolladero de 2015 en Andalucía y Madrid. Es menester un programa riguroso para conformar una mayoría de gobierno con otras fuerzas políticas. La sociedad de 2019 ha cambiado con respecto a la de 2015, pero tengo la sensación de que a los dirigentes de C´s les cuesta cambiar, porque siguen manteniendo las mismas ambigüedades y dobleces oportunistas de siempre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (22)    No(0)

+
1 comentarios