www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Los Warriors detonan la bomba DeMarcus Cousins y meten miedo

sábado 19 de enero de 2019, 19:28h
Los vigentes campeones ya cuentan con todos sus estiletes en plantilla.

Han tenido que esperar algo más de tres meses de competición para contemplar en pista al gran fichaje del mercado estival. Pero, al fin, los Golden State Warriors pudieron alinear al anhelado quinto conformado por All Stars. Un hito histórico en la NBA. Nunca antes un equipo había podido poner en la cancha, de forma simultánea y como titulares, a cinco jugadores con el pedigrí mencionado. Y lo hicieron, para más inri, en plena racha triunfal que les está disparando en el liderato de la Conferencia Oeste.

Los californianos han naufragado a lo largo del curso por la ausencia de un pívot de garantías defensivas y ofensivas. Las soluciones no han surtido efecto y las lesiones y los apagones de concentración hicieron emerger dudas sobre la consistencia ganadora de los vencedores de tres anillos en cuatro años. Pero han llegado a esta altura del calendario en la cima, a duras penas, para soltar a DeMarcus Cousins, ujn gigante talentoso que no jugaba desde el 26 de enero del 2018, cuando sufrió la rotura del tendón de Aquiles izquierdo.

Firmaría 14 puntos, incluidos tres triples de cuatro intentos, seis rebotes, tres asistencias, un robo y un tapón en 15 minutos. Y, sobre todo, ejecutó un mate imperial para encender a la grada y convencer a propios y extraños de su capacidad de encaje en el engranaje revolucionario de la franquicia de Oakland. El resultado fue el 94-112 que asestaron a los pujantes Clippers, en la que significó su séptima victoria encadenada. Viajan con velocidad de crucero y ya al completo de estrellas.

Esta vez Steph Curry se quedó en 28 puntos, incluidos 14 en el tercer periodo cuando los Warriors rompieron el marcador a su favor. Y Kevin Durant aportaría 24 puntos a un ataque que, a pesar de todo, sucumbió en el tino a la hora de tirar de tres (cosecharon un pobre 9 de 37 intentos de triple). Cousins se iría, eliminado por faltas, ovacionado también en este aspecto de su carácter. Y los Warriors se dieron un festín para afianzar la marca global de 32-14 ante un conjunto en el que sacaría la cara Tobías Harris (28 puntos y nueve rebotes).

Por otro lado, la jornada devolvió la alegría a los Jazz. El granítico sistema de Utah se impulsó en Donovan Mitchell (24 puntos), Rudy Gobert (19 puntos, 15 rebotes, cinco asistencias y un tapón) y Royce O'Neale (16 puntos y 11 rebotes) para superar a los Cavaliers por un esclarecedor 115-99. La franquicia de Salt Lake City amplió a seis sus victorias seguidas y, con ello, se encaraman a un récord de 26-21, a pesar de la lesión del español Ricky Rubio.

Los Spurs, por su parte, también prosiguen su carrera competitiva que les está conduciendo a discutir la primacía tejana con los Rockets, contra todo pronóstico. Lo titubeante del equipo de Houston a dado vida al proyecto de Gregg Popovich, que este sábado ganó a domicilio a los Timberwolves. En el 113-116 postrero influiría LaMarcus Aldridge (25 puntos y nueve rebotes). Y con estetriunfo el técnico legendario se colocó como el que más partidos ha ganado, fuera de casa, en la historia de la liga estadounidense, junto a Pat Riley (520). Los de El Álamo viajan en el liderato de la División Suroeste, por delante de los Rockets (27-20).

Karl Anthony Towns y Derrick Rose (23 puntos por barba) no salvaron a los Wolves, como tampoco lo consiguieron Anthony Davis (27 puntos), Jrue Holiday (20 puntos) y Julius Randle (19 puntos) con sus Pelicans. La franquicia de Nueva Orleans sucumbió en su viaje a Portland. Los Blazers triunfaron por 128-112 gracias a los 24 puntos y ocho asistencias rubricados por Damian Lillard. De este modo, se colocan con un 28-19 que les atisba como candidatos claros a terminar en la parte alta del Oeste.

Finalmente, los Celtics y los Nets sumaron un triunfo a sus balances. Los de Boston sometieron a los Grizzlies con un Kyrie Irving estelar (38 puntos y 11 asistencias). Anotó el base 20 de sus 38 puntos en el tercer cuarto, decisivo en el 122-116 determinante. A su lado brillaron Marcus Smart (20 puntos) y Al Horford (18 puntos). Los pupilos de Brad Stevens parecerían hacer encontrado su fluir, todo lo contrario que los de Memphis. El esfuerzo de Mike Conley (26 puntos) y Marc Gasol (11 rebotes y 12 asistencias) quedó en nada. En cambio, los 40 puntos de D'Angelo Russell sí valieron para que Brooklyn derribara a los Magic por 115-117, tras remontar 21 puntos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios