www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

NFL. El veto de la liga a Kaepernick, perseguido por Trump, y la labor de la Justicia

sábado 19 de enero de 2019, 22:41h
El otrora quarterback de los 49ers inició las protestas por la brutalidad policial durante la interpretación del himno.

Este fin de semana la NFL celebra las Finales de la Conferencia Americana y Nacional, respecfivamente. En estas citas previas a la Super Bowl está inmerso Tom Brady, considerado como uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol americano y amigo personal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. El afamado y pomposo quarterback tratará de conducir a sus Patriots al triunfo ante los Chiefs, mientras que los Saints de otro ilustre veterano, Drew Brees, tratarán de hacer lo propio frente a los Rams. Se trata de un doble duelo de tipo generacional.

Pues bien, en paralelo a esta cima caliente de la temporada de este deporte estadounidense, los jugadores que pertenecen a la liga han vuelto a reclamar a la directiva de la NFL que levanten el veto que podrían haber impuesto a Colin Kaerpernick, el jugador devenido en icónico por haber sido el primero en hincar la rodilla durante la interpretación del himno, en cada partido, como método de protesta por la brutalidad policial y los abusos contra la comunidad afromericana.

En una encuesta publicada este enero por el diario The Athletic, realizada a jugadores de la liga profesional de fútbol americano, el 95% de los consultados piden que el comisionado Roger Goodell y los dueños de los equipos abran las puertas para que alguna de las franquicias reclute al quarterback caído en desgracia por motivos deportivos -cuando perdió la titularidad con los San Francisco 49ers- y sociales. Reclaman, al menos, que se le de una oportunidad. Que se le ponga a prueba.

Ver esta publicación en Instagram

Believe in something, even if it means sacrificing everything. #JustDoIt

Una publicación compartida de colin kaepernick (@kaepernick7) el

El veto implícito que gobernaría a los equipos desde la temporada 2016, aquella en la que Trump clamó al cielo ante lo que consideraba una afrenta al himno y a la nación -en lugar de considerar esas protestas como una mera señal de crítica ante la discriminación racial en uno de los altavoces más grandes-, ha mantenido a Kaepernick sin trabajo. El jugador de 31 años, que se ha acercado a algunos entrenadores para charlar, ha recibido el apoyo explícito de 85 de los jugadores defensivos más sobresalientes de la competición.

Este es el último capítulo de un movimiento que ha llevado a 'Kap' a desarrollar una labor cívica en paralelo a su exclusión deportiva. Sus discursos y conferencias en diversos foros, como en la sede mundial de Amnistía Internacional, siempre abogando por la igualdad racial y la desaparición de la brutalidad policial -selectiva y no selectiva- le han conferido un rol respeto en su comunidad que no tenia cuando dirigió a los 49ers a dos títulos de división, un campeonato de la NFC y a la disputa de la Super Bowl XLVII. Incluso ha sido premiado por la Universidad de Harvard.

El poseedor del récord de yardas de carrera para touchdown por un quarterback en un partido de regular season y en un duelo de Super Bowl ya había inaugurado el movimiento 'Campamento: Conoce tus Derechos', una campaña destinada a la formación de la juventud en asuntos de índole civil, racial, de derechos humanos, financiera o laboral, justo antes de empezar a emitir protestas en lso emparrillados. Su proclamación de la validez del manifiesto del Partido de las Panteras Negras le vio profundizar su compromiso fuera de las pistas antes de que explotara la polémica.

Y, ya fuera del juego, en septiembre de 2018 aceptó ser la cara de la campaña de Nike con motivo del 30 aniversario del nacimiento de la compañía multinacional. En el anuncio, Kaepernick corona un mensaje antirracista con la siguiente frase: "Believe in something. Even if it means sacrificing everything" (Cree en algo. Incluso si significa sacrificar todo). LeBron James o Serena Williams compartieron proyecto. Pero Trump atacó directamente a 'Kap'. Es más, se despachó contra Nike por haberle escogido en una estrategia muy arriesgada desde el prisma comercial -las acciones de la marca bajaron más de 3% en la bolsa americana-.

"Al igual que la NFL, cuya aprobación ha bajado mucho, Nike se está matando absolutamente con furia y boicots. Me pregunto si tenían alguna idea de que sería así. En lo que se refiere a la NFL, sólo me resulta difícil de ver, y siempre será así, hasta que (los jugadores) permanezcan de pie frente a la bandera". La liga de fútbol americano reaccionó limitándose a emitir un texto en el que se leía lo siguiente: "En la NFL creemos en el diálogo, el entendimiento y la unidad. Adoptamos el rol y la responsabilidad de todos los involucrados en este juego para promover un cambio significativo y positivo en nuestras comunidades. Los problemas de justicia social que Colin y otros atletas profesionales han pasado, han despertado nuestra atención y acción".

Pero algunos de los jugadores referenciales de la NFL no creen que los directivos de esa liga se hayan comprometido de tal modo. Y es que no se olvidan de la batalla legal que mantienen Kaepernick y la NFL. Aaron Rodgers, MVP y ganador de un anillo con los Packers denunció en agosto de 2017 a la ESPN que cree que su homólogo "debería estar en una plantilla ahora mismo y creo que no lo está por las protestas". "Seguiré respetando los símbolos de la misma manera porque es así como me siento con respecto a la bandera. Pero también apoyo al 100% a mis compañeros que deciden no hacerlo. Están luchando por la igualdad racial. Yo no sé cómo es sentirse en esa situación, cómo es el estar marginado, pero sí se que es algo real que mis compañeros negros sufren y tienen que lidiar con ello", sentenció el sensacional pasador, antes de que Trump amenazara a Goodell y a los dueños de las franquicias, que, presionados, acabaron prohibiendo el arrodillarse bajo sanción y multa.

En septiembre de ese año, Trump esputó esto: “Despedid a esos hijos de puta. Si se hubiera despedido a Kapernick el primer día, ningún otro se habría arrodillado". Y el exdirector de la CIA, John Brennan, saltó contra el habitante de la Casa Blanca. "Colin Kaepernick centró la atención colectiva en el problema de la continua injusticia racial en EE.UU. No lo hizo para faltar el respeto a nuestra bandera sino para dar un significado a las palabras del preámbulo de nuestra constitución: 'para formar una unión más perfecta'. Bien hecho, Colin, bien hecho".

También lo hizo LeBron James. El astro de los Lakers, principal figura deportiva en el ámbito de la portavocía de la comunidad afromericana, desglosó en noviembre de 2017 su versión del asunto. "Amo el fútbol, pero no soy parte de la NFL. No represento a la NFL. No conozco sus reglas y regulaciones. Pero sí sé que con Kaepernick está cometiendo un error, lo sé. Sólo lo estoy viendo. Es un profesional de la NFL. Es un jugador de la NFL y tú ves a todos estos quarterbacks por ahí y jugadores que obtienen todas esas segundas y terceras oportunidades que no son tan talentosos como él. Se siente como si hubiera sido excluido de la NFL. Por lo tanto, definitivamente no respeto eso", arguyó.

Kaepernick firmó una extensión de seis años y 126 millones de dólares con los 49ers en junio de 2014. Pero en la actualidad es noticia porque ha donado 900.000 dólares de su meta de un millón en el último año de contrato a varias organizaciones benéficas y porque su querella por confabulación contra la NFL sigue su curso. En octubre de 2017 presentó un recurso en contra de la oficina de Roger Goodell señalando que la NFL había tejido en su contra un veto. El mandamás buscó recurrir la acusación, sin embargo, un árbitro de la propia liga y la Asociación de Jugadores dieron la razón a 'Kap'. Consideraron que hay evidencia suficiente para empezar un juicio.

El proceso se encuentra en plena organización de las audiencias, en las que entrenadores, jugadores y dueños habrán de testificar. El jugador, que ha estado en contacto con los Seattle Seahawks tras la eliminación de los norteños en playoffs, va a seguir hasta el final un camino por el que espera que se le repare el daño económico sufrido y la recepción de un monto similar, groso modo, a lo que podría haber percibido si habría seguido compitiendo en los emparrillados.

Lo que es cristalino a estas alturas es que no hay vuelta a trás y, aunque se refleje entrenando, parecería casi utópico un regreso a la élite de Kaepernick, por su edad, su estilo de juego y el bajón de rendimiento previo a la polémica. Y está fuera de debate la dimensión histórica que ha asumido dentro del deporte estadounidense, provocando que el jugador Eric Reid demandara a la NFL por conspiración racista y que saliera la luz pública la reunión confidencial que mantuvieron dueños y jugadores de la National Football League en octubre, con las protestas previas a los partidos sobre la mesa. En las oficinas de Park Avenue, Nueva York, Goodell y el dueño de los Patriots, Robert Kraft -amigo de Trump-, trasladon la idoneidad de dejar de hincar la rodilla durante el himno. Y pidieron secretismo a sus interlocutores. El New York Times soltó la filtración. Y los jugadores declararon sentir que la liga compraba su silencio tras haberles ofrecido donaciones a asociaciones benéficas.

Para el recuerdo queda el discurso de Kaepernick en la sede de Amnistía Internacional. "Fue James Daldwin -escritor y activista por los derechos civiles afroamericano- quien dijo que para ser negro en América, 'y para serlo relativamente consciente, hay que estar enrabietado casi todo el tiempo. Mi pregunta es por qué no lo está toda la gente. ¿Cómo puedes defender el himno nacional de una nación que predica y propaga “la libertad y la justicia para todos”, y que es tan injusta para muchas de las personas que viven aquí? ¿Cómo puedes no estar enfadado cuando sabes que corres el riesgo de morir en las calles o de caer en la esclavitud del sistema penitenciario? ¿Cómo puedes estar voluntariamente ciego ante la verdad de la injusticia racial sistémica?", le dijo a la audiencia y a la juventud en ese micrófono de jurisdicción mundial.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios