www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PATINAJE

Europeos. Javier Fernández se retira con su séptimo oro continental seguido

sábado 26 de enero de 2019, 15:41h
La leyenda española lo deja tras ampliar su pomposo palmarés en Minsk.

Javier Fernández, uno de los mejores deportistas españoles de la historia, había marcado los Europeos de Minsk como el campeonato final de su sensacional trayectoria profesional. A sus 27 años sentía que su labor debía estar más enfocadaen la divulgación del patinaje a partir del evento que comenzó el jueves. Y no hizo de una manera ciertamente preocupante para el dos veces campeón mundial, ya que inauguró su participación en el certamen con la tercera mejor nota en el programa corto. Esto es, quedaba obligado a remontar.

Con la coreografía de La Malagueña con la que ganó el oro mundial en 2016, el patinador español decidió arriesgar con dos cuádruples que ejecutó sin inconvenientes, mas el posterior triple axel tuvo que ser culminado con un paso extra en la recepción para evitar la caída. Esa valentía le penalizó y terminaría el día con una tarjeta de 91,84 puntos, por detrás de los rusos Mikhail Kolyada (que firmó 100,49 puntos) y Alexander Samarin (segundo, 91,97 puntos).

Le quedaba a Javier la bala de uno de sus ejercicios más celebrados, El Hombre de La Mancha, el mismo que presentó en los Juegos Olímpicos. Se la jugaba a una carta este sábado, con un estrecho margen por el bronce con respecto al francés Kevin Aymoz (68 centésimas). Los pronósticos auguraban lo complicado de arrancarle el oro a Kolyada, bronce en las dos ediciones anteriores. El ruso, que cuenta con 23 años, había arrasado la que era su mejor nota, redundando en su excelente momento de forma y confianza.

Ver esta publicación en Instagram

‪Jumping for a dream✨#ROI‬

Una publicación compartida de Javier Fernandez (@javierfernandezskater) el

En cambio, en el programa libre sabatino Fernández volvió a asombrar a todos. Por última vez, este madrileño irrepetible reprodujo el ejercicio que le dio el bronce en los pasados Juegos de PyeongChang y aglutinó la admiración de jueces y aficionados. La relación postrera de puntación destacó al español por encima de Samarin y el mencionado Kolyada. Este último fue víctima de la presión y de su juventud, acumulando hasta tres caídas. Acabaría quinto en este día -tercero fue el italiano Mateo Rizzo-.

El podio global vio a 'Super Javi' en la cima, con 179.75 puntos. Tuvo que exprimirse al máximo, pues Alexander Samarin actuó inmediatamente antes de él y colocó el listón en las nubes (177.87 puntos). Ejecutó un programa impoluto, pero los fundamentos técnicos de Ferández le arrebataron el oro y aliñaron las vitrinas del capitalino con su séptimo título europeo consecutivo, una marca nunca antes conocida. Su nombre pasa a ser mítico.

Está a la altura del austríaco Karl Schäfer, que se proclamó ocho veces encadenadas campeón de Europa (entre 1929 y 1936) y de Evgeni Plushenko, considerado como el más brillante que ha conocido este deporte, con siete títulos cotinentales no consecutivos (en un periodo de trece años, entre 2000 y 2012). En su mochila también asoman innumerables triunfos en el Grand Prix y ocho campeonatos de España, una barbaridad que ha sido clausurada de la mejor forma.

Ya ante los micrófonos el triunfal español avanzó que "no lo sé si es una ciudad que me da suerte, pero lo que está claro es que es una ciudad que no voy a olvidar nunca". Emocionado, aclaró que "el éxito es de mis entrenadores, de mi familia y toda la gente que me ha apoyado en España y en todo el mundo". Hace tiempo que había confirmado que éste sería su último capítulo, pues "sería una agonía" preparar otro ciclo olímpico al completo debido al paso de los años.

Tras declararse "orgulloso", analizó lo vivido de este modo: "Me he sentido muy bien, el programa ha ido muy bien. Estaba muy seguro de mí mismo y eso es importante. Mi nota me puso y luego tuve que seguirlo por televisión. He visto que el último patinador no lo había hecho muy bien y ya vi que yo era primero". "Estoy muy contento de que la última competición de mi carrera haya sido buena, ya que no llegaba al campeonato al cien por cien a quedar primero, aunque sí a competir por la victoria, pero nunca se sabe lo que podía pasar", precisó.

"Ha sido una trayectoria larga, dentro de lo que es este deporte, y la he llevado con paciencia, siempre la he tenido. He conseguido cosas que jamás imaginé que podría conseguir. Así que estoy orgulloso, pero todavía queda mucho trabajo por hacer", concluyó un nombre muy grueso en la dimesión nacional e internacional que a partir de este domingo se centrará en la formación y divulgación del patinaje, esa actividad que le apasiona y por la que ha sacrificado casi todas sus demás aptitudes y gustos.

"Ahora me siento orgulloso de haber tenido una buena trayectoria deportiva para enseñarles a ellos que todo lo que me han dado ha sido para algo bueno. El patinaje artístico no es un deporte fácil, pero es un gran deporte y muy bonito en el que, como en todos los deportes, hay que trabajar mucho, esforzarse y si te pones metas que sabes que año tras año puedes conseguir, llegarás lejos", lanzó como mensaje de despedida antes de afrontar el festejo de su última gesta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios