www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ESTADOS UNIDOS

Los Ángeles desafía a Trump: se declara "ciudad santuario" para los inmigrantes

Los Ángeles desafía a Trump: se declara 'ciudad santuario' para los inmigrantes
Ampliar
viernes 08 de febrero de 2019, 22:23h
De este modo, la urbe californiana ha culminado su desacuerdo con las políticas del magnate.

Se podría afirmar que Donald Trump no ha tenido un buen día en lo concerniente a su diatriba contra la inmigración ilegal (y legal) proveniente de la frontera sur. La guida de la afrenta sufrida en lo que a opinión pública se refiere ha resultado el desafío lanzado oficialimente, este viernes, por la ciudad de Los Ángeles. El Concejo de la urbe ha aprobado una resolución por la que se declara una "ciudad santuario" para inmigrantes indocumentados.

Cuando entre en vigor, ese documento evitará que las autoridades locales presten ayuda a las federales en tareas migratorias, contraviniendo las órdenes en política migratoria del presidente de Estados Unidos. El concejal Gilbert Cedillo es el responsable de haber presentado una ordenanza que ha sido apoyada por el presidente del Concejo Herb Wesson y que ha gozado de la aceptación unánime con doce votos a favor. Así las cosas, Los Ángeles que quedado comprometida a a "proteger los derechos humanos" de todos los residentes de la ciudad, del mismo modo que lo hicieron San Francisco o Santa Ana.

"Declaramos para todos aquellos que están en esta ciudad en este día y en esta hora que Los Ángeles es una Ciudad Santuario", ha afirmado Cedillo al presentar la moción de su propuesta ante el Concejo. Este representante político hispano reseña que con esta proclamación los residentes "van a ser juzgados por sus contribuciones a la ciudad o su compromiso con su familia" y no por el lugar de donde provienen o el color de su piel.

El caso es que no se conoce el impacto fiscal de esta resolución, aunque sí se ha sabido que se destinarán diez millones de dólares para la asistencia legal a inmigrantes. Desde el Concejo se ha clarado que este texto viene a formalizar prácticas que ya se daban por parte de, por ejemplo, el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD). Este cuerpo policial nunca ha ejercido funciones de control migratorio y se pone de perfil sobre los mandatos federales. Asimismo, el nuevo jefe del Departamento de Alguaciles del Condado de Los Ángeles, Alex Villanueva, ha ordenado restringir la cooperación con los federales que habían venido completando este cuerpo.

Este es el último capítulo de rebeldía contra las políticas migratorias de un Concejo que en 2018 estableció un fondo destinado a cubrir la defensa legal de las personas que se encuentran ilegalmente en el país norteamericano. Y también optó por suprimir la consideración como delito a los vendedores ambulantes, con la finalidad de proteger a los indocumentados de la deportación. Incluso se ha llegado a legalizar la venta callejera. Y es que en 2017, Los Ángeles contaba con cerca de 4 millones de habitantes y un 48,7% de ese monto eran residentes hispanos. Se sabe, según datos del Instituto de Políticas de Migración, que en todo el condado yacen más de un millón de indocumentados, siendo México y Centroamérica los lugares de procedencia mayoritaria de estos ciudadanos.

Además, en esta jornada se ha sabido que un total de dieciséis trabajadores latinoamericanos han confirmado haber sido empleados del club de golf que posee el presidente estadounidense cuando se encotraban en situación ilegal, sin papeles ni regulación migratoria alguna. Así lo han testificado a un reportaje publicado por el The Washington Post. Según esta información, algunos de los antiguos trabajadores, que viven en el estado de Nueva Jersey, llegaron a aportar al diario comprobantes de pago que documentan sus servicios prestados en el Club Nacional de Golf de Bedminster (Nueva Jersey).

Los periodistas siguieron la pista de algunos trabajadores de Trump que están de vuelta en Costa Rica. Éstos proporcionaron informes detallados de su paso por el club de golf, amén de fotografías dentro de las instalaciones, dando testimonio documentado sobre los negocios del magnate inmobiliario. Dario Angulo, uno de los empleados, manifestó al diario que ese campo de golf "fue construido por ilegales". "Muchos de nosotros hemos hecho llegar a Trump a lo que es hoy", sostuvo Angulo desde la localidad costarricense de Santa Teresa de Cajón. Su propia vivienda en suelo tico', dice, ha sido "construida con dinero procedente de Trump".

El periódico luce fuerza y profundidad en un reportaje de investigación que diagnostica que esa zona costarricense se convirtió en esa época, en 2002, en una "fuente de trabajadores mal pagados" que se desplazaron al norte para ocupar empleos como cuidadores, amas de llaves y lavaplatos en los Estados Unidos. Según han recopilado, el club de golf del habitante de la Casa Blanca contrató a todos estos empelados 'ticos', de El Salvador, México y Guatemala, que vivían en situación indocumentada en el barrio de obreros de Bound Brook, en Nueva Jersey. Todos ellos se apiñaban antes del amanecer en camionetas para dirigirse al campo de golf cada día.

La parte acusada no ha querido decir ni una palabra al respecto, negándose a que su versión de los hecho aparaciera en el artículo. No lo ha hecho uno de los hijos de Trump, Eric Trump, que gestiona la organización del campo de golf y tampoco los administradores del club. Mas, en los meses precedentes ya se habían publicado informaciones relativas a la contratación de inmigrantes ilegales en los negocios de Trump. Sólo que ha sido la de esta semana la que ha terminado por hacer estallar el escándalo.

El Post incluye un informe policial que acredita que uno de los responsables de seguridad del club de golf fue notificado de que algunos empleados utilizaban documentos de identificación falsos. Y otra trabajadora, esta vez nacida en Ecuador, adimitiría que en el pasado reveló a su supervisor que accedió de forma ilegal a Estados Unidos. Esta cantidad de información ha caído como una losa en las pretensiones anti inmigración que abandera un Trump que ha buscado esquivarla como 'fake news'. No tendrá fácil demostrar cuál fue el motivo del despido en masa de todos estos trabajadores, que coincidió con el intervalo en el que el gobernante empezó a hablar de construir un muro fronterizo con México.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.