www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA. Lo inhumano de ser traspasado, en su máxima expresión en 2019

viernes 08 de febrero de 2019, 23:43h
Harrison Barnes ha hecho historia como sujeto pasivo de una situación ciertamente descarnada.

Este viernes se han conocido los quintetos y las plantillas de los dos equipos que disputarán al All Star Game. Pasada la abrasiva resaca del cierre del mercado de traspados, de especial dramatismo en este curso, la NBA ha recuperado su cara amable e ilusionante cuando LeBron James y Giannis Antetokounmpo han elegido a sus compañeros de viaje en el mayor espectáculo que formará parte de la fiesta del baloncesto estadounidense, que tendrá lugar en Charlotte.

El proceso de selección, alterno y televisado, ha visto cómo King James elegía para su Conferencia Oeste a Kevin Durant, en primer lugar, mientras que el heleno hacía lo propio con Steph Curry. El astro de Akron proseguiría su voluntad de verse acompañado en tal evento por Kyrie Irving, Kawhi Leonard y James Harden. La nómina de titulares del Este se completaría con Joel Embiid, Paul George y Kemba Walker como complementos del capitán de los Bucks. El 17 de febrero se verán las caras en la cancha de los Hornets.

Las plantillas se han terminado de confeccionar situando a Khris Middleton, Nikola Jokic, Ben Simmons, Blake Griffin, D'Angelo Russell, Nikola Vucevic, Kyle Lowry y Dirk Nowitzki bajo la tutela de Giannis. Anthony Davis, Klay Thompson, Damian Lillard, Russell Westbrook, LaMarcus Aldridge, Karl-Anthony Towns, Bradley Beal y Dwyane Wade, por su parte, fueron elegidos por el nuevo faro de Los Angeles Lakers. Pero, cuando todo había finalizado, James decidió traspasar a Westbrook al equipo del Este a cambio de Simmons, quedando redondeados los escuadrones que deleitarán al personal en el oasis previo a la recta final del calendario.

Ver esta publicación en Instagram

The 2019 #NBAAllStar #TeamLeBron & #TeamGiannis rosters as drafted by #LeBronJames and #Giannis!

Una publicación compartida de NBA (@nba) el

En cambio, el ambiente festivo que quiso aportar el comisionado de la liga, Adam Silver, que participó en el sorteo eligiendo como leyendas a Wade y Nowitzki -jugadores en último año de profesionalismo-, no ha tapado, ni mucho menos, el amargo sabor que ha dejado la conclusión de estas semanas de tensión sin igual para muchos jugadores de la NBA. Piezas de una maquinaria económica que sabían que su destino estaba en manos de las franquicias sin poder hacer nada más que las maletas en cuanto su agente así se lo comunicara. Una suerte de lonja en la que todo es posible.

Curiosamente, antes de que se agudizara el ascenso de la temperatura en los días postreros del mercado de traspasos, la ESPN publicó un reportaje en el que varios jugadores relataban sus duras experiencias al verse forzados a cambiar de aires -perdiendo trenes hacia el anillo en medio del curso-. A tres días del plazo límite para concluir los acuerdos respectivos, el medio estadounidense susurró lo que estaría por venir, en una información premonitoria. Como sabiendo que tarde o temprano se daría una tesitura en la que un jugador sería casi humillado en público por la frenética actividad de los despachos. Siempre más competitiva que cualquier otro adjetivo.

En ese texto toman la palabra cuatro jugadores que han formado y forman parte de la liga como destacados complementos de sus franquicias. El primero de ellos es Enes Kanter, el turco que teme que le mate Erdogansi sale de la nación norteamericana. Así cuenta el pívot cómo supo que debía salir de los Jazz para aterrizar en los Thunder en 2015, y cómo dos años más tarde le pasó lo mismo, con destino Nueva York. "Estaba en un campus de verano para niños huérfanos en Oklahoma City y me llamaron por teléfono para decírmelo. Cuando acabó el campus todos los chicos se reunieron y dijeron ‘1, 2, 3 Thunder’ y yo entonces dije ‘ok, ahora, 1,2,3 Knicks’. Y claro, me empezaron a abuchear. Fue muy divertido", ironizaba el otomano.

En la información se cuenta cómo a Ed Davis le explicaron que debía ir de Toronto a Memphis en 2013 en medio del camarín, tras un entrenamiento. "Estaba en el vestuario, vino el entrenador y me dijo 'te han traspasado'. Fue duro para mí, porque era la primera vez", narra. Además, sale a escena el episodio sufrido por Justin Anderon, que fue enviado de Dallas a los 76ers en 2017, y de allí a Atlanta en 2018. "Estaba en rehabilitación y me acababan de dar un masaje cuando mi entrenador me llamó y me preguntó cómo estaba, pensando que yo ya lo sabía. Y le dije 'muy bien, me acaban de dar un masaje'. Me dijo 'no, tonto, ¡te acaban de traspasar!'".

Finalmente, el medio estadounidense desnuda la situación vivida por Jared Dudley uno de los tipos duros y veteranazos de la competición. Traspasado en cuatro ocasiones a lo largo de su carrera, así relata su experiencia: "Estaba en el entrenamiento con los Clippers y no me esperaba nada. Nadie me dijo nada en el entrenamiento. Luego, en el vestuario, me enteré por Twitter. Después dejé el pabellón, llamé a mi agente y luego me llamaron los Clippers para decírmelo y les dije 'oye, a estas alturas ya no hace falta que me llames'". Y en Boston todavía se recuerda cómo le comunicaron a Kendrick Perkins, el pegamento moral de la última plantilla campeona de los Celtics, que debía hacer las maletas en el hotel en el que estaban, antes de jugar.

En todo caso, nada de eso es comparable a lo que le ha sucedido a Harrison Barnes. Uno de los peones virtuosos que dieron el primer anillo de esta era triunfal a los Golden State Warriors decicidó salir en busca de millones y encontró un hueco en Dallas. Desde entonces se había convertido en la cara de una reconstrucción tejana que no ha fructificado hasta la adquisición de Doncic. Se había ganado el respeto como líder dentro del camarín, pero la directiva se la jugaría con todo el mundo mirando. Literalmente. En medio del partido que estaba jugando en casa y ante los Hornets, la retransmisión comunicó que le habían traspasado a los Kings a cambio de Zach Randolph y Justin Jackson. El alero, que sólo jugó 26 minutos a pesar de ser referencial, fue cambiado en el tercer cuarto y no volvería a la pista.

Ver esta publicación en Instagram

Welcome to the North Side, @marcgasol! #WeTheNorth

Una publicación compartida de Toronto Raptors (@raptors) el

LeBron James, devenido en miembro subrayado del sindicato de jugadores, estalló en sus redes sociales al conocer el entuerto un tanto irrepetuoso con la profesionalidad de un buen jugador como Barnes. "Así que esto es genial porque tuvieron que hacer lo mejor para la franquicia, ¿no? Traspasaron a Harrison Barnes mientras jugaba un partido y no tenía ni idea. No estoy mencionando a quien lo traspasó porque es un negocio y tienes que hacer lo que sientes que es mejor, pero sólo quiero que esta narrativa comience a tener un cambio real y que cuando un jugador quiere ser traspasado o deja una franquicia sea porque es un jugador egoísta o ingrato, pero cuando te traspasan, liberan, renuncian, cortan, etc. ¡es lo mejor para ellos! Me parece bien todo, honestamente. Simplemente, ¡llama a las cosas por su nombre!", escribió.

En esta oleada el baloncesto español se ha salvado con nota. Marc Gasol y Nikola Mirotic han cambiado los páramos de Memphis y Nueva Orleans por dos equipos que están peleando por llegar a las Finales de la NBA desde el Este. El catalán ha recalado en Toronto, en un traspaso que le da el justo valor que merece, mientras que el montenegrino ha recalado en los sorprendetes Bucks, mejor marca de la liga. Pero en la retina permanece aquel fichaje y despido con el que los Warriors trataron a José Manuel Calderón. En febrero de 2017 dejó los Lakers para juntarse a Steph Curry y compañía, pero una lesión de Kevin Durant le sacó automáticamente de la fórmula. El 1 de marzo firmó de forma oficial y a las horas fue cortado, en un gesto cortés de los californianos. Su senda hacia el anillo se nubló, por mas que al año siguiente llegara a las Finales con los Cavs.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.