www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TOKIO 2020

Natación. El drama de la histórica perla Rikako Ikee y Mireia Belmonte asoma

EL IMPARCIAL
martes 12 de febrero de 2019, 21:47h
La nadadora se ha comrometido a competir con todos en los JJ.OO. venideros.

Rikako Ikee es una de las nadadoras con mejor futuro del panorama internacional. Con esa edad ya amontonó un récord de seis medallas de oro en los Juegos Asiáticos en Yakarta de 2018, la cita en la que consagró su talento y con la que provocó que su nombre empezara a resonar en las quinielas de las nadadoras que se harán con el centro de la escena en las competiciones más lujosas del calendario en un medio y largo plazo. Su talento reslta irrefutable.

Pero este martes Ikee confesaría una de las peores noticias que se le podían haber cruzado en su brillante horizonte. La japonesa usó la cuenta de Twitter para comunicar al mundo que empieza a admirarla que sufre leucemia . Por el cauce de las redes sociales abriría su sentir ante el brete que le ha puesto delante la vida. "Todavía me cuesta creerlo y estoy confundida. Sin embargo, es una enfermedad que se puede curar si uno se somete adecuadamente al tratamiento", escribió.

Al parecer, Ikee supo de esa dolencia después de haber sido sometida a pruebas médicas en Japón. Tuvo que volver a su país de urgencia toda vez que sufrió un desplome de su estado de salud mientras se encontraba en Australia. Los exámenes dieron resultados inequívocos: parece un tipo de cáncer que afecta a los leucocitos, las células blancas de la sangre. Por lo que su carrera debe paralizarse. Ese despegue que señalaba a los Mundiales y al acita olímpica venidera ha de posponerse.

"Por este motivo estoy obligada a renunciar a participar en la competición nacional de Japón. Me tomaré un tiempo de reposo para focalizarme en el tratamiento y poder salir lo antes posible (de la enfermedad). Me esforzaré en mostrar una Rikako Ikee más fuerte que antes", sentenció en una expresión sincera, propia de una joven de 18 años más madura de lo que podría perecer. Con todo, Ikee se aferra al sueño de resplandecer en los venideros Juegos Olímpicos de Tokio 2020, ciudad de la que es oriunda. La primera mujer nombrada MVP de los Juegos Asiáticos toda la historia habrá de sanar y luego plantearse cumplir su anhelo más especial en su precoz éxito.

Por otro lado, el emblema de la natación española está de vuelta en 2019. Mireia Belmonte se encuentra entusiasmada con el comienzo de un nuevo curso y está trabajando para preparar el Mitin de Titano, que se disputará la semana próxima en San Marino. La primera prueba de fuego después de los problemas que arrastró en 2018 y que se ha encargado de trabajar para suturar durante el invierno. Con esas nuevas miras, renovadas, la campeona olímpica de 200 mariposa reconoce ver las cosas con más optimismo.

"He empezado con muchas ganas este 2019. Comencé a entrenar hace escasamente un mes y me estoy poniendo en forma. Me lo tomo con paciencia e intentado disfrutar de lo que hago cada día", expuso al ´termino de uno de sus entrenamientos en el CN Metropole de Las Palmas de Gran Canaria. Allí se está preparando la selección española su participación en el mencionado evento. Y en ese encuadre Mireia se ha mostrado reconfortada con la evolución de las molestias que mermaron su rnedimiento en el año precedente.

Preguntada por su estado de salud, respondió que "estoy mejor". "Pero primero hay que hacer las mínimas del Campeonato de España, así que hay que ir quemando etapas y no pensar solo en el objetivo final, sino en lo que me toca este año", puntualizó, subrayando que su gran objetivo en estos doce meses es el Mundial de Corea. Y se refirió a sus sensaciones en esta concentración que están desarrollando al aire libre y a 20 grados.

"Esta es una semana diferente por estar fuera de casa y por entrenar con una piscina que no tiene nada que ver con la que tenemos en el CAR", expuso al establecer una comparativa con el entorno en el que suele entrenar -en el Centro de Alto Rendimiento de San Cugat (Barcelona)-. Sea como fuere, Belmonte ya ha despegado en la búsqueda de la excelencia que le ha caracterizado y ayudado a cimentar un palmarés único. Su entrenador, y seleccionador español, ha reafirmado que "Mireia ha vuelto contenta después de la fase de transición que habíamos planificado después del verano, entrena muy bien. Es la Mireia que nos gusta a todos ver y a mí en particular, tan implicada".

Fred Vergnoux ha hecho hincapié en que "Mireia está ya con el proyecto de Tokio. No sé si va a seguir hasta París, pero yo le digo que sería guay ir a París los dos". La propia nadadora, cuádruple medallista olímpica, esclareció que no contempla todavía llegar a los JJ.OO. de Francia. "Hay que pensar en lo más cercano y después se verá si llegamos a París o no". En esa cita tendría 34 años, pero "primero Tokio", afirma. Lo más importante es haber dejado atrás los vértigos y mareos sufridos hace meses. El trabajo en altura y el descanso, pautado por los médicos de la selección española, habrían dado los frutos deseados. Ahora Mireia debe constatar su resugir.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios