www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las FARC, Hugo Chávez y Daniel Ortega

miércoles 30 de julio de 2008, 01:45h
Dice un refrán castellano que “cuando el río suena, agua lleva”. Bien es verdad que la rumorología es uno de los componentes principales de la política y que lanzar bulos sin fundamento está a la orden del día. Pero cuando una serie de informaciones apuntan en la misma dirección, y además muchas de ellas acaban siendo verdad, la cosa cambia. Es lo que ocurre con todo lo relativo a las FARC y sus relaciones con algunos gobiernos latinoamericanos. Lo último ha sido el desmentido de Hugo Chávez al supuesto traslado de narco-guerrilleros colombianos a Managua, bordo de un avión de PDVSA, la compañía petrolera estatal venezolana.

Por su parte, el mandatario nicaragüense Daniel Ortega ha negado que su país acogiese como invitados a miembros de las FARC durante una celebración local. El mismo Daniel Ortega que, por su cuenta y riesgo, se arrogó facultades de interlocutor válido entre el gobierno legítimamente constituido de Colombia y la guerrilla narcoterrorista. La verdad es que empieza a resultar cansina la irrupción de personajes más o menos histriónicos en un conflicto de orden interno. Colombia libra una guerra desigual contra un enemigo que ha hecho del tráfico de drogas a gran escala y los secuestros indiscriminados su modo de vida. Cuesta creer que un proceder así encuentre justificación, pero lo cierto es que gente como Chávez, Correa, Evo Morales y Daniel Ortega se han posicionado claramente, y no precisamente junto a Uribe. Ahora resulta que, según Chávez, “Colombia no quiere la paz”. Palabras así califican a quien las profiere. Igual que a sus acólitos. Por si Colombia no tuviera bastante con luchar contra las FARC, ha de lidiar además con una caterva de “vecinos molestos”, cuya preferencia por un bando (de bandidos) les retrata con nitidez. Bando que, dicho sea de paso, lleva las de perder, afortunadamente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios