www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUTOMOVILISMO

Fórmula Uno. Mercedes y Hamilton ya asustan, con Alonso rechazando ser probador en McLaren

miércoles 13 de febrero de 2019, 21:31h
El español ha anunciado que se dejará ver en los tests de Barcelona, pero ni se subirá al monoplaza.

La pretemporada de la Fórmula Uno está atisbando algunas modificaciones que parecerían apuntar a una mayor competitividad en la lucha por el Mundial de pilotos y de constructores. Quizá el movimiento que hagenerado más ilusión al aficionado neutral, ansioso por gozar de más igualdad, es la alianza entre Red Bull y Honda. La presentaciones de las esucerías se están sucediendo en estos días y el RB15 es el que paracería estar mejor perfilado para erosionar el monopolio de los Mercedes.

La fábrica nipona y la esstructura austríaca han trabajado de lo lindo para ofrecer a Max Verstappen un monoplaza realmente competitivo, con el que pueda dar el salto que sus expectativas anhelan. Helmut Marko ha preparado una maiobra en cuanto a la aerodinámica, a la espera de comprobar cómo ha fructificado el entendimiento con Honda. El alerón delantero de "los 15 millones de euros" se ha vuelto más sencillo y se mantienen los pontones fijados al asfalto, dejando para la parte trasera la mayor mutación. Allí estará la miga de la evolución cacareada.

Eso sí, Verstappen, de 21 años, se ha mostrado escéptico. Quiere experimentar en pista las posibilidades renovadas del RB15. "El cambio más grande está en el alerón, se vuelve más simple y ancho para ayudar al adelantamiento. No estoy seguro de que vaya a funcionar, pero es un desafío para todos. Yo no creo que influya tanto como se espera, los coches siguen teniendo mucha carga aerodinámica y espero que siga siendo parecido", avanzó, antes de señalar que "estoy deseando probar el motor, ver qué potencia tiene y cómo se conduce y ver cómo podemos trabajarlo". "El equipo espera mejorar mucho con respecto al año pasado porque hemos aprendido de los errores".

Ver esta publicación en Instagram

Back doing what I love the most and it felt so good! #RB15 #redbullracing

Una publicación compartida de Max Verstappen (@maxverstappen1) el

Ahora se sabe la estrella del equipo comandado por Marko y dirigido por Christian Horner. Por ello, ha interiorizado que toda la prsión está sobre sus hombros. Mas a este guerrero rebelde no parecería importarle. Hace días proclamó lo siguiente: "Me imagino que Lecrerc y yo seremos como Hamilton y Vettel en el futuro, porque en algún momento la vieja generación desaparecerá". "Si hubiera tenido un coche competitivo en mi primer año, habría podido competir por el título. La edad no es muy importante si tienes un buen coche. Y el hecho de que Leclerc tenga la oportunidad de ganar depende de su coche y del equipo. Si es lo bastante bueno, tiene una oportunidad", zanjó.

Lo cierto es que el Monegasco ha aterrizado en Ferrari para competir con 'Seb' y que el neerlandés ha mostrado su talento tanto como su inconsistencia. El tiempo juzgará la dimensión de su calidad y del nuevo RB15. Y la casualidad ha querido que coincidieran en Silverstone este miércoles las presentaciones de Red Bull y Mercedes. El bloque alemán se ha vestido de etiqueta para que el planeta contemple a su última obra. Esa bala con la que esperan aumentar la cosecha de entorchados.

El Mercedes W10 ha comparecido con un motor nuevo y un diseño más agresivo. La escudería de Brackley ha trabajado en el rediseño de su unidad de potencia, resultando el aspecto aerodinámico maravilloso en su modificación. No se han visto argucias más complicadas que las implementadas por el resto de equipos. James Allison, director técnico, ha argumentado que "el cambio de normas aerodinámicas es una oportunidad y una amenaza al mismo tiempo. Si no eres inteligente no verás cómo sacar el máximo de estas nuevas reglas y sufrirás durante la temporada". Este dirigente ha reconocido que empezaron a pensar cómo aligerar el monoplaza desde "finales de 2017".

Desde la escudería se subraya que "hay cambios en la arquitectura de refrigeración, que pueden ser beneficiosos para la propia aerodinámica del coche y también para la eficiencia del motor
Uno de sus puntos fuertes debe estar bajo la carcasa: la unidad de potencia. Es un diseño completamente nuevo, no una evolución del motor de 2018. "Hay cambios en la arquitectura de refrigeración, que pueden ser beneficiosos para la propia aerodinámica del coche y también para la eficiencia del motor. Hemos mejorado el ERS, turbo, MGU-H y MGU-K. Ahora todo el sistema trabaja con más eficiencia y ayuda a la entrega de energía durante una carrera", puntualizó ", el responsable, Andy Cowell.

Ver esta publicación en Instagram

Stepping into the season like... 👊🏾 #WelcomeW10 @mercedesamgf1

Una publicación compartida de Lewis Hamilton (@lewishamilton) el

Wolff, por su parte, desglosó esta perspectiva: "Ahora queremos rodar en Barcelona, probarnos a nosotros mismos con respecto a nuestras simulaciones y ver si las predicciones se materializan en la pista. Nos centraremos en construir prestaciones. Nuestros pilotos han pasado el invierno desconectados, viajando, ahora están deseando volver a competir". Y Lewis Hamilton refutó su hambre competitiva en declaraciones desde Silverstone.

"He pasado una gran Navidad con mi familia. Después estuve esquiando y me fui a surfear con Kelly Slater (surfista profesional estadounidense), que fue increíble. He desconectado completamente de las carreras por un tiempo, centrándome en mí mismo y en entrenar duro para la nueva temporada. 2018 fue un gran año, pero siento que 2019 puede ser incluso mejor. Quiero conseguir más cosas, siento que estoy preparado para atacar", relxionó. Y remató su exposición para los medios de comunicación de Mercedes apuntando que "tengo muchas ganas de dar el próximo paso junto a Mercedes y embarcarnos en lo que nadie ha hecho antes. Este es mi séptimo año con el equipo y la energía y determinación es inspiradora".

"Es un verdadero privilegio, mucha gente ha trabajado para armar este coche y sabes el trabajo que hay detrás. Pilotarlo por primera vez es como encontrarte con alguien por primera vez, que quieres llegar conocerlo lo más rápido posible", zanjó el británico, tan ambicioso como siempre. Y estas palabras no fueron seguidas por un Fernando Alonso que se ha negado a participar como probador de McLaren en los test de Barcelona. "Tenemos la mente abierta y nos encantaría que Fernando se subiera el coche nuevo por todo el reporte que nos pudiera dar. Otra cosa sería pilotar en un gran premio, aunque nos lo pidiera, tendríamos que hacer un tercer coche", había manifestado Zak Brown, antes de que el español cortara la rumorología en torno a su participación en los entrenos catalanes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.