www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FÚTBOL AMERICANO

NFL. La liga se pliega ante las acusaciones de confabular en contra de Kaepernick

domingo 17 de febrero de 2019, 21:06h
Ha preferido llegar a un acuerdo amistoso que negarlo en una batalla jurídica.

Colin Kaepernick ha ganado su batalla con la NFL. El que fuera quarterback de los 49ers de San Francisco y su amigo Eric Reid, de los Panthers de Carolina, fueron los primeros en arrodillarse durante la interpertación ritual del himno estadounidense en el comienzo de los partidos de la liga de fútbol americano. Protestaban contra la brutalidad policial y esa iniciativa acabaría propagándose por todas y cada una de las plantillas que competía en el torneo. Generando un enfado en Donald Trump colosal.

Tanto se enojó el magnate que repartió insultos graves hacia los jugadores y exigió a los dueños que rescindieran los contratos de aquellos que ejecutaran esa forma de protesta. De hecho, llegó a ecir que no deberían permanecer más en el país norteamericano. De esas presiones nació la prohibición de arrodillarse, que emitió el comisionado de la liga, Roger Goodell, de la mano de los multimillonarios propietarios de las franquicias. Con Robert Kraft, el dueño de los Patriots, abanderando la reacción de los empresarios contra sus asalariados.

En el entretanto, Kaepernick sintió que se le estaba haciendo un boicot que ha devenido en la imposibilidad de ser contratado por algún equipo. Tras reflexionar y hacer un balance de situación, decidió denunciar a la NFL porque consideró que habína confabulado en su contra por motivos poíticos. Y esa misma conclusión fue adoptaba por su excompañero Reid, que se unió a la demanda ante la justicia. Una querella que colocó a la gerencia de la liga en un lugar complicado.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de colin kaepernick (@kaepernick7) el

Y es que durante el proceso de instrucción, las pesquisas filtraron grabaciones en las Goodell no quedaba muy bien parado, al igual que algunos de los propietarios. Por todo ello, esta semana se ha anunciado que la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) ha ofrecido un acuerdo "amistoso" a Kaepernick y Reid, entregando la razón a unos jugadores que cantan victoria, si bien no pueden explicar el tipo de pacto al que han llegado por los términos contractuales acordados.

"Durante los últimos meses, los abogados del Sr. Kaepernick y el Sr. Reid han mantenido un diálogo continuo con representantes de la NFL. Como resultado de esas discusiones, las partes han decidido resolver las quejas pendientes. La resolución de este asunto está sujeta a un acuerdo de confidencialidad, por lo que no habrá más comentarios de ninguna parte", comunicaron el abogado Mark Geragos y la propia NFL. Se desconoce si han pactado algún tipo de indemnización, siendo este punto clave en las demandas de los jugadores.

De esta manera el pasado viernes se arribó al último capítulo de una diatriba iniciada en la temporada 2016. La queja judicial sería presentada en el otoño pasado, aferándose a los términos de la negociación colectiva que alegaba una colusión contra su firma de un contrato con la NFL. Se reclamaba una audiencia de arbitraje sobre el asunto y se denunciaba que la NFL y sus dueños "se han unido para privar al Sr. Kaepernick de los derechos laborales en represalia por el liderazgo y la defensa del Sr. Kaepernick para la igualdad y la justicia social y su concienciación a instituciones peculiares sigue socavando la igualdad racial en Estados Unidos".

Se llegó a solicitar a Roger Goodell, así como a varios dueños y al menos otros dos ejecutivos de la liga que entregaran todos los registros de teléfonos móviles y correos electrónicos que pudieran guardar relación con el caso de Kaepernick contra la liga. Y sus cargos llegaron a estar en peligro. El sindicato de jugadores amparaba totalmente a Kaepernick, como también lo hicieron los letrados de la firma representada por Geragos, que habría tenido como clientes a Michael Jackson o el expiloto de NASCAR Jeremy Mayfield.

El presente marca que Kaepernick ha ganado esta batalla, pero la guerra no es sencilla. Pues su deseo es volver a jugar en la NFL. Ha tenido contactos con los Ravens y los Seattle Seahawks, pero no se concretó nada, ni siquiera como quarterback reserva. Lleva sin contrato desde marzo de 2017, cuando rompió con los 49ers, equipo al que llevó a una Super Bowl. Ahora, con 31 años, sigue entrenando y compaginando ese trabajo gris con el de conferenciante en la expansión de la conciencia afromericana, recibiendo en apoyo de LeBron James, Kevin Durant, la activista legendaria Angela Davis o la cantante Rihanna.

Y, como curiosidad, se ha sabido que uno de los fundadores de la liga de fútbol americano recién nacida y que quiere rivalizar con la NFL le ha tentado. Pero 'The Kap' habría solicitado 20 millones de dólares, una cifra no contrastada por el jugador y que bien podría suponer una argucia de la liga profesional. Según ese relato fue Charlie Ebersol, CEO de la Alliance of American Football el que le habría contactado para reclutarle. El caso es que todos los contratos de la AAF constan de tres años y 250 mil dólares. "Si un equipo decide que Colin Kaepernick o cualquier otro jugador le puede ayudar a su equipo a ganar, es lo que hacen (firmarlo). Si quieren ganar, entonces toman esa decisión de manera individual y según le convenga a cada equipo", dijo Goddell en la previa de la Super Bowl LIII, celebrada a comienzos de este mes de febrero.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.