www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ASTURIAS

Cuatro detenidos por el asesinato del concejal de Llanes

Cuatro detenidos por el asesinato del concejal de Llanes
Ampliar
martes 19 de febrero de 2019, 14:11h
La Guardia Civil apunta al móvil sentimental.

La Guardia Civil ha detenido a tres hombres esta mañana en Vizcaya acusados del asesinato, el pasado 16 de agosto, de Javier Ardines, concejal de Izquierda Unida de 52 años en Llanes (Asturias). Hay un cuarto detenido residente en Suiza, que ya se encuentra arrestado y del que las autoridades españolas han pedido su extradición.

En el crimen estarían implicadas cuatro personas, según fuentes próximas a la investigación, dos de origen argelino -que habrían actuado "por encargo" y uno de los cuales se encontraría huido en Suiza- y dos españoles.

Los investigadores señalan que los detenidos son personas procedentes del mundo de las drogas y no sicarios profesionales, a los que el presunto inductor habría encargado el crimen por un móvil sentimental.

Pedro N.A., de 48 años y presunto inductor del asesinato, era un amigo muy cercano del concejal asesinado y marido de una prima segunda de la esposa del edil; tiene una casa de veraneo en la parroquia de Belmonte de Pría, donde residía la víctima, y ambos matrimonios mantenían una estrecha relación desde hacía años. La tesis policial es que Ardines mantenía una relación con la esposa del detenido.

Los tres detenidos en Vizcaya serán trasladados este martes a Llanes, aunque no está previsto que pasen ni hoy ni mañana a disposición del juzgado que instruye la causa y que mantiene el secreto de sumario en torno a las investigaciones.

Ardines fue asesinado el 16 de agosto a escasos metros de su domicilio, tras salir de casa hacia las seis de la mañana en su furgoneta para ir faenar en su barco, el trabajo con el que se ganaba la vida tras haber renunciado a percibir su sueldo como concejal.

Cuando apenas había circulado unos 300 metros, Ardines se vio sorprendido por la presencia de tres vallas de obra que la Guardia Civil cree que fueron colocadas en mitad del camino vecinal para tenderle una emboscada y obligarle a bajar del vehículo para retirarlas.

Dos horas más tarde, un vecino que paseaba con su perro encontró su cadáver tendido en mitad del camino rural y con varios golpes en la cabeza a escasos metros de su furgoneta, que aún permanecía con el motor encendido y la puerta del conductor abierta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.