www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

Venezuela, al borde de la guerra

domingo 24 de febrero de 2019, 07:40h

Los incidentes ocurridos en las últimas horas en las fronteras de Venezuela con Colombia y Brasil demuestran la crueldad del régimen chavista. El Ejército de Maduro ha lanzado gases lacrimógenos y disparado contra los voluntarios asesinando a una decena de personas e hiriendo a unas trescientas. La represión ha impedido la entrada en el país de toneladas de alimentos y medicinas. Los pocos camiones que han logrado superar el bloqueo han sido luego incendiados por los paramilitares.

La entrada de ayuda humanitaria es urgente. Pero la operación liderada por Guaidó, respaldada por Colombia y Paraguay y diseñada por Estados Unidos pretendía también resquebrajar la unidad del régimen chavista. Y en buena parte ha logrado su objetivo. Han desertado decenas de militares, entre ellos algunos mandos, y la opinión pública mundial ha comprobado que Maduro es capaz de destruir la ayuda humanitaria enviada para paliar el hambre y las enfermedades de la población antes que dar un paso atrás.

Tras un primer día de incidentes, Venezuela se encuentra al borde de la guerra. El dictador chavista ha podido ganar la primera batalla al impedir la entrada de ayuda humanitaria, pero la brutal represión del Ejército ha puesto en evidencia la crueldad del régimen y abre la puerta a una posible intervención militar de Estados Unidos, que ha advertido que respondería al bloqueo.

La tensión es máxima. Como ha declarado Juan Guaidó “los acontecimientos me obligan a tomar una decisión: plantear a la Comunidad Internacional de manera formal que debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de esta patria que lucha y seguirá luchando” y que se apoyará en sus aliados internacionales ya que la "presión interna y externa son fundamentales para la liberación". El presidente de la Asamblea Nacional participará este lunes en la Cumbre del Grupo de Lima para discutir posibles acciones diplomáticas. Mike Pence, vicepresidente de EEUU, también se sumará a la reunión.

La valentía de Guaidó, la inteligente estrategia diseñada por los servicios secretos y el ímpetu de la población venezolana con miles de voluntarios arriesgando su vida para participar en la entrada de ayuda humanitaria en el país han puesto a Maduro contra las cuerdas. El dictador chavista resiste a sangre y fuego sin querer saber que la represión de la población civil puede ser la justificación para que se produzca esa intervención militar que nadie desea. Hay que evitar la guerra a toda costa. Pero a Maduro no parece importarle la muerte de sus compatriotas con tal de mantenerse en el poder. Y a Donald Trump no le sobra la paciencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.