www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BOFETADA DEL PARO A SÁNCHEZ

lunes 04 de marzo de 2019, 11:28h
No vale la pena entrar en la guerra de las cifras. Está claro que el pasado febrero ha sido el peor...

No vale la pena entrar en la guerra de las cifras. Está claro que el pasado febrero ha sido el peor con relación al paro en los últimos seis años. Era algo cantado. Las ligerezas de Pedro Sánchez solo podían conducir a comprometer la situación de una economía creciente y un paro menguante.

El presidente del Gobierno tuvo información anticipada sobre una realidad que puede erosionar sus expectativas electorales. Y ha puesto en marcha el recurso fácil que de él depende: crear empleo público. Empleo público innecesario y perjudicial a medio plazo para la economía española y para la ciudadanía. El funcionario sin funciones se inventa gestiones burocráticas para justificar su sueldo y el ciudadano, además de ser sangrado a impuestos, tiene que emplear tiempo y dinero en superar nuevas exigencias burocráticas para cualquier gestión.

Pedro Sánchez no quiere que las cifras de marzo se conviertan en flechas lanzadas contra él sobre su madriguera monclovita en plena campaña electoral. Ha cortado por lo sano y ha anunciado la creación de empleo público en un entorno inicial de 50.000 personas.

Pedro Sánchez vive sin vivir en él ante al temor de perder las prebendas acumuladas como presidente del Gobierno, entre las cuales el Falcon solo es una anécdota. Aprovecha su puesto para imponer todo aquello que pueda favorecerle en la atracción de votos, todo aquello que impida que sus vergüenzas queden al aire. Las denuncias de Casado y Rivera le entran por un oído y le salen por el otro. El líder socialista se juega demasiadas cosas para no apurar al máximo las posibilidades que tiene y que, por cierto, con el centro derecha dividido, son muchas.