www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EDITORIAL

8-M: el día de la izquierda feminista

lunes 04 de marzo de 2019, 12:17h

En plena efervescencia electoral, todos los candidatos intentan capitalizar el movimiento feminista del 8 de marzo. El primero, Pedro Sánchez que acaba de endosar sendos decretazos con ese fin: la ampliación del permiso de paternidad a 16 semanas y el control a las empresas para que las mujeres no sean discriminadas salarialmente. El día del feminismo por excelencia no es más que un acto electoral más que acapara la izquierda.

Por mucho que Albert Rivera intente apuntarse a la celebración con su “feminismo liberal”, en las manifestaciones del 8 de marzo solo sonarán eslóganes contra el machismo de la derecha que, según se recoge en su argumentario, “tiene un discurso heteropatriarcal, racista, colonizador, capitalista y depredador del medio ambiente”. Los militantes del PSOE, Podemos y demás izquierdas con el pretexto de reivindicar la igualdad de la mujer pretenden aprovechar electoralmente las manifestaciones para asustar a los votantes con la amenaza, o “fake new”, de de que si gana la derecha, las mujeres serán más discriminadas que nunca.

La habilidad de la izquierda en sacarle rédito electoral a todo no podía fallar ese día que parece haberse convertido en emblemático. Pero la derecha no debe caer en la trampa. El entero arco parlamentario español apoya sin condiciones que se alcance plenamente la igualdad de la mujer en todos los aspectos. Las últimas propuestas en ese sentido han sido aprobadas por unanimidad en el Congreso. Lo que han hecho PP, Ciudadanos y muchos medios de comunicación, como El Imparcial, es denunciar que muchas de las subvenciones que van a parar a las organizaciones feministas terminan en una agencia de contratación de militantes feministas o se despilfarren. Pero denunciar las corruptelas de esas asociaciones no significa ser machista. Todo lo contrario. Pues se denuncia que el dinero de los presupuestos dedicado a la igualdad de la mujer no se emplee en ese objetivo, sino en otros.

Si el 8 de marzo era la fecha para reivindicar la igualdad de derechos de la mujer, este año y en plena campaña electoral, se convertirá en el día de las grandes manifestaciones de la izquierda contra la derecha. La irrupción de Vox se ha convertido en el eje de la campaña del PSOE, Podemos y demás izquierdas, el bloque que volverá a pactar con los independentistas si así puede amarrar el poder. No es “Tiempo de mujeres” como reza el eslogan del 8 de marzo. Es tiempo de los candidatos. Pero del bloque de izquierdas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (14)    No(1)

+
0 comentarios