www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

GUAIDÓ DESAFÍA A MADURO

martes 05 de marzo de 2019, 13:34h
La crisis venezolana se sigue por la opinión pública española como si se tratara de una cuestión nacional...

La crisis venezolana se sigue por la opinión pública española como si se tratara de una cuestión nacional. Durante 300 años España y Venezuela permanecieron unidas y desde la independencia venezolana millares de españoles se instalaron en la nación hermana, sobre todo gentes que se desplazaron desde las Islas Canarias.

El comunismo populista de Chávez, el castrismo del siglo XXI, fue heredado por Nicolás Maduro que ha seguido la consigna de Fidel Castro: “El comunismo del siglo XXI solo puede hacerse viable con elecciones”.

- Pero ¿y si se pierden con elecciones? -preguntó Hugo Chávez.

- Es que no se pierden. Se manipulan y se ganan.

Maduro perdió las legislativas y ante el asombro de la opinión política mundial se inventó unas nuevas elecciones para constituir una Asamblea constituyente que anulase a la que encumbró a Guaidó.

El dictador no ha conseguido su propósito. Un sector cualificado de la opinión pública mundial y medio centenar de naciones, entre ellas España, respaldan al presidente Guaidó. Maduro amenazó con detenerle al regresar a Venezuela. Hasta ahora no se ha atrevido a cumplir su balandronada. Y a la desesperada trata de mantener la derruida economía de su nación, con el pueblo muerto de hambre física y emigrando en masa, vendiendo las reservas de oro. Como en Venezuela no hay comunismo sino narcocomunismo, muchos militares de alta graduación que se benefician del tráfico permanecen al lado del dictador. Difícil saber el tiempo que durará la farsa. Pero Guaidó ha acertado al regresar a Venezuela desafiando a Nicolás Maduro, que se refugia en su verborrea incontenible y en unas Fuerzas Armadas cada día más indecisas a pesar del aguinaldo del narcotráfico.