www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JUNQUERAS DERROTA A PUIGDEMONT

miércoles 13 de marzo de 2019, 12:16h
A la desesperada, el dedo dictatorial de Puigdemont ha señalado la política del PDeCAT que debe respaldarle...

A la desesperada, el dedo dictatorial de Puigdemont ha señalado la política del PDeCAT que debe respaldarle. Cerca de 200 militantes se han dado de baja. El expresidente prófugo se ha entregado a una frenética actividad que ha hecho temblar las cuadernas de la antigua nave de Convergencia y Unión. Aquel partido gobernó a Cataluña con moderación y eficacia, al margen de piruetas secesionistas. Un pobre hombre de escasas luces, Arturo Mas, situó a Convergencia en el disparadero. Carlos Puigdemont remató el despropósito, con gran daño para Cataluña y para el resto de España.

ERC estuvo siempre al acecho y aprovechó la crisis de Convergencia, hoy PDeCAT, para alzarse con el santo y la limosna. Junqueras ha derrotado a Puigdemont. Las encuestas subrayan la victoria de ERC sobre el PDeCAT. Carlos Puigdemont, político de proverbial cobardía, está tiritando en su refugio de Waterloo, mientras su partido se desangra.

Oriol Junqueras se frota las manos. De presidir un partido casi marginal, se ha convertido en el alfil del nacionalismo catalán. El sabio Duran Lleida lo ha explicado con claridad: la gente prefiere el original a la copia. Y la antigua Convergencia, al abandonar la moderación y sumarse a un secesionismo volcánico, no ha hecho otra cosa que imitar a ERC. El electorado prefiere la sinceridad de Junqueras, encarcelado desde hace año y medio, al oportunismo del cobarde Carlos Puigdemont, que vive como un duque en su mansión belga.