www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CLASIFICACIÓN

Eurocopa 2020. Francia e Inglaterra impresionan, con Ronaldo y Messi sollozando

viernes 22 de marzo de 2019, 23:11h
El amistoso de Argentina contra Venezuela hizo revivir la frustración a `La Pulga'.

Francia, vigente campeona del mundo, arrancó su camino hacia la Eurocopa 2020 con un plácido triunfo (1-4) sobre Moldavia, en una jornada en la que Inglaterra goleó (5-0) a la República Checa y Portugal no pudo pasar del empate (0-0) en casa ante Ucrania. Ni el regreso de Cristiano Ronaldo, que jugó su primer partido con la selección lusa desde el pasado Mundial, permitió al conjunto portugués acabar con la resistencia de Ucrania, que cosechó un valiosísimo punto en su visita a Lisboa.

Y eso que el jugador del Juventus lo intentó de todas las formas posibles, pero siempre se topó con la figura del guardameta Andriy Piatov, que privó a Cristiano del gol con dos excelentes paradas a remates del portugués en la primera parte. De hecho, el cancerbero visitante se convirtió en el gran "héroe" del conjunto ucraniano, al evitar a los 57 minutos que un remate del jugador del Sevilla André Silva se convirtiese en gol con una espectacular intervención.

Paradas y más paradas que llevaron a la desesperación al equipo portugués, que a punto estuvo de pagar con la derrota su frustración, en un remate final de Marlos, que no supo aprovechar con todo a favor para marcar un rechace del portero Rui Patricio tras un disparo lejano de Yevhen Konoplyanka. Falta de acierto de la que no pecó Francia, que tardó poco más de media hora en sentenciar su encuentro ante Moldavia, gracias a los goles del jugador del Atlético de Madrid Antoine Griezmann, el madridista Raphael Varane y Olivier Giroud. Un tanto que permitió al delantero del Chelsea, que remachó a las redes un centro de Blaise Matuidi, situarse como el tercer máximo goleador en la historia de la selección francesa igualado a 34 goles con David Trezeguet.

Dato que contradice la fama de delantero sin gol que ha perseguido durante toda su carrera a Giroud, que ya sólo tiene por delante en la clasificación a dos leyendas del fútbol francés como Michel Platini -41 tantos- y Thierry Henry -51 dianas-. Tres goles que parecieron saciar el apetito de Francia, que se relajó por completo en la segunda mitad. Una desidia en la que no cayó Kylian Mbappé, el más activo de los de Didier Deschamps, que encontró su premió a los 87 minutos con un gol (0-4), que convirtió en una anécdota el postrero tanto de Ambros (1-4) para Moldavia.

Quien no rebajó su ambición fue Inglaterra, que goleó por 5-0 a la República Checa, en un encuentro en el que Raheen Sterling, autor de un triplete, acaparó todos los focos. El jugador del Manchester no sólo mostró una eficacia demoledora, sino que además fue el encargado de provocar el penalti, que permitió a Harry Kane encarrilar definitivamente el encuentro (2-0) para los ingleses en la prolongación del primer tiempo. No obstante, ya antes Sterling se había encargado de trasladar al marcador la superioridad local al firmar a los 24 minutos el 1-0 al rematar un centro de Jadon Sancho.

Pero si en el primer tanto inglés Sterling demostró su capacidad de llegada, en el segundo de su cuenta particular, su oportunismo para cazar un balón suelto en el área rival, en el tercero y último. el atacante lució su potencia de disparo con un remate lejano, que acabó en las redes tras tocar en un defensor checo. Una goleada que permitió a Inglaterra situarse como líder del grupo A con una ventaja de dos puntos sobre Bulgaria y Montenegro, que empataron este jueves 1-1 en Sofía, en un encuentro en el que la selección búlgara evitó la derrota con un gol de penalti de Todor Nedelev a ocho minutos para la conclusión.

Liderato que sorprendentemente ocupa en el grupo B Luxemburgo, que no desaprovechó el tropiezo de Portugal, para auparse a la primera posición, tras imponerse por 2-1 a Lituania, en un duelo en el que los locales dieron la vuelta al marcador con los goles de Leandro Barreiro y Gerson Rodrigues. Menos sorpresas hubo en el grupo H, en el que al igual que Francia, Turquía e Islandia cumplieron con su papel de favoritos, al derrotar idéntico resultado, 0-2, a Albania y Andorra, respectivamente.

Finalmente, la selección argentina de Lionel Scaloni fue ampliamente superada por Venezuela, mandó con comodidad en el marcador en el Wanda Metropolitano y se llevó una histórica victoria por 1-3 en el regreso del capitán albiceleste, más de ocho meses después de abandonar cabizbajo el Mundial. A esta Argentina en construcción, que de salida alineó a cinco jugadores que nunca habían estado sobre un terreno de juego con Messi -los 3 "Martínez", Gonzalo Montiel y Juan Foyth-, todavía le chirrían demasiados engranajes.

Tiembla en defensa, no tiene filtro alguno en el centro del campo, donde Leandro Paredes y Giovani Lo Celso fueron demasiado livianos, y le falta un rematador certero, porque Lautaro hizo añorar en la primera mitad al "Kun" Agüero, el gran ausente de la convocatoria, y Darío Benedetto quedó inédito en la segunda. Venezuela, al contrario, sí sabe a lo que juega, porque lleva un proceso más largo (desde el 1 de abril de 2016, cuando Rafael Dudamel se hizo con el mando) y ha integrado con naturalidad a los sub'20 que se proclamaron hace dos años subcampeones del mundo.

Tiene claro el principio y el fin. Wilker Fariñas es un guardameta de garantía y Salomón Rondón un goleador. Y, entre ambos, presenta dos líneas bien juntas que buscan la contra con la velocidad de Jhon Murillo y Darwin Mchis, suficientes para sacarle los colores a la Albiceleste. Marcó Rondón en el primer remate (minuto 6) y Murillo en el último antes del descanso, pero entre medias pudo hacerlo Machis, que solo ante Franco Armani estrelló el balón contra el meta argentino (minuto 36) y el propio Rondón, cuyo remate de cabeza cruzado salió fuera por poco (minuto 40).

Argentina no mostró en todo el primer tiempo más que los destellos de Messi. Un poco del "10" aún sigue siendo mucho en esta Albiceleste, que se agarra al ídolo como única tabla de salvación. Messi tardó media hora en activarse, pero cuando lo hizo dejó un eslalon de tres jugadores con pase a la cabeza de Lautaro (minuto 30), pero el del Inter no pudo superar a Fariñez. Volvió a dejar rivales a su paso en el consiguiente córner -sin encontrar rematador- y se topó con el arquero vinotinto con un disparo desde fuera del área, en el minuto 38.

Tras el descanso, el capitán albiceleste volvió a rescatar a su selección. A la hora de juego, recuperó un balón en el centro del campo, lo condujo con un par de toques con el pecho y abrió a la banda, donde Lo Celso vio el desmarque de Lautaro para que, esta vez sí, el delantero del Inter superase a Fariñez. Sin embargo, el gol no asustó a Venezuela. Dudamel cambió su ataque, con la entrada de Soteldo y Josef Martínez, y la apuesta le salió bien. En el minuto 75, el goleador de la MLS se fabricó un penalti, por obstrucción dentro del área de Foyth, y lo ejecutó de forma poco ortodoxa pero efectiva, para asegurar un histórico triunfo de la Vinotinto, que incluso pudo disfrutar del tramo final del partido de los "olés" de la mayoritaria afición venezolana. Argentina, deslucida e impotente en el tramo final, deberá buscar soluciones contrarreloj. Porque Scaloni sólo tiene confirmado el cargo hasta la Copa América y, por el momento, con Messi solo, aún no es suficiente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.