www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Lola Solana: La cruz de madera

domingo 21 de abril de 2019, 19:43h
Lola Solana: La cruz de madera

La Esfera de los Libros. Madrid, 2019. 368 páginas. 18,90 €. Libro electrónico: 8, 54 €.

Por Jorge Pato García

Las prisas de los tiempos modernos, el paso inexorable del tiempo y nuestra memoria, se convierten a veces en un cóctel extraño que puede llegar a hacernos tomar decisiones que poco tiempo antes creíamos impensables. En el caso de Lola Solana podríamos decir que ha ocurrido algo similar. Dedicaba su vida al mundo de las finanzas, las inversiones y la Banca, pero sentía que tenía ciertas deudas que saldar y vio que necesitaba adquirir maestría en la escritura para poder llevar a cabo esta tarea.

Tomó la decisión de apuntarse a un curso de escritura y estar durante un año ejercitándose en escribir, hasta adquirir la soltura suficiente para poder abordar su proyecto personal. Para poder realizarlo ha tenido que sacrificar sobre todo horas de sueño, ya que sin dejar su labor profesional y sin descuidar sus obligaciones familiares, ha ido robando horas a la noche hasta poder terminar su primera obra literaria.

La cruz de madera es una introspección en la relación con su madre y por extensión con su abuela. Es una mirada al pasado para poner en valor aquellas cosas que muchas veces pensamos perdidas, y sobre todo es un legado y un reconocimiento.

A lo largo de las páginas de esta novela nos vamos a ir hasta finales del siglo XIX, momento en el que nació la abuela de Lola Solana. Este será el punto de partida para ver cómo afectó el paso del tiempo a esta familia, el estallido de la Guerra Civil… y, por supuesto, conocer esa parte que hace que las familias sean una cuestión atemporal, el reconocimiento y el orgullo que se siente de los padres.

Quizás aquello que llega con más fuerza lectora es el mensaje último que existe detrás de todo este texto narrativo, un homenaje en el cual se ven pequeñas pinceladas de esa culpa que hasta ahora tenía la autora por no haber despedido a su madre, como habría deseado. La pasión se reconoce en cada uno de los párrafos de la novela, pasión y reconocimiento de una hija hacia su madre, y, por ende, hacia su abuela, dando a entender esa transmisión de valores de madres a hijas que conforman la personalidad y la forma de ser de cada uno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

+
0 comentarios