www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRÓNICA

Sánchez, el gran perdedor

Los cuatro candidatos en el debate de Atresmedia.
Ampliar
Los cuatro candidatos en el debate de Atresmedia. (Foto: Efe)
miércoles 24 de abril de 2019, 01:10h

El segundo debate ha sido más ágil, pero también más bronco y con continuas interrupciones, principalmente del presidente del Gobierno y de Rivera.

El segundo de los debates se ha presentado más vivo, más ágil, menos rígido que el de este lunes en TVE y peor moderado. Los candidatos sabían que tenían que arriesgar un poco más y así se ha escuchado un tono más valiente y bronco al mismo tiempo con pocas propuestas y muchas acusaciones también de mentir o, incluso, ser un “maleducado”.

Sin Vox por decisión de la Junta Electoral Central, se esperaba más agresividad y los protagonistas sacaron toda la artillería con constantes interrupciones que por momentos recordaba al patio de un colegio. Entre ese debate farragoso ha destacado un poco más este martes el líder del PP, Pablo Casado, que ha sabido ponerse a la altura de la buena intervención este lunes de su “hipotético” socio de Gobierno, Albert Rivera, en esta ocasión un poco sobre excitado.

Por su parte, el presidente del Gobierno y candidato del PSOE, con ganas de convencer algo más que el día anterior, siguió una línea torpe de argumentación y con constantes interrupciones a sus rivales políticos. Pedro Sánchez ha mostrado una lenta capacidad de respuesta cuando era cuestionado por el resto de candidatos. En muchas ocasiones, también hay que destacar, ha sido un todos contra él. Queda la sensación de haber sido el gran perdedor.

El presidente Sánchez, en su minuto de oro, ha hecho referencia a dos certezas: si PP y Cs suman con Vox una mayoría “harán lo que han hecho en Andalucía”. Se ha vuelto a repetir al pedir una “enorme moción de censura socia” para frenar la desigualdad y la corrupción.

Por su parte, el líder del PP ha pedido “unir el voto porque si no se dividirá a los españoles”. Pablo Casado ha sido muy claro al explicar que si se dispersa el voto “constitucionalista” entre Vox y Ciudadanos se beneficiará al PSOE de Pedro Sánchez. Ha dicho que “si quiere que siga mandado Torra y Otegi puede votar al PSOE”. Por ello ha pedido el voto para “defender sin complejos la unidad nacional”. Ha concluido con un “no les voy a defraudar”.

El candidato de Cs ha hablado en su último minuto de sus padres y de los valores de esfuerzo y de libertad que le han inculcado. Albert Rivera ha afirmado que está orgulloso de ser catalán y español, al tiempo que ha recordado su hija para apuntar que “nuestros hijos son el futuro”. Ha pedido el voto porque quiere ser el presidente “que piense en el futuro de España”.

El líder de Podemos ha insistido en una idea de este lunes: “Cuando la gente se mueve, cambian cosas. Lo demostraron las mujeres el 8-M y los pensionistas”. Con críticas al poder de los bancos, de las élites económicas o de los medios de comunicación y con base en el lema de campaña, Pablo Iglesias ha dicho que “la historia no está escrita y el próximo domingo la historia la escribes tú. ¡Sí se puede!”.

No pactará con Cs

Ha sido Pedro Sánchez el que ha abierto el fuego y a la pregunta sobre si necesitara apoyos a quién abriría la puerta, negó por primera vez de forma clara y contundente la posibilidad de pactar con Cs: “No podemos pactar con alguien que ha puesto un cordón sanitario al PSOE”.

Sobre pactos, Sánchez tiene claro que “si suman las dos derechas harán lo mismo que en Andalucía” y quiso dejar claro que es falso que haya pactado con los independentistas, a lo que respondió Rivera que “no tome el pelo a los españoles”. Casado le preguntó entonces “si lo de Pedralbes fue un picnic”. El presidente del Gobierno no insistió.

El líder del PP se presentó en los estudios de Atresmedia “con el cuchillo entre los dientes” para dar una imagen un poco más agresiva que en el debate precedente y ha acusado a Sánchez de ‘matrioska’, la muñeca rusa con Podemos, independentistas catalanes y Bildu dentro. Además, ha advertido sobre Otegi: “Una persona experta en secuestros es capaz de pedir rescate a cambio de todo”.

Ha apuntado que son los “únicos que no han pactado con Sánchez”. Quizá por eso, ha matizado, “no quiere un cara a cara”. Ha enumerado lo que ya le han pedido los socios de gobierno, como los separatistas, que ya le reclaman “indultos”.

Pablo Casado ha recriminado a Cs haber rechazado un acuerdo antes de las elecciones y ha dicho que se presentará a la investidura y el que quiera apoyar ese proyecto, en referencia a Vox o a cualquier otro, que lo haga, pero puede ser a través de un pacto de investidura o de legislatura. Ha puesto al PP como “la única alternativa” a un Gobierno de Pedro Sánchez.

El líder de Cs, crecido por el resultado del primer encuentro en TVE, fue claro en su primera intervención al afirmar que no pactará con Vox, que en Andalucía solo pactaron con el PP y que con los nacionalistas y separatistas “ni a la vuelta de la esquina”. Ha recordado que Sánchez hizo una moción de censura con los que quieren liquidar este país y ha vuelto a tender la mano al PP para formar un Gobierno de coalición si dan los números.

Albert Rivera insistió en que “Sánchez toma el pelo” a los españoles con Cataluña y le regaló, aprovechando que es San Jordi, su propia tesis para demostrar que el único que miente es el presidente del Gobierno. El presidente del Gobierno le correspondió con el último libro de Fernando Sánchez Dragó sobre la figura de Santiago Abascal, líder de Vox.

Por su parte, el líder de Podemos, tras sorprender en el debate en la cadena pública por su tranquilidad y su continuo uso de la Constitución, ha mantenido esa postura en este segundo encuentro. Sobre ir con el PSOE, ha asegurado que pedirá a Sánchez sitios en el Gobierno pero “primero habrá que ver quién gana y acordar un programa”.

Pablo Iglesias cree que “es sensato decir a la ciudadanía que el próximo gobierno de España será de coalición”. Y volvió a recordar que “el PSOE no descarta un Gobierno con Cs”. Cree que todos tienen que “ser honestos” y decir con quién vamos a pactar.

Programas electorales

En el apartado de lo que debería ser lo más importante, se empezó hablando de Empleo. En este punto, Sánchez ha justificado que no se derogará la Reforma Laboral del PP y que solo eliminará unas partes de esa reforma porque quieren impulsar los planes de lucha contra la explotación laboral. Ha prometido reforzar la lucha contra la precariedad y aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Además, se ha comprometido con los dos millones de autónomos que hay a que coticen “por los ingresos reales que tengan”.

Iglesias habló de temporalidad como principal problema: “No hacemos propuestas etéreas, el contrato temporal tiene que ser como máximo de 6 meses”. También recordó que algunos hablaron de que cuando se subiera de el salario mínimo profesional se hundiría la economía y ha subrayado que no ha sido así.

Rivera habló de precariedad y de ser líderes en Europa en materia de empleo: “No me conformaré con ser campeón de Europa de paro”. Cree que “el mercado laboral actual está obsoleto” y por eso hay que cambiarlo con un contrato único.

Casado ha hablado irónicamente de que hay que estar agradecidos a Sánchez del déficit, “más de 100 millones de euros al día”.

Pensiones

El líder de Podemos relacionó pensiones con envejecimiento y propuso que “el esté trabajando 35 años tiene que poder jubilarse”. Volvió a insistir en que “se liguen las pensiones al IPC por ley”. Sobre pensiones contributivas, mínimo de 600 euros.

Sánchez se puso de su parte en este punto, pero le dijo que hay que cuadrar las cuentas y hacer sostenible el sistema de pensiones. Propuso una reforma constitucional para...

El líder de Cs apuntó que no se puede tener un mercado laboral precario y acusó al PSOE de ser “la máquina de paro de España”. También atacó al PP por no hacer nada por las familias, ni por la natalidad: “me comprometo a ser el presidente de las familias, de la natalidad y del mercado de trabajo”.

Casado ha recordado que el PSOE nunca ha creado empleo y sobre pensiones, recordó que Sánchez votó la congelación con Zapatero. Para hacer sostenible todo, ha propuesto bajar los impuestos.

Impuestos

Y sobre este punto, el líder del PP ha prometido una revolución fiscal: “Cuando hay una crisis se bajan impuestos”. Explicó que con sus medidas se inyectarán 16.000 millones de euros que servirán para pagar las pensiones. Casado ha reprochado a Sánchez que hable de fraude fiscal con 5 ministros que han sido investigados por utilizar sociedades instrumentales y la ocultación de patrimonio: “Su Gobierno es como el aloe vera, cuando más le investigan más propiedades le salen”. Después de esto ha discrepado con Rivera sobre el impuestos de sucesiones y quien tiene el mérito de haberlo eliminado en Andalucía.

En este punto, el candidato de Unidas Podemos ha propuesto subidas de impuestos a las grandes empresas y ha puesto como ejemplo a Cabify o Uber,a los que ha pedido que “paguen impuestos aquí”. Ha tenido su enfrentamiento aquí con el líder de Cs. "Es una cuestión de respeto”, ha dicho el líder de la formación morada cuando Albert Rivera le ha interrumpido para pedir que se pueda elegir entre el taxi y los Vehículos de Transporte sin Conductor (VTC). ”Su técnica de interrumpir todo el rato es propia de maleducados”, ha terminado.

El PP propone la ley de maternidad, que tiene que ver con empleo, conciliación, educación: “No es cuestión de materno en una decisión personal, sino de...

Sánchez ha acusado al PP de querer a la ley del aborto del siglo pasado y por eso propone su ya famoso “no es no” para combatir las agresiones sexuales.

Rivera abogó por “regular la muerte digna y la eutanasia” y ha pedido a Pablo Casado que si llegan a acuerdos, en este punto hay que regular. Sánchez e Iglesias le han recordado que esa ley se votó en el Congreso y no prosperó por la abstención de Ciudadanos.

Casado ha respondido recordando que su partido ha sido “pionero” en regular la muerte digna en Madrid, Galicia y Castilla y León y ha recordado que esta posibilidad está regulada a través del testamento vital. El líder del PP ha dicho que no quiere que haya encarnizamiento terapéutico porque una cosa es la sedación y otra la “eutanasia activa”. Ha hecho hincapié en que lo “impresentable” es que la mujer a la que su marido ayudó a morir, María José Carrasco, “estuviera años esperando la prestación por dependencia”.

El líder de Podemos quitó el derechos a los cuatro candidatos para hablar de mujeres y sí dijo que su formación ha presentado también medidas de apoyo a las madres y a las familias cuando tienen hijos.

Violencia de género

Tensión a la hora de hablar sobre violencia de género. Casado ha dicho que se tiene que erradicar con la plena autonomía de las mujeres. Ha hablado de evitar la brecha salarial para que las mujeres puedan ser independientes de sus maltratadores.

Aunque han coincidido los cuatro candidatos en la necesidad de un pacto de Estado para luchar contra esa violencia, Sánchez le ha reprochado que sólo hablara de las mujeres sin recursos y se ha repetido en este punto con el “no es no” y con el documento pedido por el gobierno andaluz para investigar a los responsables de evaluar el maltrato.

El líder del PP le ha respondido preguntando si indultaría a los miembros de "la Manada" y el presidente no ha contestado, una vez más.

Más duro ha sido Rivera, que ha dicho al respecto que “Sánchez juega con el dolor de las mujeres maltratadas”. “Vamos juntos a acabar con esta lacra”, ha dicho al tiempo que apuntaba que quiere ser “el presidente que impulse un pacto de Estado en violencia machista”.

Iglesias ha vuelto en este punto a sentir “vergüenza” y ha propuesto “cambiar el código penal para que “solo sí sea sí”, además de medidas parta ayudar a las mujeres que se encuentran en esta situación.

Corrupción

Y se habló de corrupción. Rivera, mientras enseñaba un rollo de papel higiénico con los casos de corrupción del PSOE, ha preguntado a Sánchez si piensa dimitir en el caso de que los expresidentes de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán sean condenados por el caso de los ERE.

Sánchez ha cargado después contra Casado por los casos del PP en Valencia, que ha calificado de “parque temático de la corrupción”. Rivera ha replicado por esto que entonces, “los ERE en Andalucía ¿qué era?, ¿una fiesta?”.

Y así acabó el segundo debate. ¿Servirá para algo? Ustedes dirán.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(1)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.