www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

TENIS

Conde Godó. Nadal vence a Ferrer y a la lluvia en un duelo emotivo

jueves 25 de abril de 2019, 18:01h
El tenista levantino se despidió de Barcelona en un partido que suspendido durante 55 minutos.

Este jueves se vivió una jornada muy especial en el Barcelona Open Banc Sabadell-Trofeo Conde de Godó. El torneo catalán asistió al duelo de octavos de final de su edición de 2019 que disputaron entre Rafael Nadal y David Ferrer. Un duelo fratricida que hizo recuperar al balear parte de las sensaciones perdidas, pues vencería por 6-3 y 6-3, en una hora y 56 minutos de partido. Pero la cita contuvo mucho más: se trató del último día que 'Ferru' jugará en esa pista como profesional.

El alicantino se está despidiendo este año del ejercicio del tenis, por lo que afrontaba este capítulo de su rivalidad con el zurdo legendario como la oportunidad de poner el broche de oro. Derrotar al número dos de la ATP para tratar de ganar su primer trofeo en el torneo barcelonés -del que fue finalista cuatro veces, todas ellas perdidas ante el manacorí- era su objetivo y meta en una tarde del todo emotiva para el levantino. Y arrancaría con todo.

Ferrer, al que sólo le queda su participación en el torneo de Madrid antes de decir adiós al deporte de su vida, comenzó comn convicción y seguridad, algo que le ha faltado en este último listro. Llegaría a disponer de dos bolas de break en el primer juego del envite. Mas, Rafael alcanzó a escaparse y defender su servicio. Este fogonazo inicial daría paso a un intercambio de golpes que devino en la rotura del saque de Ferrer que el favorito sostuvo para colocarse con 5-2.

Ver esta publicación en Instagram

WE WILL MISS YOU @davidferrer1982 😢 . 📸 @bitocels @agenciahache

Una publicación compartida de Barcelona Open Banc Sabadell (@bcnopenbs) el

El once veces campeón del Godó no estaba resplandeciendo ni arrollando, ya que Ferrer jugaba con firmeza y se anotó el 5-2 antes de que la lluvia reclamara protagonismo. La tormenta sobrevenida obligaría a detener la batalla, cerrada y comprimidad en una igualdad no reflejada en el electrónico. Un total de 55 minutos de parón se desataría antes de que los tenistas regresaran a la pista central del RCT Barcelona. Entonces, Nadal cerró el set en la segunda bola de que dispuso para zajarlo.

Y quiso escaparse con celeridad en la segunda manga, arribando a cotas de juego y consistencia más elevadas que las mostradas en el duelo previo ante Leonardo Mayer. Así, rompió el saque ajeno con rapidez. En cambio, Ferrer neutralizó el respingo con sus característica resistencia pegajosa. Dejaría pasar dos bolas de break, mas se afianzó en su serviico y alcanzó la rotura en el cuarto juego, oara empatar a dos el set definitivo. Su carácter le había devuelto a la dinámica. Como tantas otras veces.

Antes de que la lluvia volviera a hacer acto de presencia para provocar otra interupción, el manacorí filtró otro break a su favor, dejando el terreno más llano para sus intereses (4-3). En el regreso a pista se enfiraría el alicantino, que no ganaría ningún juego más. Eso sí, hizo que el coloso peleara cada punto y le forzó a ganarle varias veces los juegos restantes. Cuatro bolas de partido necesitó Nadal para derribar a un 'Ferru' rebosante de dignidad y al que la emotividad le pudo cuando finalizó el enfrentamiento.

Se vació David Ferrer, exigiendo al mejor deportista español de la historia. Y, con lágrimas en los ojos, dejó caer la cinta que le amarra el pelo sobre la tierra batida de la cancha. Ovacionado, tomaría el micrófono para despedirse de todos del siguiente modo: "Estoy feliz. He hecho lo que he podido. Ha sido un partido de idas y venidas, pero estoy muy contento de acabar en la pista central y de acabar en el Conde de Godó jugando con Rafa". "Es un orgullo irme perdiendo contra Nadal", sentenció el que fuera número 3 de la ATP.

Nadal, en su caso, se limitó a respetar la opción que ha tomado su compañero de gloria en la Copa Davis. "David ha tomado una decisión personal, porque a nivel tenístico no está para irse a ningún lado. Es su decisión. Y después de todos los años que lleva peleando y dándonos alegrías a todos, merece hacer lo que él decida", remató Rafael, quien poco a poco va navegando entre las dudas que le ha generado este inicio de año tortuoso en cuando a lesiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.