www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Será vecino de las víctimas

De Juana Chaos saldrá de prisión entre fuertes medidas de seguridad

viernes 01 de agosto de 2008, 22:25h
Condenado a 3.000 años de prisión por el asesinato de 25 personas, y a otros tres años por amenazas, José Ignacio de Juana Chaos saldrá este sábado de la cárcel de Aranjuez después de 21 años entre rejas. El terrorista podrá abandonar la prisión en cualquier momento a lo largo de este sábado y su salida estará vigilada por decenas de agentes de la Guardia Civil, pertenecientes a la Agrupación Rural de Seguridad (ARS), con base en Valdemoro, que montarán un fuerte dispositivo alrededor de la cárcel de Madrid VI-Aranjuez a causa de la salida del centro penitenciario para evitar incidentes. En las inmediaciones de la prisión madrileña ya se han desplegado una decena de periodistas a la espera de que salga el etarra.

La puesta en libertad de De Juana se producirá "a lo largo del día" porque "no hay una hora concreta", ya que depende de lo que dure el trámite bucrático, así como el trasiego de las entradas y salidas del centro penitenciario.

De Juana nació en Legazpia (Guipúzcoa) el 21 de septiembre de 1955 y fue miembro de la Ertzaintza hasta que con 28 años pasó a la clandestinidad tras ser investigado por su colaboración con Eta. Fue responsable del "comando Madrid" en una de sus etapas más sangrientas y lleva sobre sus espaldas el peso de al menos 11 atentados y 25 asesinatos.

"Sus lloros son nuestras sonrisas"
El antiguo Código Penal con el que fue juzgado ha permitido que De Juana, uno de los etarras más sanguinarios de la terrorífica historia de Eta, vaya a cumplir menos de un año de prisión por cada uno de sus asesinatos.

El Estado de Derecho no ha hecho excepciones con un terrorista que nunca se ha arrepentido de sus crímenes y que, incluso, ha pedido champán en la cárcel para celebrar los atentados cometidos por sus compañeros de armas. "Sus lloros son nuestras sonrisas y terminaremos a carcajada limpia", escribió De Juana en una carta tras el asesinato del concejal sevillano Alberto Jiménez-Becerril y su esposa Ascensión García, en marzo de 1993.

Al parecer el etarra podía haber salido de prisión mucho antes, hace casi dos años, pero una condena de tres años por amenazas tras la publicación de varios artículos en el diario Gara, le ha retenido en la cárcel otra larga temporada.

Huelgas de hambre
Recluso reivindicativo y polémico, el terrorista ha protagonizado tres huelgas de hambre -la última iniciada el pasado 16 de julio y que todavía mantiene- que le han llevado al hospital y a copar las portadas de los periódicos. Protestas que De Juana ha utilizado hábilmente para intentar presionar a las instituciones en aquellos momentos en los que veía peligrar su salida de la cárcel.

En la segunda del etarra provocó todo tipo de reacciones políticas y sociales: desde nuevos episodios de violencia callejera en el País Vasco, hasta manifestaciones de las víctimas del terrorismo para pedir que se impidiera su excarcelación.

Como consecuencia las críticas aumentaron con la publicación en febrero en el diario británico "The Times" de una entrevista y una fotografía del etarra en su cama del hospital, y hasta los sindicatos policiales denunciaron las condiciones "excesivamente permisivas" que tenía el etarra.

Así mismo, el 1 de marzo de 2007 fue trasladado al hospital Donostia de San Sebastián donde abandonó la huelga de hambre, y fue clasificado en segundo grado penitenciario. Esto reavivó los enfrentamientos entre el Gobierno y el PP, que acusó al Ejecutivo de pagar un "precio político" a Eta.

Manifestación en Madrid
Diez días más tarde y como reacción, el PP reúne en el centro de Madrid a cientos de miles de personas en una manifestación contra la concesión de la prisión atenuada a De Juana; y el 12 de mayo la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) convocó, en plena campaña de las elecciones municipales, a miles de personas en 42 ciudades españolas para reclamar su vuelta a prisión.

Entre medias, ha tenido tiempo para casarse en prisión con su novia, Irati Aranzabal, en una ceremonia celebrada en febrero pasado en la prisión de Aranjuez con dos etarras como testigos.

Apenas estuvo cuatro años "en activo", aunque le dio tiempo suficiente para participar en once atentados con 25 víctimas mortales, el más grave el cometido en la Plaza de República Dominicana de Madrid, en el que fueron asesinados doce guardias civiles.

De Juana fue detenido, junto a otros cinco etarras, el 16 de enero de 1987 en el piso franco que el 'comando Madrid' tenía en la capital y, desde entonces, ha permanecido encerrado en prisión, a excepción de los días en los que estuvo hospitalizado a consecuencia de sus prolongadas huelgas de hambre.

Embargo de su casa
A partir de este sábado, cuando salga libre por la puerta del centro penitenciario Madrid VI de Aranjuez, De Juana cambiará su celda por un piso del barrio de Amara de San Sebastián.

Una vivienda, propiedad ahora de su esposa y sobre la que pesa un embargo "fulminante" por orden de la Fiscalía, que se encuentra en una zona en la que viven varias víctimas del terrorismo y personas amenazadas por Eta.

De Juana Chaos, acostumbrado a ser quien intimida, comenzará este sábado su nueva vida en libertad enfrentándose cara a cara a unas pintadas aparecidas en el portal de su casa en las que se puede leer: "No olvidamos, no perdonamos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios