www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUTOMOVILISMO

Indy500. Así interpreta Alonso la debacle de su McLaren en las pruebas oficiales

jueves 25 de abril de 2019, 21:13h
El español no pudo rodar como deseó y las prestaciones del coche quedaron en entredicho.

En la madrugada de este jueves arrancó Fernando Alonso la siguiente etapa en la aproximación a la 103 edición de las 500 Millas de Indianápolis, la prueba que copa todas sus expectativas en este 2019 de salida de la Fórmula Uno. Se trataba de una jornada prevista para preparar la carrera y la clasificación, de trabajo en los detalles a mejorar, tanto en el pilotaje como en los aspectos técnicos y mecánicos del coche en el que habrá de volar para consumar la anhelada 'Triple Corona'.

Pero el emblema del automovilismo nacional no estuvo en condiciones de sacar el jugo deseado y esperado. En primer lugar, porque la lluvia fue proitagónica a lo largo de la mañana y en las primeras hora de la tarde, retrasando y obligando a reconfigurar los planes de los equipos. En todo caso, el asturiano saltaría al asfalto del circuito de Indianápolis Motor Speedway con su McLaren Rancing número 66. Lo hizo para confirmar que están lejos del punto de cocción necesario.

El coche adoleció de punta de velocidad potente. Su mejor vuelta en las sesión de experimentos fue la última dada. En el giro vigésimo noveno sellaría una marca de 218,690 millas por hora (351.947 kilómetros por hora). Muy alejado de los registros de la élite. Por ejemplo, del novato estadounidense Colton Herta, del equipo Harding Steinbrenner Racing Honda, que firmó 226,108 millas por hora (363,885 kilçometros por hora). Asimismo, este piloto rodó 61 vueltas.

Alonso quedó en la última plaza de todos los comparecientes en la jornada. Por detrás de los nueve novatos y del resto de participantes veteranos. Lo discreto del rendimiento del coche formaba parte de los cálculos, pero quedaba corroborar la dimensión de la distancia. En este sentido, lo experimentado ha supusto un gancho a las aspiraciones del ovetense. No puede ni soñar con aplazar al favorito brasileño Helio Castroneves, del Team Penske. El carioca fue segundo, con 45 vueltas en sus ruedas y una punta de 225,565 millas por hora (362,102 kilómetros por hora).

Estos datos empujan a Fernando Alonso a tener que expirmir su clase al máximo para optar al podio. Tras ser Novato del Año y haber liderado durante 27 vueltas las 500 Millas de Indianápolis de 2017 regresaba con ambición, pero habrá de repensar la estrategia. "Es bueno estar de vuelta, volver a sentir la magia del lugar", avanzó. No había podido completar nunguna de las pases de la sesión de entrenamiento con su McLaren Chevrolet. Sufriendo, asimismo, un problema eléctrico en la vuelta de rodaje.

"Para nosotros, obviamente, perdimos un poco de tiempo al principio. Esto era más o menos esperado porque, como dije, era un chasis completamente nuevo, un auto nuevo. Todo encaja en la última semana. Esperamos correr lentamente, paso a paso, carreras cortas al principio. Es lo que hicimos", aseguró, templado. Consciente del escaso margen de maniobra y de lo mal que funcionó el chasis Dallara preparado en el McLaren Technology Center en Inglaterra -retocado hace días-. Pero confiado.

Ver esta publicación en Instagram

Simulator day. #indy500 #mclaren #charlotte 🇺🇸

Una publicación compartida de Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) el

"Si probablemente hubiésemos podido realizar las vueltas de instalación al mediodía, tal vez hubiese descubierto estos problemas. Entonces tienes horas para trabajar en el automóvil y prepararte para la tarde. El clima lo retrasa todo. Haces la vuelta a las 5:30 p.m. y no hay espacio para volver a la pista a tiempo", diagnosticó el piloto asturiano que tendrá que resplandecer en el trazado americano si quiere competir con garantías de victoria.

Por último, el otro español en liza, Oriol Servia, finalizaría en el tercer puesto de la sesión de tarde. Llegó a rodar en en 222,755 millas (358.489 kilómetros por hora), dentro de las 38 vueltas que completaría con el equipo The Arrow Schmidt Peterson Motorsports. Tanto él como Alonso y el resto de competidores están llamados a saltar a la pista el domingo 26 de mayo en busca de la gloria en el "Mayor Espectáculo Automovilístico" del año en Estados Unidos. Y deben tragar lo bueno y lo malo de este test que ha acontecido a 32 días de esa mítica carrera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.