www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Novela

Donna Leon: En el nombre del hijo

domingo 05 de mayo de 2019, 20:06h
Donna Leon: En el nombre del hijo

Traducción de Maia Figueroa Evans. Seix Barral. Barcelona, 2019. 312 páginas. 18,50 €. Libro electrónico: 12,34 €.

Por Federico Aguilar

Donna Leon, una de las grandes damas del crimen, se instaló en Venecia, donde ha permanecido numerosos años, desde 1981. Sin embargo, no hace mucho, abandonó la ciudad de los canales, horrorizada ante el turismo masivo. La escritora norteamericana (Nueva Jersey, 1942) “emigró” a un tranquilo pueblo de las montañas suizas. Aunque visita con frecuencia su querida Venecia, donde sigue viviendo su carismático personaje, el comisario Guido Brunetti, una de las figuras más seguidas de los miles y miles de lectores de novela policiaca, que protagoniza una exitosa serie comenzado en 1992 con Muerte en la Fenice, que esperan ansiosos una nueva entrega de sus aventuras.

Y Donna Leon continúa surtiéndoles de su alimento, que le ha valido numerosos galardones, como el Premio Carvalho, al que da nombre el singular detective creado por Manuel Vázquez Montalbán. Con En el nombre del hijo nos llega la vigésimo octava entrega con una Donna Leon en plena forma, igual que lo es Brunetti que debe sortear las manadas turísticas en sus investigaciones por Venecia. Así lo hace cuando su suegro, el conde Falier, le convoca a un encuentro al comienzo de la novela: “Quería hacerle una consulta. La primera reacción del yerno, ya que se trataba de un día cálido de principios de primavera, había sido calcular la manera más fácil de ir a pie entre la questura y el palazzo sin quedar atrapado en ninguna de las rutas migratorias de los rebaños de turistas que a esas alturas del año ya eran habituales”.

El conde Falier quiere hablarle de su amigo, el español Gonzalo Rodríguez de Tejeda afincado en Venecia, que ha amasado una enorme fortuna en el comercio del arte. Pero ya en la ancianidad lleva una existencia tranquila acompañado de una pareja mucho más joven que él, a quien desea adoptar como hijo para que pueda heredar. La familia y amigos de Rodríguez de Tejeda no ven precisamente con buenos ojos esa decisión, que consideran absolutamente enloquecida. De esa opinión participa el suegro de Brunetti, que, además, siente un oscuro presentimiento de que esto abrirá una caja de Pandora de imprevisibles consecuencias. Y, en efecto, el conde Falier no se equivoca. Como es obligado en el noir, se comete un crimen en uno de los más lujosos hoteles venecianos. El comisario Brunetti se hará cargo del caso.

En el nombre del hijo, donde se intensifica una estructura apoyada en numerosos diálogos, no defrauda. Entretenimiento asegurado y más, con una reflexión de fondo en torno a cómo nuestras decisiones inciden en los demás.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios