www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Entrevista

Aída Nízar: “Lo más difícil ha sido ocultar el nombre del político al que amé”

sábado 02 de agosto de 2008, 21:00h
¿Por qué y cómo surgió la idea de escribir un libro?
Cansada de ver que la gente no lucha por lo que quiere, pretendía transmitir mi fuerza. Hay muchos libros de autoayuda, de vivencias que no llevan a ninguna parte. Todos sufrimos por amor, por el trabajo, por los amigos, por la familia, etc. Yo, al igual que el resto, pero lo que me diferencia es que lo he superado. El libro es una mezcla de vivencias personales con pinceladas de lo que sucede entre bambalinas con los famosos. Porque si hay algo que no me gusta es cuando la gente da consejos sobre aquello que no ha vivido. Quiero que el público sepa que los políticos y los famosos del mundo del corazón también sufrimos. En mi libro pretendo ayudar a superar, desde una humillación pública, un despido

¿Le han apoyado personalidades importantes en la presentación del libro?
Sí. Está prologado por Javier Sardá, presentado por Mercedes Milá y avalado por Ramón Tamames y Ramoncín entre otros.

¿Qué lector es el de Aída?
En su mayoría, mujeres. Pero lo más curioso es que, durante la Feria del Libro, pasaban muchos patrimonios, que se quedaban mirando y, por la tarde, ere el marido el que venía a comprar el ejemplar para su mujer. Llevamos 5.400 libros vendidos y vamos por la segundo edición.

¿Qué ha sido lo más duro de narrar?
Ocultar el nombre de la persona política a la que amé. También ha sido duro contar una infidelidad: pillé a mi novio en la cama con otra.

¿A qué político le daría una buena reprimenda?
A Zapatero.

¿Por qué?
Por no reconocer que cualquier ciclo económico es una parábola, que tiene subidas y bajadas, eso es inevitable. Es importante que reconozca el problema.

¿Qué puesto político le gustaría ocupar a Aída?
La Presidencia. (Se carcajea).

Me lo imaginaba (risas). ¿Qué candidato político actual sería capaz de ser Presidente?
Rosa Díez.

¿Por qué?
Es una mujer que sabe lo que quiere. Es valiente y tiene mucha fuerza.

Habla en su libro del mafioso y oscuro mundo del corazón. Habiendo sido contertulia de lateshows como “Crónicas Marcianas”, ¿qué tiene que decir de los profesionales, los productores y las cadenas que las dan soporte y espacio?
Ni los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos. Somos audiencia. Se echa de menos a la “Aída revolucionaria” de antes.

¿Ha llegado a sentir vergüenza ajena en un programa de corazón?
Vergüenza ajena, jamás. Este trabajo está bien pagado. Además, uno sabe a lo que va y a lo que se expone. Lo que sí da pena es la imagen de “madre coraje” que quiere dar Belén Esteban. Tiene que llorar para permanecer en la televisión.

Arranca el espacio de radio, ¿Cómo afronta este reto?
Estoy orgullosa de que haya contado conmigo un grupo tan importante como Vocento para trabajar en Punto Radio. Estoy en la radio de los grandes como María Teresa Campos, Luis del Olmo, entre otros. Es un programa diario que se llama “Aída y Jordán”. Además no estoy sola, tengo una compañera que se llama Lucía Jordán, es un encanto y sin ella no sería posible.

¿De qué trata?
Es un programa que se emite desde el 1 de agosto desde las siete y media de la tarde. Estamos dando guerra. Será un espacio muy fresco en el que se conecta con casas de verano de los famosos, qué comidas preparan, qué lugares recomiendan…

¿Qué e hace falta a Aída para completar su vida?
Aída tiene una gran familia, unos amigos estupendos que son mi gran éxito. Tiene satisfacción profesional, además de muy ilusionada con lo de Punto Radio y Aída quiere compartir todo eso.
Pero me falta enamorarme de una persona como a la que admiré.

¿Y no tiene a nadie?
No hay candidatos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.