www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ensayo

Cristóbal Marín: Huesos sin descanso

domingo 12 de mayo de 2019, 19:26h
Cristóbal Marín: Huesos sin descanso

Debate. Santiago de Chile, 2019. 287 páginas. 20 €. Libro electrónico: 8,99 €.

Por Joaquín Escobar

En Huesos sin descanso, Cristóbal Marín, con una prosa delicada y sin grietas, construye una crónica vertiginosa en la que conviven recuerdos personales e históricos. A lo largo del texto asistimos a una obsesión narrativa determinada por los huesos de los muertos. Sus formas y colores desde niño le generaron curiosidad, por lo mismo, el libro es un viaje a los núcleos centrales de la infancia. Desde esta posición temporal, Marín recuerda el impacto de los primeros occisos que vio en el campo, volcando su interés en observar los olvidados rituales campestres.

Tenemos frente a nosotros un libro íntimo que deviene en público. Así como están latentes los antepasados de Marín y sus múltiples historias de entierros, fantasmas y cementerios familiares, también, hay lugar para la sociología y el análisis político-cultural. Las experiencias personales con la taxidermia, así como la conservación del cuerpo de Jeremy Bentham, lo llevaron por múltiples y diversos caminos. Recién pudo estacionar estas inquietudes cuando conoció la historia de los fueguinos que fueron llevados a Londres durante el siglo XIX. Allí se vio enfrentado a una historia cruel que lo conmovió y que quiso retratar.

A Marín le interesa el relato de un grupo de autóctonos que obligados a dejar sus tierras son llevados hasta Europa. Luego de un largo viaje, con las enfermedades y complicaciones que ello traía consigo, se les exhibe como mercancías en zoológicos humanos. Hay un proceso de cosificación al que los fueguinos son sometidos para que un grupo de científicos realicen estudios con sus cuerpos, es decir, hay un proceso de deshumanización total en vías de lo que se considera progreso.

El nivel de despojo al que fueron sometidos los fueguinos fue tan brutal, que en el primer viaje que realizaron en el Beagle perdieron incluso sus nombres. La reasignación de sus identidades, mediada por nombres cristianos, permitía mostrarle al resto de la sociedad europea el poder de conversión que traían consigo los procesos de evangelización. Detrás de todo este proceso hay un fin netamente político sobre el cual construir un imaginario cultural a partir del lenguaje.

El texto va y viene, sin detenerse, abriéndose camino más allá de la crónica. Si bien es cierto que este género es la estructura principal de Huesos sin descanso, también hay espacio para un bien logrado trabajo ensayístico que combina historias cotidianas (como los paseos del narrador por las calles de Londres) con potentes dosis de intertextualidad (Wolff, Descartes, Bello). Tales cruces le entregan potencia a un texto que está bien entramado, pues, pese a la abundante información que nos entrega logran cuajar las piezas de manera armónica y necesaria.

Quizás desde otro lugar escritural pero no temático, el libro de Marín dialoga en forma constante con algunos textos de J.M Coetzee. Esta dialéctica entre lo que se considera civilización y barbarie está presente en toda la obra del autor sudafricano, pues, construyó sus relatos a partir de su experiencia con el apartheid y los coletazos que ello trajo consigo. En el caso de Marín, es su condición de flâneur la que lo interna en las formas de esta dialéctica. Aquí no hay un estudio del fenómeno de forma natural, más bien, tiene que remitir a otros para (re) construir una investigación tan contundente como necesaria.

Un libro para pensar el presente desde las construcciones del pasado. Para seguir discutiendo sobre lo que es la civilización y la barbarie, para rebatir las ideas de progreso y desarrollo: en buenas cuentas, para nunca dejar de dialogar con la sociedad y los fantasmas que la atormentan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.