www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Relatos

VV. AA: Las otras. Antología de mujeres artificiales

domingo 12 de mayo de 2019, 19:35h
VV. AA: Las otras. Antología de mujeres artificiales

Edición y selección de textos de Teresa López-Pellisa. Eolas. León, 2018. 346 páginas. 20 €.

Por Aránzazu Miró

Titular “Las otras” tiene mucho de foucaltiano. Las “otras somos nosotras” dice la editora de la antología, Teresa López-Pellisa. Las otras somos las que ni siquiera alcanzamos categoría de “otros”, ni hombres, ni blancos, ni occidentales, trascendiendo la caracterización que hiciera el filósofo Foucault. ¿Acaso una reivindicación como artificiales nos permitiría ir más allá de cómo nos ven los hombres? ¿Es la artificialidad una manera de visibilizar a la mujer?

Las otras: antología de mujeres artificiales es mucho más que eso. Es una recopilación muy interesante de narraciones realmente variadas que tienen a la mujer artificial como centro, punto de partida o como objeto de destino. Del uso de la virtualidad tecnológica, de la mujer como holografía, de la representación en forma de robot o muñeca, ginoide o androide, en su denominación genérica, en forma de ciborg como nos representara Haraway… o sea, en una propuesta variopinta.

Veintiséis relatos componen una antología preparada, seleccionada y prologada con mucho mimo por Teresa López-Pellisa que ha publicado la editorial leonesa Eolas en una colección que le va que ni pintada: Las puertas de lo posible, proyecto del Grupo de Estudios Literarios y comparados de lo Insólito y perspectivas de Género (GEIG). Es esta una edición ampliada de la que en 2015 publicara la editorial trilingüe Díaz Grey Editores de Nueva York. López-Pellisa, miembro del Grupo de Estudios sobre lo Fantástico desde la Universidad de les Illes Balears ha reunido en tres bloques -según materia prima de las protagonistas- las narraciones de un conjunto heterogéneo de autores que no rozan la paridad (dieciséis frente a diez) por lo que, una vez más, abunda la visión de la mujer desde la perspectiva del hombre.

No es, por tanto, novedosa la publicación en cuanto a perspectiva de género, aunque no pierde interés por ello. De hecho, la mujer también artificial, ginoide, sigue fascinando por bella, a pesar de ser robótica (p. 226), por llevar “un vestido que ceñía un cuerpo también muy bello” (p. 224) o por la observación de su “cuerpo joven, de proporciones perfectas, desnudo ante el espejo del baño…” (p.299). Predomina en esta antología de relatos el mantenimiento de estereotipos. Como el juego con el sexo, en el que sigue siendo mayoritariamente el hombre quien nos relata sus escarceos. Por suerte, son tan variados, que acabaremos encontrando historias que rompan los arquetipos, aunque el uso del robot como muñeca sexual no se escapa.

Así, mujeres virtuales, biotecnológicas o robots, los tres marbetes en que se distribuyen los relatos, no unifican más que por materia prima las narraciones, que resultan diversas y atractivas, con una escritura que fluye aunque sea -por supuesto- muy dispar en los estilos, con propuestas muy personales como la expresión deliciosa y metafórica de Patricia Esteban Erlés en “Sad End” o las concisas prosas líricas “Simulacro” e “Imitación” de Ana María Shua.

La elaboración cibernética de la mujer nos permite repensar el uso de la virtualidad, de la tecnología, para entendernos mejor. Se propone la identidad como un flujo o camino de descubrimiento para explicarnos, como mujeres, teniendo en cuenta que el futuro tecnológico siempre remite al pasado, aunque haya quien considere ese pasado como un fantasma. Nosotras, las que podríamos ser las otras, somos mucho más que mujeres virtuales, tecnológicas, biotecnológicas, ginoides o avatares, pero estos relatos proponen que consigamos hacernos entender. Son, ante todo, literatura de la vida en que la mujer no deja de ser el arquetipo presupuesto, plasmación de sentimientos de y desde la mujer.

La lectura es realmente amena y, por la variedad, sorprendente. Con pocos altibajos, es una antología de altura en la que destaca un prólogo realmente cautivador que sitúa los mitos clásicos y sus correspondencias con las perspectivas de lectura, recorriendo los novedosos puntos de vista que se ofrecen y los temas tradicionales que se revisitan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (4)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.