www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

JORNADA 6

Giro. Caída de Roglic, Majka y Zakarin, con victoria para Fausto Masnada

jueves 16 de mayo de 2019, 17:33h
Triunfo por vez primera una fuga y Valerio Conti se hizo con el liderato. Clasificaciones

Primoz Roglic avisó este miércoles que la etapa de este jueves esa idílica para ceder la maglia rosa. Y siguió esa idea al pie de la letra. No desgastar a sus compañeros ahora, en la defensa del liderato en la clasificación general, se convirtió en la estrategia del corredor esloveno que se lució en la crono inaugural y apunta a hacer grandes cosas en lo que queda de la ronda transalpina. Por ello, el Jumbo-Visma se tomó el día libre y triunfó la fuga, por vez primera en esta edición.

Necesitaba Roglic que los escapados de turno gozaran del nivel adecuado para superar los 238 kilómetros planteados por la organización, entre las localidades de Cassino y San Giovanni Rotondo. El viraje del recorrido desde la costa del Tirreno a la del Adriático se erigió en propicia para que los aventureros hicieran hueco y lo lograría, con permidos de los favoritos a la gloria. Siendo el triunfador del día Fausto Masnada (Androni Giacattoli).

El italiano de 25 años fue el más listo de la fuga y añadió esta gesta a un palmarés que ya contaba con dos entorchados en el reciente Tour de los Alpes. Se está coronando en este 2019 como un nuevo puntal dentro del ciclismo transalpino y, para mayor orgullo patrio, su compatriota Valerio Conti (UAE Emirates) se enfundó la maglia rosa. Éste, de 26 años, que ganó una etapa en la Vuelta a España de 2016, sacó tajada para subir a lo alto del podio.

Los candidatos entendieron que la de esta jornada no era su guerra y eligieron descansar las piernas. Así, el pelotón dejó transitar a 13 escapados. La nómina estaba conformada por corredores como los españoles José Joaquín Rojas (Movistar) y Rubén Plaza (Israel), el costarricense Andrey Amador y los ya mencionados. Siendo Conti el mejor clasificado en la general en el momento en el que entrearon en ignición, con una desventaja con respecto a Roglic de 1:59.

El patrocinio del Jumbo-Visma y del resto de escuadrones con ciclistas con ambición abonó el terreno para que la brecha de los fugados se uniformara de colchón. Y pronto supieron que se jugarían la victoria de etapa en la primera llegada no masiva de esta edición del Giro. Pero, como viene siendo habitual en esta carrera, no hay día sin sustos. Y Roglic se vio involucrado en una caída que afectaría también a ilustres escaladores como Rafal Majka e Ilnur Zakarin. Sin más consecuencias que un rasponazo en un costado.

La escapada viajaría, controlada, con una ventaja de seis minutos. Los escapados trabajarían con solidaridad y coordinación para asegurar que este día no verían una llegada al esprint y que la victoria correría a su cargo, en San Giovanni Rotondo, en la Puglia. Allí, cientos de aficionados rindieron homenaje al Padre Pío, la figura religiosa más venerada de Italia y un personaje convertido en parte de la cultura popular, ante la que se postran los deportistas. Sin ir más lejos, el propio Bartali le visitó en pleno Giro de 1947 para confesarse. Y también lo hizo, sin confesión, la leyenda Fausto Coppi.

Ver esta publicación en Instagram

Sometimes dreams come true 🇮🇹 . @valerio.conti_ . 📸@fizzaazzif . #UAETeamEmirates #RideTogether #YearofTolerance #Giro

Una publicación compartida de UAE Team Emirates🇦🇪 (@uae_team_emirates) el

El asunto es que el final de la etapa, en ese encuadre religioso, contenía un obstáculo previo. Se trataba del ascenso a la Coppa Casarinelle, un puerto de segunda categoría, que desplegaba un 9% de desnivel medio y cuya cima se alzaba a 12 kilómetros de la meta. Y fue el español JJ Rojas el que abrió el fuego en las primeras rampas. Le siguió Masnada, colocándose Valerio Conti a su rueda. Este movimiento dejó a la dupla italiana con 30 segundos de ventaja sobre Rojas, Plaza y Carboni. Con el pelotón a una eternidad.

Finalmente, Masnada y Conti se entendieron bien en el reparto de los reconocimientos: para uno la etapa, para el otro el liderato de la general. Mantuvieron el medio minuto de diferencia sobre sus perseguidores y los grandes favoritos se presentaron en meta con más de cinco minutos de retraso. En todo caso, Roglic sigue con 35 segundos sobre Simon Yates y 39 respecto a Vincenzo Nibali. Aunque habrá de lamerse las heridas para afrontar el primer final en alto, que emerge este viernes con rampas del 11%.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.