www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BALONCESTO

NBA Playoffs. Los Warriors se duermen pero Iguodala congela a los Blazers

viernes 17 de mayo de 2019, 19:42h
La defensa de Golden State despertó en el tercer acto y los visitantes perdonaron una oportunidad única.

Los rotundos triunfos ante Houston Rockets en los partidos quinto y sexto de las semifinales de la Conferencia Oeste dibujaron la hoja de ruta de los Warriors. El plan es no forzar el regreso de Kevin Durant a no ser que la presente eliminatoria ante los Blazers se tuerza sobremanera. Confía el cuerpo técnico en el rendimiento coral de la plantilla que defiende tíitulo. No obstante, la estrategia de ampliar el número de jugadores de la rotación les salió redondo en el primer duelo de la serie.

Pero la cosa se complicaría en el segundo duelo disputado en el Oracle Arena entre Golden State y Portland. Porque los californianos bajaron sus revoluciones, concentración defensiva y ritmo de ataque y a punto estuvieron de pagarlo muy caro. De hecho, los visitantes se dispararon antes del descanso hacia una ventaja que llegó a rondar los 20 puntos. Una barbaridad que retrató la relajación de los campeones actuales. Con Damian Lillard sin haber anotado un solo punto en ese tramo.

Steve Kerr aprovechó el paso por vestuarios del intermedio para arengar a los suyos y subrayarles que, sin Durant ni Cousins, el talento no va a ganar partidos en solitario a estas alturas. Si no hay una base de trabajo, solidaridad de esfuerzos e intensidad elevada, la calidad invidividual no resulverá. Sus subordinados lo entendieron y entraron en ignición en un tercer cuarto todopoderoso (39-24). En ese trecho desataron un parcial de 13-0 que volvió a equilibrar el envite. Fueron dos minutos de erupción en los que Portland sintió temblar a su confianza previa.

Finalmente, los Warriors definieron en un desenlace apretado en el que rubricaron su actuación trascendental Draymond Green y Andre Iguodala. La defensa gritó protagonismo con esos dos nombres superlativos. Uno anotaría la canasta decisiva y el otro le robó la bola a Lillard cuando este se disponía a embocar el triple que habría enviado el duelo a la prórroga. Se zanjó así el 2-0 en el cruce de los Warriors, tras sobreivvir a sus fantasmas de complacencia y ganar por 114-111 el segundo partido ante Portland. Defendiendo la ventaja de cancha y colocando a los de Oregon en una posición dura desde el prisma mental.

Y es que la franquicia con sede en el Moda Center mandó durante casi todo el minutaje, en sensaciones, ardor y resultado. En la primerta parte tiró del carro CJ McCollum (22 puntos), bien acompañado por los secundarios. En los dos cuartos finales apareció, al fin, una versión reconocible -que no pletórica- de Lillard. Dame se iría hasta los 23 puntos, 10 asistencias, cinco rebotes y un tapón. Y sumaron de manera notable Seth Curry (afinado en los momentos clave, con 16 puntos, 4 de 7 en triples, dos asistencias y cuatro robos) y Meyers Leonard. Mas no sería suficiente para neutralizar la reacción competitiva local.

Draymond Green (16 puntos, 10 rebotes, siete asistencias y cinco tapones) gobernó el guión en el tercer y en el último periodos, apuntalando la exhibición de un Steph Curry que ha asumido con consistencia los galones de Durant. El base, dos veces MVP, acumularía 37 puntos, incluidos cuatro triples de 14 intentos, ocho rebotes y ocho asistencias. Y Klay Thompson, que fue de menos a mas, acabó con 24 puntos. El triplista anotó 13 de los 39 puntos de su equipo en el tercer cuarto.

Además, cuando la tensión y la igualdad rimaron, asomarían nombres de segunda fila como Kevon Looney (14 puntos y ocho rebotes) y Jordan Bell (11 puntos, dos trobos y un tapón). Andre Iguodala (cuatro puntos, cuatro asistencias y cinco rebotes) se volvería a salir en la defensa sobre el major anotador rival, comandando el resurgir del compromiso en el achique coral de su escuadrón. La mejor cara en ambos lados de la cancha de los Warriors resolvería. Eso y el robo de Andre a Lillard a 4,3 segundos para la conclusión.

"Iguodala y Green han sido nuestros grandes salvadores porque volvieron a demostrar que saben como jugar en equipo y además ganar partidos. Su aportación demostró porque somos los campeones de liga", declararía Steph Curry, que lleva tres partidos seguidos embocando al menos 30 puntos, al término del minutaje. Su conjunto no vivió el mejor día en cuanto a tino (31% en triples, 51% en tiros de campo y 77% desde la personal), mas supieron ajustar para aplacar a unos Blazers a los que se les escapó la victoria balsámica que necesitaban a pesar de su 46% en tiros de tres. La pobre actuación de Kanter y los problemas de faltas de Collins les cercenó su presencia en la pintura y también perdieron el rebote (50 a 37).

Steve Kerr reflexionaría sobre lo sucedido de este modo: "Hemos conseguido una gran victoria, pero tenemos que analizar con tranquilidad la estadísticas, porque no podemos permitirnos el fallar tanto desde la línea de personal ante un rival como los Trail Blazers. Al final lo importante es la victoria, pero debemos trabajar más de cara al futuro de la serie que no ha hecho más que comenzar". Sabe el técnico que no es probable que Lillard y McCollum se sigan mostrando tan irregulares, por lo que ha de mantener viva la motivación y tensión competitiva en sus jugadores si no quiere sufrir un susto o un desgaste demasiado prolongado, atisbando el paseo triunfal de los Bucks en el Este.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.